Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La mentira era Doug Prothero

Douglas Prothero, consejero delegado de Cruise Yacht

Douglas Prothero, consejero delegado de Cruise Yacht Marta G. Brea

15 de marzo de 2021. Junto al remolcador Hispania y los prácticos de Vigo, un yate oteaba también, al lado de los pantalanes de Bouzas, las maniobras de remolcado del Evrima. Muchos más barcos de recreo se fueron incorporando a la comitiva, acompañando un rato al crucero de lujo en su viaje a Santander. Pero éste, oscuro, era diferente. A bordo iba el canadiense Douglas Doug Prothero, que charteó una embarcación en Marín para disfrutar del momento. Literalmente. “Estaba pletórico”, apuntan fuentes próximas a su entorno. No se cansó de mandar fotos del momento: el Evrima, la primera criatura de su proyecto con Oaktree y Marriott, abandonaba un “entorno hostil”. En Astander no tendría contestación social, ni amenazas de bloqueo, ni presión de las auxiliares. En Astander podía olvidarse, y lo hizo, de Hijos de J. Barreras. Dejó su vivienda en Alcabre y corrió un tupido velo a sus compromisos con el astillero que él mismo presidía.

El "Evrima" abandona Barreras y pone rumbo hacia Santander R.V.

Para Prothero, las críticas a su gestión eran garbage (basura) o bullshit (mentira). Y garbage y bullshit fueron, para él, las denuncias por impagos de auxiliares o informaciones, como las de FARO, que advirtieron que el crucero no regresaría a Vigo. Se quejó amargamente de no haber sido bien recibido por los agentes sociales, políticos y administrativos de Galicia y España, pese a exhibir un currículum -decía- con “decenas de barcos construidos” en todo el mundo.

  • El “Evrima” se acabará en Santander

    Revilla presidirá la próxima semana una delegación del Gobierno cántabro en Astander para celebrar el pedido

Hierático, en Barreras ha cambiado más de directivos que de corbata. Lars Classen, Francis Dawson, Luca Milani, Liam Campbell, Eric Bredhe, Victor Cai, José Rosado… La nómina es muy extensa, tan numerosa como lista de modificaciones que se hicieron a bordo del Evrima. “Es muy probable que la mayor parte de las decisiones estratégicas no las confiara ni a su propio equipo. El que decidía era él”, indican otras fuentes que trataron con él, acompañado casi siempre por JP Salazar -también le ayudaba en tareas de traducción- y el técnico Timo Yrjövuori.

Prothero no llegó a Vigo con la intención de presidir un astillero. Nunca lo ocultó. “Resulta que el cliente tiene que resolver los problemas del proveedor”, exhortó, durante las negociaciones para evitar el anterior colapso de Barreras. No le faltaba razón. Aunque la mayor parte del sobrecoste del buque era imputable a las modificaciones que exigían los suyos durante los trabajos de construcción, la paralización del proyecto Havila y el bloqueo del ferri de Armas elevaron el nivel del agua al umbral de la asfixia financiera.

A cambio de tomar las riendas de Barreras, jugó sus cartas de forma magistral, asesorado por un ejército de letrados. Pagó la parte de Pemex, pero se aseguró de que el único activo que le era de interés, el Evrima, estaría a salvo. Puso el barco a nombre de una sociedad que creó en Malta en 2017, Cruise Yacht 1, e hipotecó a su favor todos los terrenos privados del astillero.

  • Barreras eleva a 49 millones el nuevo sobrecoste del “Evrima”

Pero, aunque siempre se presentó como un armador, no como un industrial, hasta forzó y quiso participar de las reuniones entre los principales astilleros privados de Vigo, que coquetearon con una alianza pionera para compartir instalaciones que nunca prosperó. Hasta defendió las capacidades de Vigo para convertirse en una referencia internacional -que ya lo es, en segmentos como los oceanográficos-, con Barreras como actor de referencia.

  • Un año con Douglas Prothero: de la ilusión a la nada

    El directivo ha abandonado la ciudad, como todo su equipo, sin materializar ninguna de las propuestas que planteó para hacer de Vigo una referencia europea en el mercado de cruceros y con el astillero, por segunda vez, al borde de la suspensión de pagos

Si algún día lo consigue, no será con Doug Prothero, que ha negociado en Francia la construcción de los mismos cruceros que había prometido para Vigo, sin ofrecer en ningún momento explicaciones sobre un plan de viabilidad, los impagos a las auxiliares o la salida precipitada del Evrima rumbo a Santander. Un día de celebración para él.

Compartir el artículo

stats