Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Galicia afronta una de las mayores subidas de la vuelta al cole de España

Los precios de productos y servicios relacionados con la educación aumentan un 6,8% en la comunidad, frente al 6,47% estatal | Es el año con mayor inflación desde 1984

Vuelta al cole. Ferran Nadeu

Con una inflación del 10,2% interanual, España se enfrenta a la vuelta al cole más encarecida con respecto al año anterior desde 1984. Pero el dato es peor en Galicia, donde el coste de la vida se incrementó un 11,1%. Solo Castilla y León y Castilla-La Mancha muestran aumentos en los precios más elevados que el gallego (11,6% y 12,7%, respectivamente). Y en lo que respecta a la educación, también los gallegos salen peor parados que el conjunto de los españoles. Las categorías de vestido y calzado, transporte, ocio y cultura y enseñanza, que mide por separado el Instituto Nacional de Estadística (INE) en el índice de precios de consumo (IPC), se encarecieron una media de un 6,47% en España, pero la cifra escala hasta el 6,82% en el caso de Galicia.

Según datos de la OCU correspondientes al curso 2021/2022, escolarizar a un hijo suponía un desembolso anual estimado en 1.890 euros en España, una cifra significativamente más alta que los 1.125 de Galicia. Eso sí, el dato esconde importantes diferencias en función de si los centros son públicos, concertados o privados. En el primer caso, el gasto era de 968 euros, una cifra que ascendía a los 2.704 euros en el caso de los colegios concertados y que se disparaba hasta los 6.227 en el caso de los privados. La mayor partida de gasto consiste en la escolarización propiamente dicha, es decir, en la matrícula, cuyos precios presentan cuantiosas diferencias en función de la titularidad del centro. Pero hay otras partidas que también supusieron un desembolso importante para las familias el pasado curso: 184 euros en el caso de los libros de texto, 176 euros en el de los uniformes (aquellos que lo utilizan) y 88 euros destinados a material escolar.

Y el encarecimiento del coste de la vida lleva más de un año teniendo un impacto superior en Galicia que en el conjunto de España. Para encontrarse con un mes en el que la inflación gallega sea más baja que la del total del país hay que remontarse a enero de 2021, cuando el dato autonómico fue del 0,4% y el estatal, del 0,5%.

Eso sí, a mitigar el superior impacto que sobre el bolsillo de los gallegos tendrá el encarecimiento de la vuelta al cole ayudará en buena medida el ahorro del que han hecho acopio durante los últimos meses. Según datos del Banco de España, los ciudadanos de la comunidad lograron aumentar, a pesar de la alta inflación, sus niveles de ahorro en los últimos meses. Así, a lo largo del primer trimestre de este año, las huchas galaicas engordaron con 630 millones de euros más, una cifra que asciende a los 2.700 millones para los 12 meses anteriores y a los 8.200 millones si se cuenta desde el nivel previo a la pandemia. Este esfuerzo de contención permitió que los depósitos gallegos superaran los 76.000 millones de euros el primer trimestre de este año.

Escolarizar a un hijo en Galicia supuso el pasado curso un coste de 1.125 euros

Además, las familias tendrán este septiembre un as bajo la manga con el que no contaban hace un año. La reforma del sistema educativo emprendida por el Gobierno central, la LOMLOE (más conocida como Ley Celaá), obliga a la Xunta a aumentar su gasto en renovación de libros de texto para que las familias más vulnerables económicamente puedan acceder a material escolar. Y la evolución del desembolso no es menor. Si el Ejecutivo de Núñez Feijóo destinó el curso pasado 17,4 millones de euros a esta partida, el de Rueda verá cómo esa cifra ha de aumentar hasta los 25,6 millones. O lo que es lo mismo: un incremento superior al 47,12%. La comunidad, en materia de libros, cuenta con un sistema de ayudas para alumnos desde 3º de Primaria a 4º de ESO.

En caso del pasado curso académico, se repartieron de forma gratuita más de 464.000 libros, lo que permitió alcanzar al 70% del alumnado, según detalló en abril el entonces presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. Además, 29.000 estudiantes más se beneficiaron de ayudas para adquirir estos libros y otros 93.000 recibieron vales para material escolar diverso.

El papel duplica su precio con respecto a hace un año

De entre los productos que más han contribuido a subir el IPC a punto de nieve destaca el papel, cuyo coste ha llegado a duplicarse en cuestión de un año. Pero hay otros productos a los que habrá que recurrir esta vuelta al cole que no experimentarán encarecimientos tan disparatados.

“Tenemos que dejar de ver la educación y los libros como un gasto y empezar a verlos como una inversión”. Quien habla así es Pilar Rodríguez, que regenta una de las librerías y papelerías más reconocidas Galicia, la ourensana Padre Feijóo. Explica también que este será el primer año que aumenta el precio a unos lápices que lleva décadas comercializando y cuya etiqueta no había tenido que cambiar “desde que pasamos de pesetas a euros. Estaban a 40 céntimos y ahora, por primera vez, suben a 45”. Pero aclara: “En relación a otro tipo de cosas, no creo que sea lo más importante. También subieron los hoteles y la gente se fue de vacaciones”.

Compartir el artículo

stats