Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cara y cruz de los fichajes

De izquierda a derecha: Thiago Galhardo, Jeison Murillo, Javi Galán, y Franco Cervi en la ciudad deportiva del Celta de Mos. RC Celta

Las incorporaciones estivales presentan un rendimiento desigual en el arranque liguero: Dituro brilla en la portería; Javi Galán no desentona y promete; a Cervi y Galhardo se les espera y Murillo, de menos a más

El Celta destinó el pasado verano 9 millones de euros para reforzar su plantel con el propósito de dar un salto cualitativo en la tabla después de cortejar el pasado curso los puestos europeos de la mano de Eduardo, el Chacho, Coudet. El club vigués renovó por tres años al preparador argentino y le dio mando en plaza en la planificación de la nueva plantilla, que se fortaleció con futbolistas de su gusto y confianza. Así llegaron el portero Matías Dituro, el extremo Franco Cervi, el lateral zurdo Javi Galán, el delantero Thiago Galhardo y, en el último día de mercado, se cerró la cesión de Jeison Murillo, aunque el defensa central colombiano no era una cara nueva.

Camino de la décima jornada liguera, el rendimiento de los fichajes ha sido desigual. No todos han tendido el protagonismo esperado y, en algunos casos, las prestaciones que han ofrecido al equipo están bastante lejos de las expectativas generadas con su contratación. Dituro ha deslumbrado; Galán no ha desentonado, aunque tampoco ha brillado; y a Cervi y a Galhardo se les espera. Murillo no empezó bien, pero ha ido de menos a más. Cara y cruz, por tanto, en el rendimiento de los nuevos.

matías dituro

Matías Dituro ha sido la gran revelación de los fichajes en este inicio de curso. La contratación del portero argentino, que ya había estado en el filial hace una década sin llamar demasiado la atención, fue una apuesta personal de Coudet. El técnico convenció al Celta de lo que no logró en su momento Eduardo Berizzo: fichar a un guardameta experimentado que complementase la apuesta cantera por la portería. La retirada de Sergio y la propensión de Rubén a caer lesionado facilitaron el cambio de rumbo. Aunque el Chacho no había trabajado antes con Dituro, lo seguía hacía tiempo y pensaba que iba a encajar en el nuevo proyecto. Y lo cierto es que el portero argentino ha acabado con un lustro de monopolio canterano en la portería céltica superando las mejores expectativas.

El argentino se ha mostrado como uno de los porteros más solventes de LaLiga y un consumado atajador de penaltis. Sus números no dejan resquicio a la duda: Dituro es el segundo portero que más paradas realiza (tras Diego López, del Espanyol) y el que más penas máximas ha detenido (3 de las cuatro que le han lanzado) con un asombroso porcentaje de acierto del 75 por ciento. Lo ha jugado todo y ha salvado puntos para el Celta.

El medio millón de euros que el Celta pagó por la cesión de Dituro ha resultado ser un gran negocio. El club dispone de una opción de compra sobre el guardameta por otro millón y medio a final de temporada que, con toda probabilidad, va a ejercer.

javi galán

Solo un minuto menos que el portero argentino ha estado sobre el césped Javi Galán, el único futbolista del plantel que carece de competencia. La contratación de Galán fue propuesta por la dirección deportiva y tuvo el pleno respaldo del técnico, que lo consideró su primera opción y llamó en repetidas ocasiones al jugador para convencerlo de que firmase. El Celta apostó fuerte por el extremeño. Tanto que se vio obligado a pagar íntegramente los 4 millones estipulados en su cláusula de rescisión para salvar la competencia de otros clubes.

Tras la gran campaña firmada con el Huesca, las expectativas con Galán eran altas y no se han visto del todo colmadas. El pacense ha firmado buenas actuaciones (sobre todo en los primeros partidos) y dejado destellos de gran calidad, pero se ha echado de menos algo más desequilibrio por su banda, acaso por cierta querencia al juego interior. Su habilidad en la conducción no ha decepcionado –es el futbolista de LaLiga que más regates realiza–, pero deber mejorar su capacidad asociativa y eficacia en el pase. Sus asistencias se están haciendo esperar.

franco cervi

De Franco Cervi, el fichaje estrella del verano, se esperaba aportase asistencias y goles que complementase un gran frente ofensivo. La contratación del argentino se cerró en 4,5 millones, un precio alto en las actuales circunstancias de mercado que el atacante no ha justificado de momento. Cervi no es titular (solo ha iniciado tres de los nueve partidos) y ha sido casi siempre el primer cambio del Chacho, como alternativa a Nolito. Contabiliza un gol, de muy bella factura, al Real Madrid, pero no ha aportado mucho más en los 310 minutos que ha estado sobre el césped. La falta de ritmo competitivo debido al tiempo que ha estado sin jugar en el Benfica le ha afectado negativamente. Y la necesidad de adaptarse a una competición nueva tampoco ha ayudado. El propio Coudet así lo reconocía recientemente al referirse a Cervi y a Galhardo. “Son dos buenos jugadores que han llegado a otra liga y a otro fútbol. Todos queremos todo rápido y a veces no es así”, observaba el preparador celeste, que pedía paciencia: “Van a ir mejorando con el tiempo. Cuando les toque participar los van a ver mejor”.

thiago galhardo

Si la participación de Cervi ha sido menor de lo esperado, la de Thiago Galhardo puede considerarse casi testimonial. El brasileño ha sido apuesta a bajo coste para la delantera de Coudet, que relanzó su carrera cuando estaba en el Internacional de Porto Alegre. El problema inactividad ha sido especialmente acusado en Galhardo, que llegó al Celta tras pasar prácticamente un año en blanco.

El brasileño está muy lejos de poder disputar la titularidad a Santi Mina o Iago Aspas, con lo que por ahora ha tenido que limitarse a unas pocas apariciones fugaces, casi siempre cuando ha tocado remontar un marcador adverso. Ha jugado por el momento minutos sueltos (suma 122 minutos en total) y no ha llegado a conectar con sus socios de delantera, aunque sí ha podido participar (prolongando de cabeza el balón hacia Santi Mina) en el gol de Denis al Granada que dio al Celta su primer (y hasta ahora único) triunfo esta temporada en Balaídos. Mucho tendrá que mejorar su rendimiento para que el Celta ejecute la opción de compra incluida en su contrato de cesión.

jeison murillo

Jeison Murillo, por último, no es una cara nueva. El colombiano encadena su tercera cesión en el Celta con el objetivo de igualar el rendimiento mostrado en su primer año en Vigo. No empezó bien, pero ha ido subiendo el nivel con el paso de los partidos formando pareja con Néstor Araújo y, en el último encuentro frente al Sevilla, con Jospeh Aidoo, cuya participación había sido hasta la fecha casi irrelevante. Domina el juego por alto y la colocación y aporta carácter y experiencia a la zaga, aunque le falta velocidad. El buen desempeño de Aidoo la pasada jornada plantea dudas sobre la identidad de la pareja de centrales que saltará mañana al césped del Coliseum Alfonso Pérez.

Compartir el artículo

stats