Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El timo de la estampita sigue vigente, pero con más megas

La Policía Nacional pide a los vilagarcianos que desconfíen y no bajen la guardia

La Policía Nacional recurre a la película "Los tramposos" para explicar cómo pueden sufrirse timos o fraudes. M. Méndez

¿Qué tienen que ver Tony Leblanc, Antonio Ozores y Luis Hombreiro? Los dos primeros son actores, los estafadores Virgilio y Paco, en la mítica película dirigida en 1959 por Pedro Lazaga con el título de “Los tramposos”; una cinta que hizo popular el timo de la estampita que aún funciona ahora, seis décadas después.

Aunque a veces se disfrace de SMS, mensaje de WhatsApp o perfil falso de Facebook, que tanto usan algunos, o Instagram, que gusta más a otr@s.

El tercero es el inspector jefe de la Policía Nacional, que sigue dando lecciones para concienciar a la ciudadanía y combatir la ciberdelincuencia.

Los cinéfilos recordarán que Virgilio (Tony Leblanc) y Paco (Antonio Ozores) son dos estafadores de poca monta que en la película “Los tramposos” se dedican a realizar timos como el de la estampita o el trile.

Dos divertidos personajes que “patrullan” Madrid y disfrutan de una vida relativamente feliz, complicándose la trama cuando Virgilio se enamora de la hermana de Paco, Julita (Concha Velasco), que desaprueba aquel estilo de vida.

En Vilagarcía de Arousa, los que patrullan son los hombres y mujeres de la Policía Nacional, y ellos son los encargados de luchar contra estafadores menos divertidos y más peligrosos que Ozores y Leblanc.

Esos que siguen practicando el timo de la estampita y otros similares, aunque adaptados a los modernos tiempos de teléfonos móviles, tabletas, mensajería instantánea, perfiles sociales y todo eso que se ha dado en llamar nuevas tecnologías.

Agentes de la Policía Judicial y el grupo Ciber, en la charla del Auditorio. Noe Parga

Una cosa lleva a la otra, porque la película “Los tramposos” sirvió de hilo argumental a los agentes que capitanea Luis Hombreiro durante la charla sobre ciberseguridad impartida el martes en el Auditorio, dirigida a mayores de sesenta años.

Fue una iniciativa protagonizada por la unidad de Participación Ciudadana y el grupo Ciber de la Policía Judicial en la que participó activamente el propio Hombreiro, ya que, sentado entre el público, no dudó en charlar con los asistentes, despejar dudas y ofrecer todo tipo de explicaciones cuando llegó el turno de las preguntas.

Sucedió al cabo de una entretenida y constructiva hora de intervenciones y proyecciones audiovisuales pertenecientes al programa divulgativo sobre ciberseguridad que despliega, en toda España, la Policía Nacional.

Hombreiro entendió que Vilagarcía no podía ser menos, de ahí que recurriera a esa campaña y ese material, en el que se incluyen diversas escenas de la película dirigida en 1959 por Pedro Lazaga.

Una de las secuencias de la película. M.M.

Unas imágenes con las que se trata de mostrar a los asistentes lo relativamente sencillo que es cometer una estafa, y lo arriesgado que resulta fiarse de alguien que trata de “vendernos duros a cuatro pesetas”.

Esa es otra coloquial expresión manejada en esta charla del grupo Ciber que viene como anillo al dedo, sobre todo teniendo la película en blanco y negro citada como telón de fondo.

Nadie regala nada

Aunque a las nuevas generaciones hay que traducírsela a euros, de ahí que los agentes incidan en que “ahora el timo de la estampita puede producirse cuando alguien quiere vendernos por 500 euros un teléfono de última generación valorado en 2.000”.

Un momento de la charla sobre ciberdelincuencia ofrecida por el grupo Ciber de la Policía Nacional de Vilagarcía a los socios de Galicia Foro Empresarial, en el Pazo Rial. | // FDV

Ese, el de no fiarse –ni siquiera cuando los avisos o las tentaciones llegan envueltos en papel de regalo y con lazo a nombre de grandes multinacionales–, es uno de los principales mensajes lanzados por los uniformados oradores, quienes insistieron en que “la picaresca siempre ha existido, y seguirá existiendo”.

