Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cruise Yacht: “A Barreras no le va a faltar trabajo”

Panorámica de babor del Evrima

Panorámica de babor del Evrima Marta G. Brea

En tiempos prepandemia, la figura del preconcurso de acreedores otorgaba a las empresas un plazo de cuatro meses para plantear un plan de refinanciación y sortear la suspensión de pagos. Se supone que el mes número cuatro es solo de papeleo, de formalizar los acuerdos alcanzados antes. Hijos de J. Barreras jugó con fuego. En causa de disolución –contaba con un patrimonio inferior a los límites establecidos por la Ley de Sociedades–, esquivó la quiebra en el último minuto. Literalmente. El primer domingo de febrero de 2020 comenzó su expiación, después de que una naviera especializada en buques premium rompiese una alianza de tres décadas –entre José García Costas y Albacora– y convenciese a bancos, Gobierno y proveedores de que el futuro de la atarazana pasaba por sus manos. Cruise Yacht Upper Holdco todavía está, de hecho, en una fase de convencimiento: para con auxiliares, administraciones o competidores. De que no dará el portazo a Vigo cuando termine su crucero de ultralujo Evrima. “No ha cambiado nada, tenemos mejores perspectivas ahora para nuevos contratos como nunca antes”, inciden a FARO fuentes directas de Cruise Yacht. “A Barreras no le faltará carga de trabajo, sin ninguna duda, no tiene discusión”, remachan, un año después de que la compañía hubiese salvado aquella bola de partido.

El crucero de ultralujo " Evrima"

El escenario es muy complejo. Con un precio de contrato –ya elevado en el proceso de refinanciación– de 321,5 millones de euros, la construcción 1705 (Evrima) tiene “desviaciones adicionales” en el coste, por importe de otros 49 millones. Este factor, sumado a las deudas con la industria auxiliar –por este buque y por los conflictos derivados del antiguo equipo gestor– y el COVID han forzado a Barreras a pedir ayuda pública. “Si no hubiésemos hecho todo esto, no habríamos pagado a proveedores españoles hasta la fecha más dinero que el importe original del contrato”. Se refieren las mismas fuentes de la sociedad, con sede en Malta y base en Miami, a los 240 millones de dólares por los que se firmó, en 2017, el ya entonces mayor pedido de la historia en la construcción naval civil de España.

“El 70% de los trabajos se ha adjudicado a auxiliares (suppliers, como los denomina Cruise Yacht) de este país”

decoration

Ahora bien, agrupaciones de empresas como Uninaval elevan las facturas pendientes a unos 18 millones de euros. Parte de esa deuda corresponde al malogrado proyecto Havila, de dos cruceros para Noruega que quedaron empantanados en las gradas de Beiramar. Barreras ha demandado a este cliente, Havila Kystruten, al que le pide 12,4 millones de indemnización. La empresa ha atribuido el último sobrecoste –del que se derivan también nuevos pagos a las auxiliares– al hecho de “disponer de más información y más experiencia en la construcción de este tipo de embarcaciones y del impacto del COVID”, tasado por sí solo en 9,7 millones, como figura en las últimas cuentas anuales. El ritmo de trabajos a bordo se ha reducido drásticamente; está en espera del respaldo público para alcanzar el hito final de entrega. “El Evrima se terminará, y Barreras habrá aprendido a hacer mejores barcos. Es un astillero único en toda Europa occidental”, zanjan.

7

Cronología de Barreras: de la casi quiebra al Covid-19

Respuesta, “primer trimestre”

El número dos del canadiense Douglas Prothero (presidente ejecutivo) en el astillero, José Rosado, atiende también a FARO. “Cruise Yacht, el accionista único, cree firmemente en la viabilidad de Hijos de J. Barreras y, por ende, apoya la gestión incansable de la nueva administración para superar los problemas heredados”.

