Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La letanía de ser proveedor de Barreras: la compañía tarda 8 meses en pagar facturas

Imagen de los trabajos en el crucero Evrima, que genera unas deudas de 20 millones

Imagen de los trabajos en el crucero Evrima, que genera unas deudas de 20 millones Alba Villar

A cierre de 2018, Hijos de J. Barreras tenía cuatro buques en cartera. Un crucero de ultralujo para la marca The Ritz-Carlton Yacht Collection (de la naviera Cruise Yacht, propiedad del fondo Oaktree), dos ferris Ro-Pax (con carga rodada y pasaje) para Havila Kystruten y otro para Naviera Armas.

Las deudas del “Evrima” rondan los 20 millones de euros | CC OO acusa al equipo de Prothero de seguir desviando equipamiento del astillero para los trabajos en Santander

El volumen de trabajo en Beiramar era intenso y llegó a superar los 1.800 operarios, con los de la industria auxiliar, en los distintos turnos. El periodo medio de pago a los proveedores –entre compra de materias primas y trabajos realizados por proveedoras rozó los 100 millones de euros en costes– fue de 53,7 días, como figura en la memoria de cuentas de ese ejercicio. En julio del año siguiente se paralizaron los trabajos en los buques de Havila –la construcción del de Armas nunca arrancó–, y los 9,5 millones en facturas de aquel proyecto nunca se pagaron a las auxiliares; el periodo medio de pago pasó a 92 días. Nada que ver con los registros de 2020, ya con el equipo de Douglas Prothero –CEO de Cruise Yacht y ya ex presidente ejecutivo de Barreras– al frente de las operaciones. Ocho meses de media tuvieron que esperar en la industria auxiliar para cobrar –los que pudieron hacerlo– sus trabajos. 234 días.

Los pagos a “otras empresas”, como se clasifica en las cuentas auditadas, ascendieron a 20,2 millones de euros, muy lejos de los 40 del ejercicio anterior, pese al colapso del proyecto noruego y al preconcurso de acreedores. A día de hoy, Barreras tiene unos veinte millones pendientes de pago a las auxiliares del crucero de Ritz-Carlton, el Evrima, como constatan fuentes próximas a la nueva dirección de la empresa, a cargo de la consultora especializada en liquidaciones Kroll. A las deudas con las proveedoras de los Havila se suman unos tres millones de Armas, del que nunca se cortó una chapa pero para el que sí se realizaron trabajos técnicos y compra de materiales. No hay ningún plan sobre la mesa para liquidar este pasivo, que Prothero se había comprometido a saldar en septiembre del año pasado.

  • Barreras propone ahora a las auxiliares quitas para cobrar ya deuda del “Evrima”s
    Cruise Yacht incumple su palabra y contacta con las empresas para rebajas de hasta el 30%

Sí existe una planificación acerca de las deudas del Evrima, que está ahora en proceso de construcción en Santander. A cargo del erario público, eso sí, porque en Beiramar están pendientes de ingresar una subvención articulada en base al Real Decreto 874/2017, que da ayudas para “compensar” una diferencia entre el tipo de interés concedido a fecha de firma del contrato y el tipo de interés comercial de referencia (denominado CIRR) del euro en la fecha de la concesión del crédito. Está pendiente de aprobación por parte del Consejo de Ministros, que la tiene en agenda para la próxima semana. CC OO reclama al Gobierno que sea “exigente” con la concesión de ayudas a la empresa.

“Le instamos a no ensuciar el marco de ayudas del que dispone el naval con las prácticas mafiosas de los responsables de Ritz-Carlton y Oaktree”

Ramón Sarmiento - Delegado del sindicato en Barreras

decoration

“Es imprescindible activar el conjunto de nuestras capacidades administrativas y legales para salvaguardar la integridad de la unidad productiva”, y añade que la compañía “continúa desviando equipamiento” de Vigo a Santander. Las pasarelas de acceso al Evrima, pagadas por el astillero vigués, fueron desmontadas y trasladadas a Cantabria, como publicó FARO. Según Sarmiento, se ha hecho lo propio con andamios, utillaje, equipos de extracción o mobiliario”. Frente a la hoja de ruta de Kroll, que pretende cerrar la venta de Barreras antes de fin de año –el 31 de diciembre expira la moratoria de la ley concursal–, para Comisiones urge la intervención de la Xunta, el Ejecutivo central y el Concello de Vigo.

Vuelven las pintadas a los muros del astillero

Vuelven las pintadas a los muros del astillero Pablo González Gamarra

El extenso muro que separa las instalaciones de Barreras de la carretera llevaban años incólumes, desde que las había mandado limpiar el expresidente José García Costas. Pero ayer amanecieron de nuevo con pintadas, como en los convulsos años de la última crisis. En negro y rojo, el acto vandálico se cebó contra Ritz-Carlton, marca comercial que utiliza la propiedad del astillero (el fondo Oaktree, en última instancia, desde una sociedad de las Caimán), Xunta, Gobierno central y el sindicato UGT.

Compartir el artículo

stats