La guerra de costes de Stellantis se cobra la primera víctima: Denso, fuera de la plataforma STLA de Balaídos

La planta del grupo nipón, que tiene unos 350 trabajadores, pierde los climatizadores del futuro e-2008

Deja de fabricar en junio la refrigeración de motor del modelo actual

La empresa ha planteado iniciar la negociación de un ERTE

Vista general de la fábrica Denso en Valladares.

Vista general de la fábrica Denso en Valladares. / Ricardo Grobas

Adrián Amoedo

Adrián Amoedo

La asamblea general del Clúster de Automoción y Movilidad de Galicia (Ceaga) dejó la semana pasada un mensaje claro para las proveedoras gallegas y un aviso para las administraciones: la planta de Stellantis Vigo no, pero el tejido industrial de su alrededor se encuentra contra la espada y la pared y precisa “todas las ayudas posibles” para ser competitivos. El grupo aprieta a las empresas para que abarate sus costes y baje los precios de cara a las adjudicaciones de piezas del próximo Peugeot 2008, vinculad a la asignación –todavía por confirmar a la espera del Perte VEC– de la plataforma STLA Small. Una guerra de costes que, según ha podido saber FARO, se ha cobrado ya la primera víctima. La factoría viguesa del fabricante nipón Denso, que emplea a unas 350 personas, perdió el contrato para suministrar el sistema de climatización para el nuevo SUV. Es el primer gran proveedor excluido de este crucial reparto.

La multinacional japonesa Denso desembarcó en el área de Vigo en 2005 y lo hizo, precisamente, ante la llamada de PSA para el lanzamiento de la primera generación del Citroën C4 Picasso (B58). En la actualidad, la planta trabaja tanto para Stellantis, principal cliente, como para Renault y, en menor medida, Mercedes-Benz. En el caso de la factoría de Vigo, participan en las furgonetas K9 que se ensamblan en el Sistema 2 y en el todocamino Peugeot 2008 del Sistema 1.

Sin embargo, el primer semestre de 2024 no ha traído buenas noticias para Denso. Primero, por la salida de los sedanes low-cost, los Citroën C-Elysée y Peugeot 301, para los que suministraban piezas; segundo, por la comunicación de la dirección de que a partir de junio dejarán de proveer los módulos de refrigeración del motor para el SUV. Según explican fuentes de la plantilla, la producción de este último componente será internalizada por parte de Stellantis Vigo, como ya hizo con algunos otros procesos o piezas.

Pero la peor noticia llegó con la adjudicación de piezas correspondientes al modelo asociado a la STLA Small. El futuro 2008 que será 100% eléctrico ya no precisará esos módulos de refrigeración del motor, pero sí los sistemas HVAC (siglas en inglés de Heating Ventilation Air Conditioning). Sin embargo, y como ya sucedió en 2017, Denso perdió el contrato en la puja abierta por Stellantis en favor de otro fabricante.

¿Producto chino-marroquí?

Aunque está por ver quién se encargará del contrato de los climatizadores del proyecto SP1, todo apunta a que se trata de nuevo de la empresa china Nanjing Xiezhong Auto-Airconditioner, que provee las piezas para el modelo 2008 actual desde su planta de Marruecos, en la zona de Kénitra, donde se ubica la factoría de Stellantis en el país africano.

Aunque la situación no pinta bien para los 350 trabajadores de la planta, todavía no se sabe cómo afectarán estas noticias a Denso Vigo. Este medio intentó contactar, sin éxito, con la dirección de la planta. A corto, la empresa ha planteado iniciar la negociación de un ERTE (expediente de regulación temporal de empleo) en los próximos días “por causas organizativas y productivas”.

Eso sí, cuando se perdió el pedido de los climatizadores para la anterior plataforma, la CMP, el director general y expresidente de Ceaga, Roberto Cavallo, reconoció en una entrevista que fue “un golpe importante para la planta, ya que es un producto con una gran repercusión en mano de obra e inversión”.

Ahora, la previsión es que Denso continúe trabajando para las furgonetas K9, cuya vida de fábrica se ha estirado hasta finales de década, y para otros fabricantes, principalmente la marca francesa Renault. “Stellantis era el cliente principal, pero va a dejar de serlo en favor de Renault”, vaticinan las fuentes consultadas, que anticipan que el grupo está peleando por otros proyectos.

Suscríbete para seguir leyendo