Lo cual justifica la necesidad de desconfiar y prevenir, evitando dejarse engañar por cantos de sirena para no caer en tentadoras ofertas que, a la postre, no son más que ingeniosas estafas.

Público asistente a la charla del Auditoriro de Vilagarcía. Noe Parga

Timos, normalmente, cometidos por redes bien organizadas, capaces de aprovechar cualquier descuido, ya sea aceptando cookies sin pensarlo dos veces o sumándose, sin leer la letra pequeña, a embriagadoras campañas promocionales.

Puede pasar a cualquiera

La clave para evitar ser estafados, indican la unidad de Participación Ciudadana y el grupo Ciber de la Policía Judicial, es tener claro que a cualquiera puede pasarle... “Cualquiera de nosotros puede ser víctima” de esos delincuentes profesionales, que realizan de forma masiva envíos de correos electrónicos, mensajes de texto o llamadas telefónicas a sus potenciales víctimas.

El inspector jefe, Luis Hombreiro, en primer término. Noe Parga

Actúan, habitualmente, desde el extranjero, aunque también hay redes organizadas en España, incluso con ramificaciones en la comarca.

Operación en Cataluña

Desde esta misma semana una menos, ya que la Policía Nacional logró desarticular una importante organización criminal afincada en la provincia de Barcelona, presuntamente dedicada a las estafas bancarias y financieras mediante SIM swapping –realización ilegítima de un duplicado de tarjetas– cometidas a nivel nacional.

Este grupo contaba con “una estructura en red formada por cuatro células de actuación que empleaban distintos métodos para realizar las estafas, desde técnicas de ingeniería social, vishing, phising o carding –clonado de tarjetas bancarias– hasta desvíos de llamada”.

Los investigadores aducen que el vishing era la técnica más empleada para obtener los duplicados de las tarjetas SIM.

Lo más llamativo es que para ello utilizaban a conocidas empresas de telecomunicaciones “haciéndose pasar por clientes de cuyos datos ya disponían, tras haber realizado ataques de phishing a los propios empleados de las operadoras de telefonía”.

Así, “una vez suplantaban la identidad de los usuarios, se hacían con el control de la banca electrónica de sus víctimas y realizaban transferencias fraudulentas a una red de ‘mulas’ que reportaban el dinero a la organización a cambio de una contraprestación”.

Algunas de las indicaciones que ofrece la Policía Nacional. FdV

Parece ser que “una vez obtenían el duplicado de la tarjeta SIM del teléfono de la víctima, los autores tenían acceso a los códigos de verificación que los bancos envían a sus clientes mediante SMS para confirmar una transferencia de dinero”.

De este modo, “con el uso combinado de ambas técnicas”, los estafadores, desde luego mucho más avanzados tecnológicamente que Virgilio y Paco en “Los tramposos”, accedían a los fondos de las cuentas de las víctimas, de los que disponían hasta agotar el saldo existente.

Se aferran a cualquier excusa, como puede ser ofrecernos cobrar un premio de lotería, una herencia, prestarnos un servicio en nombre de las autoridades gubernamentales o solucionarnos un problema informático

decoration

55 detenidos

Fue por ello que la Policía Nacional detuvo a 55 personas por pertenencia a organización criminal, estafa, usurpación de identidad y falsedad documental, figurando entre los arrestados uno de los dirigentes de la banda conocida como “Black Panthers”.

Ojo si te llega este mensaje de Correos: la nueva alerta de la Policía Nacional

Ojo si te llega este mensaje de Correos: la nueva alerta de la Policía Nacional PI Vídeos

Por cierto, que los investigados compraban DNIs y números de tarjetas de crédito a través de diversos mercados negros de la “Dark Web” utilizando criptomonedas obtenidas en otros fraudes como método de pago, siendo éste oscuro mundo otro de los aspectos abordados en las charlas promovidas por la unidad de Participación Ciudadana y el grupo Ciber de la Policía Judicial de Vilagarcía.

El inspector jefe de la Comisaría de Vilagarcía departiendo con los presentes. M. Méndez

Unidades adscritas a una comisaría, la vilagarciana, que también despliega o apoya operaciones similares a la llevada a cabo en tierras catalanas, en la que se contabilizan –en todo el territorio nacional– un centenar de afectados y un volumen de fraude de unos 250.000 euros.

