Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La automoción sufrirá la falta de chips al menos hasta el segundo trimestre de 2022

Trabajadores de Stellantis Vigo en el primer día tras volver de la parada estival. | // MARTA G. BREA

Stellantis Vigo inició ayer una parada en sus dos líneas de producción que se extenderá hasta el domingo. Una semana entera sin actividad en Balaídos. El motivo es la falta de semiconductores, un problema a escala global que afecta a todos los fabricantes y que está dejando un reguero de plantas paralizadas.

Se dejarán de fabricar 7,1 millones de coches a nivel global | Las fábricas de Malasia, de las más afectadas | Stellantis Vigo, paralizada, intenta reactivar la producción el fin de semana

Las previsiones más optimistas señalaban este segundo semestre y, principalmente, finales de año como un posible punto de inflexión para que el abastecimiento de este componente clave retomase la normalidad. Sin embargo, la automoción seguirá sufriendo las consecuencias de la escasez de microchips por lo menos hasta el segundo trimestre de 2022, tal y como apunta la consultora especializada IHS Markit, que cifra entre 6,3 y 7,1 millones de vehículos que se dejarán de fabricar en todo el mundo este año, estimación en la que no figura el recorte de producción de un 40% anunciado por Toyota para septiembre.

  • Stellantis Vigo regresa en medio de la crisis de microchips

El último informe de la consultora, de referencia para el sector (incluido el clúster Ceaga), recoge que pese a que han quedado atrás los problemas de incendios o temporales que afectaron a fábricas en Japón y EE UU, “la capacidad de las fábricas sigue siendo escasa”. Los microchips que usan los vehículos son los mismos que emplean otros aparatos electrónicos como tablets, ordenadores o videoconsolas, productos de una alta demanda especialmente por la pandemia y los confinamientos.

“El tercer trimestre seguirá registrando interrupciones, cada vez más importantes”

Mark Fulthorpe Analista de IHS Markit

decoration

El COVID es precisamente el que está provocando los fallos de suministro actuales. El coronavirus sigue afectando a muchos países asiáticos e interrumpe la producción de sus fábricas, como es el de caso de Malasia, donde se encuentra un proveedor de Stellantis Vigo. De hecho, IHS Markit señala a este país como uno de los más afectados por ser “donde se realizan muchas operaciones de embalaje y prueba de chips”. “Varios de estos países han visto aumentar su promedio de infecciones en las últimas dos semanas y la amenaza constante de que el COVID-19 afecte a los trabajadores de otros países es real”, comentan los analistas encargados del informe, Mark Fulthorpe y Phil Amsrud.

Ante los avisos de fabricantes como Intel o Infineon de que la situación puede persistir durante todo el año 2022, desde la consultora apuntan al menos al segundo trimestre del próximo año, para el que esperan una “estabilización de la oferta”.

Con este panorama, las pérdidas de producción calculadas son de 1,44 millones de unidades en el primer trimestre, 2,6 millones en el segundo y del orden de 1,8 a 2,1 millones de unidades para este trimestre, que según Fulthorpe “seguirá registrando interrupciones, cada vez más importantes”. En total serán hasta 7,1 millones de coches.

Balaídos

Mientras, las fábricas de vehículos siguen parando y acumulando pérdidas de producción al no disponer de microchips. Stellantis Vigo inició ayer la parada de una semana entera para sus dos líneas comunicada el pasado jueves a su plantilla, con lo que dejará de producir hasta la fecha un total de unos 80.000 vehículos debido a esta crisis. Aunque, si las previsiones más optimistas de la firma se cumplen, pueden ser menos. La dirección trabaja en intentar acortar el paro previsto y reactivar la planta al menos un día este mismo fin de semana, antes del regreso anunciado para el lunes 30 de agosto.

Fuentes de los sindicatos trasladaron que los responsables del turno de fin semana avisaron a los grupos de trabajo para que estuvieran listos en caso de que se pudiese retomar la producción. Balaídos produce unos 1.200 vehículos en el turno de fin de semana (sábado y domingo juntos) entre las dos líneas.

Compartir el artículo

stats