“El plan de viabilidad soporta el repago de las ayudas solicitadas”

José Rosado - CEO Hijos de J. Barreras

decoration

El fondo de solvencia de la SEPI, al que se ha dirigido el astillero, contempla un plazo de devolución de las ayudas en siete años, con intereses crecientes, para los llamados instrumentos híbridos (como los préstamos participativos). “El plan de viabilidad –añade Rosado, sobre su estimación para devolver los fondos públicos– soporta el repago de las ayudas solicitadas, pero esto está sujeto a los condicionantes que la SEPI u otras entidades puedan requerir, como es habitual en este tipo de transacciones”. Barreras ha pedido a Madrid unos 30 millones de euros –a un programa homólogo al alemán Wirtschaftsstabilisierungsfonds, que ha evitado la quiebra de los astilleros locales MV Werften y German Naval Yards Kiel–, y otros 8 a la Xunta, como desveló este periódico.

  • Los astilleros de Alemania y Holanda pescan de los fondos Covid
    Validan préstamos y ayudas millonarias, amparadas en fondos Covid, para frenar despidos y facilitar la entrega de pedidos

“La Xunta y otras agencias han ratificado su apoyo y apuesta por la empresa”

José Rosado, CEO

decoration

“La nueva administración ha tenido conversaciones recurrentes con la Xunta, solicitando apoyo de financiación para utilizada en el repago de la deuda a empresas auxiliares que no están cobijadas bajo el marco de reestructuración”. Esto es, que quedaron fuera del macroacuerdo que elevó el precio del Evrima en 80,025 millones de euros y solventó la primera causa de disolución. “La Xunta, al igual que otras agencias gubernamentales, ha ratificado su apoyo y apuesta por el astillero, y venimos trabajando arduamente en el proceso de documentación y análisis para poder cerrar un acuerdo a la brevedad posible”. ¿Para cuándo? “La nueva gerencia –continúa– espera poder tener una propuesta sólida durante el primer trimestre, y agradece la comprensión y apoyo de las empresas auxiliares”.

“Continúa el plan original de llevar el Evrima a otro astillero con dique seco para completar los trabajos de pintura exterior”

José Rosado - CEO Hijos de J. Barreras

decoration

Con tareas de pintura en marcha, en la obra viva y la superestructura, el minicrucero de lujo tendrá que ir ahora a dique seco para completar estos trabajos. Navantia Ferrol es una de las empresas a las que se ha pedido presupuesto. En este punto, José Rosado niega que el Evrima vaya a rematarse lejos de Vigo. “Barreras continúa con el plan original de llevarlo a otro astillero con dique seco para completar los trabajos de pintura exterior que no pueden ser realizados dentro de nuestras instalaciones”. La nueva (y tercera) fecha para el viaje inaugural es el 24 de julio, desde Venecia.

“Agradecemos la comprensión y apoyo de las auxiliares y esperamos poder tener una propuesta sólida durante el primer trimestre”

José Rosado - CEO Hijos de J. Barreras

decoration

Y después, ¿qué? “Este plan de negocio viene avalado no solo por la experiencia del nuevo accionista único, sino también por dos nuevos contratos de construcción vigentes”. Insiste Rosado en que los nuevos cruceros, hermanos –que no gemelos– del Evrima, ya están comprometidos. Serán las construcciones 1706 y 1707.

“Es indispensable que todas las partes trabajen en sintonía para una solución que logre mantener estos puestos de trabajo”

José Rosado - CEO Hijos de J. Barreras

decoration

– Dicen que su intención pasa por iniciar la construcción del 1706 en cuanto se entregue el Evrima. ¿Ya tienen financiación, o compromisos de recibirla?

–El armador ha especificado que la financiación y comienzo del nuevo crucero están sujetos a la remediación final del Evrima y a la solución de los problemas heredados del astillero. No obstante, la nueva administración cree en la diversificación de clientes, y está trabajando con brokers conocidos dentro de la industria para diversificar nuestra cartera de pedidos de clientes diferentes a Cruise Yacht. Es indispensable que todas las partes trabajen en sintonía para una solución que logre mantener estos puestos de trabajo, para seguir impulsando la economía en la región.

Compartir el artículo

stats