Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El astillero Gondán registra una oferta de compra por las instalaciones de Barreras

Buques de apoyo a la eólica “offshore”,asignados por Edda Wind a Gondán. Gondán

Hijos de J. Barreras inició la construcción de cuatro buques en los últimos siete años, pero solo remató uno. Fue el flotel (o unidad habitacional flotante) Reforma Pemex, cuya armadora, la compañía estatal mexicana Pemex, era accionista mayoritaria del astillero. Un quinto barco, que entró en vigor en octubre de 2018, nunca se empezó. Así que las instalaciones disponibles, que convierten a la compañía en la de mayor envergadura del naval privado en España, han estado más que por debajo de su capacidad.

Con falta de espacio en Castropol, lidera el mercado en España de buques de apoyo a torres eólicas “offshore” | El proceso entra ahora en la segunda fase, previa a las auditorías finales

Barreras cuenta con dos concesiones de la Autoridad Portuaria de Vigo, que suman 64.615 metros cuadrados, y una superficie adicional privada –entre Beiramar y la calle Tomás Alonso– de otros 22.400. Este, el de los espacios, es el gran atractivo de Barreras; su propietario final, el fondo norteamericano Oaktree –a través de una red de sociedades que rematan en Islas Caimán–, busca un comprador que le permita dar carpetazo a su aventura industrial en Vigo. Casi 90.000 metros cuadrados que buscan actividad. Y uno de los principales astilleros del país tiene carga de trabajo pero necesita sitio, y ha visto en la salida de Oaktree una oportunidad de futuro. Se trata de Astilleros Gondán (Puerto de Figueras, Castropol), que ayer formuló una oferta de compra por Hijos de J. Barreras, según pudo contrastar FARO.

Tuvo que renunciar a dos barcos, cedidos a Balenciaga, por falta de espacios

 La compañía que dirige Álvaro Platero entregó su propuesta de mañana, el último día en el que la consultora contratada para ejecutar el proceso, Kroll, tenía abierta la ventanilla para los interesados. En esta nómina figura, como avanzó este periódico, otra empresa de capital asturiano, Armón, que cuenta en Vigo con uno de sus pulmones de actividad. Sus instalaciones de Beiramar, con cerca de 17.000 metros cuadrados de concesión, se han especializado en buques pesqueros y oceanográficos. También se había dirigido a Kroll la firma Marina Meridional, división naval de Grupo Argos (del veterano José Alberto Barreras, dueño de la desaparecida Vulcano), aunque no ha trascendido si finalmente lo registró de manera formal. Desde el entorno de Barreras no han aclarado cuántas han recibido, aunque la pasada semana aseguraban contar con nueve sociedades “interesadas” en la transacción.

Buques de apoyo a la eólica “offshore”,asignados por Edda Wind a Gondán. Gondán

  La unidad productiva

 El interés de Gondán, y sobre el que gira su oferta, es por la unidad productiva. Entre las posibilidades barajadas por Oaktree figuraban tanto la venta de la sociedad en su conjunto –compraventa accionarial– como de parte de los activos. Los sanos, eso sí, toda vez que sobre Hijos de J. Barreras SA penden múltiples frentes judiciales. El más cuantioso asciende a 57 millones de euros y se dirimirá el próximo verano en un tribunal londinense. La armadora noruega Havila Kystruten encargó al astillero la construcción de dos cruceros para realizar las rutas Bergen-Kirkenes, pero los trabajos en las gradas se suspendieron en julio de 2019 y no volvieron a retomarse. Havila, además del dinero entregado a Barreras para el proyecto (37 millones), reclama 10 millones por buque, que tuvo que contratar después en Tersan (Yalova, Turquía). También están los 28 millones adelantados por Naviera Armas para un ferri que nunca arrancó, amén de la cascada de demandas por facturas impagadas de proveedores. Ninguna de ellas pudo derivar en una demanda de concurso necesario porque el Gobierno extendió, a causa del COVID, una protección anticoncursos hasta el 31 de diciembre.

Botadura en Gondán de un buque de apoyo a la eólica offshore. Gondán

De prosperar la opción de Gondán –o la de Armón, así como otro astillero que solo opte a la unidad productiva–, el juzgado de lo Mercantil podría aprobar la primera operación de prepack concursal de Galicia. Es una figura nueva en España –apenas se ha utilizado en juzgados de Barcelona–, pero viene amparada por una directiva comunitaria, y permite acelerar un proceso de liquidación con la venta de una unidad productiva para evitar un mayor deterioro de su valor. Permite delimitar qué se entiende por unidad productiva, de hecho. Por ejemplo, separando la concesión, maquinaria y terrenos privados de Barreras, dejando los pasivos contingentes de Havila, Armas fuera y demás del proceso. Se crearía una especie de banco malo del astillero. Sea cual sea la opción elegida, la Autoridad Portuaria de Vigo debe validar también la transacción.

 

1.Último día
Ayer remató el plazo para formular ofertas no vinculantes por Hijos de J. Barreras. Tras este primer paso, se seleccionará a las que hayan hecho una opción más consistente.
2.Pre-pack concursal
Es la opción preferida, también para Gondán. Se delimitaría la unidad productiva y los activos de Barreras con contingencias pasarían a una especie de banco malo.
3.Tope hasta marzo
Kroll pretende cerrar la venta antes de final de año, pero se da un plazo máximo adicional de dos meses. Entiende que el 28 de febrero expira la protección anticoncursal diseñada por el Gobierno para evitar la quiebra de empresas solventes como consecuencia del COVID.

Modelo de negocio

 

A 30 de junio, Gondán contaba con cuatro barcos en su cartera de pedidos, todos para la noruega Edda Wind para trabajos de apoyo e instalación de parques eólicos marinos (denominados Commissioning Service Operation Vessel, CSOV, en el argot del sector). El astillero es, a día de hoy, principal referencia del naval español en este segmento. A esta carga de trabajo se suma la construcción de diez ferris eléctricos para el operador de transporte fluvial de pasajeros portugués Transtejo, que refuerza la división de fibra de la empresa asturiana. Este volumen de actividad ha llevado al equipo de Platero a planificar una compleja remodelación de sus instalaciones, precisamente por falta de espacio. De hecho, ha tenido que renunciar a dos unidades más –fueron cedidas a Balenciaga– ante la imposibilidad de cumplir los plazos de entrega con su actual equipamiento.

Gondán, con 95 años de permanencia en su actual emplazamiento de Figueras y una tradición dinástica previa de carpinteros de ribera que se remonta a la segunda mitad del siglo XIX, pretende seguir encuadrándose como un astillero mediano y de síntesis, altamente especializado en barcos tecnológicamente cada vez más avanzados y sofisticados, y de mayor valor añadido, y construidos no en serie sino a la medida.

Compartir el artículo

stats