Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balonmano - Liga Sacyr Asobal

El Frigoríficos da un golpe en la mesa

Jenilson Monteiro lanza en una acción del partido de ayer en Pamplona. | // MARTA CONTÍN/ANAITASUNA

Está de dulce y su juego y rendimiento invitan a soñar. El Frigoríficos del Morrazo dio ayer un golpe encima de la mesa y se impuso por 29-33 al Anaitasuna. Lo hizo ofreciendo un auténtico recital ofensivo con Carles Asensio y David Iglesias como solistas de una orquesta bien afinada, y con un Javi Díaz que reclamó en la segunda parte su porción de protagonismo. Enfrente estaba un cuadro navarro que venía lanzado después de haber sumado nueve de los diez últimos puntos en juego, pero que se vio incapaz de superar la seriedad visitante.

Apuntaba durante la semana Nacho Moyano que la clave del partido iba a estar más en el ataque de los suyos que en la defensa. Lo cierto es que el técnico se refería más a asegurar los ataques y no perder balones que a brillar en esta faceta, pero sus jugadores se aplicaron el cuento y pensaron que la mejor manera de no regalar bolas era incrustarlas en la portería defendida por Bar y Cancio.

Entraron enchufados al partido los cangueses, que en un visto y no visto se pusieron con 0-2. El Anaitasuna pronto equilibró un marcador que se movería en la igualdad, con rentas mínimas hacia uno y otro lado. El Cangas explotó entonces la conexión con un Asensio absolutamente descomunal. El pivote campó a sus anchas en la línea de seis metros y acabó desesperando a los de Quique Domínguez. Si los visitantes no rompieron el choque fue porque atrás estuvieron un tanto timoratos y Del Arco repartía juego o castigaba desde los nueve metros.

El conjunto cangués se impone al Anaitasuna en una exhibición ofensiva

decoration

Con todo el Frigoríficos supo mantenerse con unos grandes porcentajes de acierto en el tiro y pudo incrementar su ventaja (12-14, minuto 21, con tiempo muerto de Domínguez). Los pamplonicas seguían haciendo la goma y el Cangas tenía un par de ataques para romper el choque, pero no pudo hacerlo, y al descanso se llegó con un exiguo 15-16.

En la reanudación el Anaitasuna salió más enchufado y le dio la vuelta al electrónico (18-17, minuto 34). Sin embargo, una exclusión de Bonanno permitió al Frigoríficos retomar el mando, y gracias a los contragolpes de Dani Fernández volver a ponerse dos arriba (19-21, minuto 40). Una exclusión de Santi López daba la oportunidad a los locales de intentar equilibrar el duelo, pero no contaban con David Iglesias. El lateral se echó al equipo a sus espaldas y anotó tres dianas de forma consecutiva para que el técnico del cuadro navarro tuviese que detener de nuevo el partido (22-24, minuto 44).

Carles Asensio estuvo a un nivel descomunal, bien acompañado por David Iglesias y Javi Díaz

decoration

Fue entonces el momento de Javi Díaz, que sacó un par de balones en seis metros y permitió que Santi López aportase su granito de arena con dos goles que le daban la máxima renta a los suyos (23-26, minuto 49, con nuevo tiempo de Domínguez). Meoki acortó distancias y Martín sufrió su segunda exclusión (24-26). Pero nadie iba a apartar los focos de los protagonistas del encuentro. Javi Díaz echó el cerrojo y Asensio y David Iglesias encarrilaron el triunfo. El buenense lo hizo con un lanzamiento merecedor de tanta repercusión en redes sociales como el de Hansen en el triunfo del PSG ante el Montpellier. Su nivel ahora mismo es tan alto que parece estar llamando a las puertas de una selección sin grandes nombres en el lateral izquierdo.

Rubén puso el 24-29 y el Anaitasuna lo intentó a la desesperada, con mixta sobre David y con un siete contra seis en ataque. De nada le sirvió. Al Cangas no le tembló el pulso, supo jugar con el marcador y acabó asegurando una victoria de prestigio que lo envía al parón de la Asobal con diez puntos en su casillero. Un sueño hecho realidad.

Anaitasuna 29

Bar; Gastón (1), Bazán (6), Meoki (2), Edu Fernández (3), Chocarro (2) y Del Arco (4) –siete inicial– Cancio (ps), Etxeberría (1), Héctor, Aitor García (2), Ortiz (1), Bonanno e Izquierdo (7,3p).

Frigoríficos del Morrazo 33

Javi Díaz; Dani Fernández (4), Quintas, David Iglesias (8), Martín (2), Santi López (2) y Jenilson (2) –siete inicial– Forns (ps), Moisés, Brais (2), Gayo, Menduiña, Rubén (1), Aizen (1) y Asensio (11).

Marcador cada cinco minutos: 3-3; 6-6; 9-9; 12-12; 13-14; 15-16 (descanso); 18-18; 19-21; 22-24; 24-26; 25-29; y 29-33 (final).

Árbitros: Hoz Fernández y Riloba Pereda (Cantabria). Excluyeron por los locales a Bonanno y Bazán y por el Cangas a Dani Fernández, Martín (2) y Santi López. 

El Automanía recibe hoy al Chapela

El Automanía Luceros recibe esta mañana (12.30 horas, pabellón de O Gatañal, con el arbitraje de los castellanoleoneses Da Silva Barbadaes y García Álvarez) al Rodosa Chapela con la intención de sumar un triunfo que le permita poner tierra de por medio con respecto a los puestos de peligro. El conjunto cangués quiere recuperar sensaciones tas la dura derrota ante la SAR y sumar los dos puntos ante un rival que todavía no ha conseguido estrenar su casillero.

Con la baja de Manu Pérez –lesionado para al menos tres meses por una rotura del ligamento lateral externo de su tobillo izquierdo– como la principal novedad, Mingos Da Cunha ha convocado a los porteros Javi Fernández y Pablo Cruz; los extremos Xoel, Dani Mallo, Éric y Gael; los pivotes Iván y Rubén; y los primeras líneas Pousa, Berni, Iago, Berto, Pepe Camiña, Álex Rey, Adrián y Alejandro.

Compartir el artículo

stats