Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El “Evrima” se acabará en Santander

El crucero abandonó Vigo
el 15 de marzo.

El crucero abandonó Vigo el 15 de marzo. Marta G. Brea

Revilla presidirá la próxima semana una delegación del Gobierno cántabro en Astander para celebrar el pedido | Barreras aseguró que las tareas de pintura, tras las que volvería a Vigo, durarían un mes

La parroquia de Bouzas es más grande que Astillero; la de Coia-As Travesas suma más habitantes que este municipio cántabro, cobijado en la bahía de Santander. Cuenta el portal de Turismo de la región que “su historia se halla ligada, desde los tiempos de Felipe II, a la construcción naval”. Allí permanece amarrado, desde el 20 de marzo, el mayor contrato civil de la historia de esta industria en España, el Evrima: un buque de 190 metros de eslora para The Ritz-Carlton Yacht Collection (marca comercial que utiliza la sociedad Cruise Yacht OpCo Limited), que fue adjudicado al naval gallego en 2017. A Hijos de J. Barreras, propiedad de la propia armadora domiciliada en Malta; de Vigo, ciudad a la que no volverá. Así lo han constatado fuentes oficiales del Gobierno de Cantabria, que la próxima semana realizará una visita oficial a las instalaciones de Astander. Será el 21 de abril, cuando se institucionalizará el encargo. “Es el mayor pedido de España, se va a rematar en Astander”, confirmaron, en dos ocasiones, las mismas fuentes a FARO. El presidente de la región, Miguel Ángel Revilla, presidirá la delegación institucional. Para la atarazana cántabra es un hito en su trayectoria, toda vez que hospedará los múltiples trabajos que quedaron pendientes en Vigo, con el desempeño simultáneo de más de una veintena de auxiliares. Habilitación, electrónica, navegación, refrigeración, fontanería, propulsión o, por supuesto, pintura.

El "Evrima" abandona Barreras y pone rumbo hacia Santander R.V.

El 12 de febrero, este periódico publicó que Barreras, controlada íntegramente por Cruise Yacht, había solicitado informes o presupuestos a auxiliares para valorar el coste de rematar la construcción del Evrima en Santander, en vez de en Vigo. Y pudo comprobarlo documentalmente, como así se le trasladó a la dirección de la compañía. Fuentes oficiales del astillero lo negaron. “No tiene ningún sentido, el barco va ir al drydock como estaba planeado porque no se pueden hacer esos trabajos aquí ni en ningún astillero de Vigo. Si se pudiese hacer aquí, no se iría. Posteriormente, hará las pruebas de mar y volverá a Hijos de J. Barreras para el remate de su construcción”, incidieron. Apuntaron además que la pintura se aplicaría “en un mes”. El presidente de Cantabria se desplazará a Astander cuando los trabajos en estas instalaciones empiezan a coger ritmo, con el desplazamiento, por ejemplo, de personal de auxiliares de electricidad como Team Electric, que desempeñaban las mismas tareas en Beiramar. “El barco se va a rematar en Astander”. Cuando el Evrima partió de Vigo, el equipo de Douglas Prothero sabía que el dique seco de Astander estaría ocupado hasta, al menos, la segunda semana de abril. Y así ha sido: el Kalliste, de la naviera francesa La Méridionale, fue sometido a una remodelación de cara a la temporada estival. En todo este tiempo, en el crucero de ultralujo se han realizado básicamente tareas de mantenimiento, como las que ya se hacían en Vigo. Aquí, Barreras puso en marcha medidas de ajuste laboral, con extinciones de contrato, centradas en personal eventual.

La nota

Hace dos semanas, Hijos de J. Barreras difundió un comunicado en el que no se refería al regreso a Vigo de la construcción 1705. Tampoco hacía explícito lo contrario. “Continúan las tareas de apoyo a la finalización del Evrima por parte del equipo de HJ Barreras y otros proveedores de la zona de Vigo, tanto en el astillero de Vigo como también en Santander”. Sí pretendió despejar recelos entre proveedoras, ante la posibilidad de la cancelación de contratos de obra a bordo para fichar por auxiliares de la órbita cántabra. Astander (de Grupo Astican) es una referencia en España por su desempeño en trabajos de acondicionamiento o refitting, por la versatilidad de sus instalaciones. Dispone de dos diques secos o drydocks, motivo por el que entró en la terna de candidatos para albergar, a priori, las tareas de pintura en la obra viva, obra muerta y superestructura del crucero. Superó, en esa pugna, a Navantia Ferrol. El dique seco de mayor porte de Astander cuenta con 230 metros de longitud, ubicado en el extremo septentrional de sus instalaciones. En él se pintará el Evrima, consignado por Marmedsa Noatum Maritime (Marítima del Mediterráneo). Ofrece también un área de almacenamiento de 5.000 metros cuadrados, con áreas bajo cubierta. Los muebles del Evrima, a resgurdo en Bouzas, deberán hacer también un viaje por carretera.

Barreras ajustó personal en Vigo con el proyecto parado en Astander

Entre los trabajos en los que Barreras avanza en Beiramar está el desgüace de al menos uno de los cascos del proyecto Havila, con dos cruceros de los que solo se ensamblaron 19 y 16 bloques, respectivamente. Este doble pedido ha dejado facturas impagadas por 9,58 millones de euros en la industria auxiliar, según el informe auditado del propio astillero. Nunca se atisbó un acuerdo para saldar esos impagos, si bien Barreras los incluyó dentro del paquete de ayudas públicas cursado ante la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) y Xunta. Solicitó financiación por 38 millones de euros, como desveló FARO. La industria auxiliar eleva por encima de los veinte millones las deudas pendientes de cobro con la atarazana por el propio Evrima, el ferri (nunca iniciado) de Armas y por servicios generales.

Compartir el artículo

stats