Así quedó patente en la charla para mayores de sesenta años ofrecida en el Auditorio, donde, teniendo en cuenta que muchos no están del todo familiarizados con las nuevas tecnologías, se les explicó de manera lo más gráfica, coloquial y cercana posible cómo se producen este tipo de estafas y cómo hacerles frente.

Incidiendo, por ejemplo, en que la estafa se concreta “mediante la solicitud de un pago de dinero o la obtención de datos personales y/o bancarios”.

FARO acompaña a la Policía Nacional de Vilagarcía en uno de sus operativos rutinarios

FARO acompaña a la Policía Nacional de Vilagarcía en uno de sus operativos rutinarios Manuel Méndez

Para lograrlo, explica la policía, los delincuentes “se aferran a cualquier excusa, como puede ser ofrecernos cobrar un premio de lotería, una herencia, prestarnos un servicio en nombre de las autoridades gubernamentales o solucionarnos un problema informático”.

Dinero o datos

Finalmente, “la estafa se consuma cuando se sufre un perjuicio económico, ya sea por haber facilitado datos personales y/o bancarios o por el envío del dinero solicitado”, remarcan en la Policía Nacional.

No hay que perder de vista que dentro del enorme abanico de estafas que se cometen a diario, “las telemáticas son las que mayor auge están teniendo”, tal y como explicaba el Cuerpo en la charla ofrecida en el Auditorio.

Y como hace constar cada vez que despliega este tipo de iniciativas en los centros de enseñanza, o como resaltó en el encuentro mantenido el miércoles con miembros de Galicia Foro Empresarial, por citar algunos ejemplos.

Al hablar de esas estafas telemáticas en las que, a veces, se suplantan los nombres, logos y todo tipo de marcas o sellos pertenecientes a grandes superficies comerciales, bancos, compañías de telefonía y demás, “hay que tener presente que no debemos aportar los datos bancarios ni cualquier otro que pueda comprometernos”, insistieron el propio Luis Hombreiro y sus agentes.

Ministerio de Hacienda

Los mismos que tras mostrar algunas de las estafas cometidas durante los peores momentos de la pandemia por COVID, a cargo de grupos organizados que suplantaban al Ministerio de Sanidad, recordaron que muy pronto habrá que hacer la declaración de la renta.

¿Y qué quiere decir esto? Pues que más pronto que tarde los “Virgilio” y los “Paco” de turno querrán hacer de las suyas y harán que vuelva a rodar el engranaje de las cadenas fraudulentas que suplantan, en este caso, al Ministerio de Hacienda.

Fórum Filatélico y Afinsa

Son solo algunos ejemplos puestos sobre la mesa, como se hizo con el de los mensajes vía Whatsapp que se envían desde teléfonos móviles desconocidos, en los que se pide dinero para el supuesto hijo de la víctima elegida.

El caso de Fórum Filatélico, la sociedad española de bienes tangibles intervenida judicialmente –junto a Afinsa– en mayo de 2006, acusada de estafa, blanqueo de capitales, insolvencia punible y administración desleal, también sale a relucir en las charlas del grupo Ciber de la Policía Nacional de Vilagarcía.

La estafa se consuma cuando se sufre un perjuicio económico, ya sea por haber facilitado datos personales y/o bancarios o por el envío del dinero solicitado

decoration

Al igual que el riesgo que entraña “que contemos nuestras vidas en las redes sociales”, ya que “eso ayuda, y mucho, a los delincuentes”, advierten los policías.

Los mismos que, al hacer de conferenciantes, aluden a la localización y desarticulación de grupos de estafadores en Vilagarcía de Arousa.

La Policía Nacional, con refuerzos caninos, apresa a dos hosteleros de Vilagarcía

La Policía Nacional, con refuerzos caninos, apresa a dos hosteleros de Vilagarcía Manuel Méndez

Pequeño comercio

Lo hacen al tiempo que piden que no se baje la guardia y aluden al riesgo extra que corren los propietarios de pequeños comercios, animándolos a adoptar medidas preventivas para hacer frente a las múltiples actividades delictivas que pueden esconderse tras un cargo bancario o un correo electrónico.

Consejos, lógicamente, que no se ciñen exclusivamente a la población vilagarciana, sino que la Policía Nacional los hace extensivos al conjunto de la comarca de O Salnés y los municipios del Ullán.

Compartir el artículo

stats