Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

O Grove, un pueblo a rebosar

La masiva afluencia de visitantes a la villa meca recuerda a los mejores días de verano

O Grove se ha convertido este Viernes Santo en una de las referencias turísticas más importantes de España. En la foto, gente haciendo cola bajo un intenso sol para embarcarse en los catamaranes que surcan la ría de Arousa. M. Méndez

O Grove presenta un lleno hasta la bandera esta Semana Santa, al igual que prácticamente todos los municipios de O Salnés y muchos de los negocios turísticos del Ullán.

Así transcurrió el Viernes Santo en uno de los principales reclamos turísticos de Galicia: O Grove

Así transcurrió el Viernes Santo en uno de los principales reclamos turísticos de Galicia: O Grove Manuel Méndez

Como ya se explicó en FARO, el buen tiempo, competiciones deportivas como las que se llevan a cabo en Vilagarcía y Ribadumia, así como las ganas de sacudirse definitivamente la pandemia, han propiciado una masiva llegada de turistas a la comarca.  

Pero es que O Grove tiene algo especial, de ahí que sea la referencia turística indiscutible, junto a Sanxenxo.

25

Los barcos de pasaje: un reclamo nacional que nunca falla Manuel Méndez

A Lanzada, A Toxa, los barcos de pasajeros y el paisaje que rodea a este pueblo marinero parecen argumentos más que suficientes con los que explicar y entender su poderío. Sin dejar de lado que la gastronomía sigue siendo la reina, por eso esta villa vuelve a funcionar como "comedor de Galicia".

Es por todo ello que la imagen que presenta este Viernes Santo recuerda mucho a los mejores veranos, con restaurantes a tope y gente haciendo cola a la puerta, esperando un golpe de suerte para poder comer, aunque sea a las cinco de la tarde.

También con bañistas zambulléndose en algunas playas y una multitud paseando por la orilla o los senderos de madera que las flanquean, sobre todo en A Lanzada.

Una afluencia notable también en el mercadillo ambulante de cada viernes, a la que se sumaron miles de personas de toda España subiendo y bajando de los catamaranes que operan en el muelle de O Corgo para visitar Sálvora, saborear la Ruta de los Mejillones o asistir a los almuerzos a bordo, en medio de la ría de Arousa.

Así puede resumirse un Viernes Santo “de verano” en O Grove.

65

Así es un Viernes Santo "de verano" en O Grove Manuel Méndez

Aunque no está de más insistir en que en toda la comarca de O Salnés y los municipios del Ullán hay hoteles que han colgado el cartel de “completo”. Al igual que restaurantes que han tenido que redoblar turnos, reforzar plantilla y multiplicar esfuerzos para atender a toda la clientela. Y aún así, muchos han tenido que buscar mesa en otro sitio.

Así suena un motor económico de primera: los catamaranes de O Grove

Así suena un motor económico de primera: los catamaranes de O Grove Manuel Méndez

Los empresarios del sector hostelero consultados confirman que “el tirón del Xacobeo, el buen tiempo reinante y las ganas de vacaciones ahora que el COVID parece completamente superado, están desbordando todas nuestras expectativas”.

El sendero peatonal del istmo de A Lanzada, esta mañana. M. Méndez

Desde Vilagarcía hasta O Grove y Sanxenxo, pasando por Cambados, Vilanova y A Illa, son muchos los empresarios del sector que aseguran haber recibido “más clientes de lo que esperábamos”, y eso que “esto solo acaba de empezar".

Algo parecido sucede en los municipio del interior, como Ribadumia, Meis y Meaño, y en los del bajo Ulla, donde, a pesar de que la infraestructura hostelera es más limitada, también están notando el tirón del Xacobeo, sobre todo en las casas de turismo rural, albergues de peregrinos, posadas y negocios similares.

Fuerte presencia de peregrinos por tierra y mar

Por tierra y por mar. Así están llegando –en masa– los peregrinos que estos días se detienen en la comarca –o la atraviesan– en su caminar –o su navegar– hacia Santiago de Compostela.

La Ruta Xacobea do Mar de Arousa e Ulla, las actividades promovidas por el proyecto Mar de Santiago y el tradicional Camiño Portugués, a su paso por Valga y Pontecesures, son solo algunas de las opciones que están explorando los peregrinos.

El buen tiempo ayuda y anima tanto esas como las demás variantes espirituales, para satisfacción de los comerciantes y hosteleros asentados a pie de Camino, tal y como se aprecia tanto en el bajo Ulla como en las cercanías del monasterio cisterciense de Armenteira y la Ruta da Pedra e da Auga que comparten Meis y Ribadumia.


“Esto pinta bien”, insisten los empresarios, convencidos de que, “si el tiempo aguanta así hasta el domingo, vamos a completar una Semana Santa fantástica que puede ser el preludio de un gran verano”.

Las terrazas de la calle Pratería. M. Méndez

Buena imagen en Vilagarcía, Cambados y Ribadumia

Optimismo que se respira igualmente entre los organizadores de las competiciones deportivas que se llevan a cabo estos días y de las degustaciones de productos como la ostra.

Esto explica, por ejemplo, el buen ambiente vivido en Vilagarcía, Cambados y Ribadumia. En el primer caso con una más que llamativa afluencia a zonas de ocio y “de vinos” como A Baldosa, Valentín Viqueira, A Mariña y, en O Piñeiriño, la remozada calle Camilo José Cela.

Una vista de O Grove desde A Toxa, esta mañana. M. Méndez

Sin plazas en los barcos de pasaje

Dicho esto, vale la pena insistir en la actividad de las navieras que operan en O Corgo (O Grove) y Vilanova. Es tan alta la demanda que algunas se han quedado sin plazas disponibles para las singladuras previstas este puente hacia la isla de Sálvora o el Ulla.

Incluso hay catamaranes que agotaron los billetes para la Ruta de los Mejillones, que permite descubrir la ría y saborear a bordo el “oro negro” de sus bateas.

La playa de A Lanzada, esta mañana. M. Méndez

El buen tiempo reinante ha disparado la afluencia al que es uno de los servicios turísticos más importantes de Galicia, ya que son muchos los hoteles de toda la comunidad que en sus promociones incluyen la posibilidad de embarcarse en una de estas naves.

El momento de los deportes náuticos

Aunque sin llegar a los niveles que se alcanzan en verano, como es lógico, no es menos cierto que los deportes náuticos parecen jugar un papel destacado en esta Semana Santa.

Son muchos los arousanos y turistas que se han decidido a practicarlos.

Como muchas son la embarcaciones de recreo, motos de agua, canoas, piraguas y demás medios náuticos –incluidas dornas y demás barcos tradicionales– que han despertado de su letargo invernal y se han decidido a zarpar, aprovechando las óptimas condiciones meteorológicas.

Compartir el artículo

stats