Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lucha contra el crono en el Auditorio

Los operarios aprovecharon al máximo el domingo para apurar los plazos

Los operarios apurando los plazos, ayer, para poder entregar el Auditorio a tiempo.

Ya se había explicado que el Auditorio Municipal de O Grove, que se construye en Monde da Vila, tendría que ser entregado al Concello antes del 28 de marzo, es decir, hoy mismo, como fecha tope.

Y ya se había dicho, igualmente, que fueron muchas las adversidades a las que tuvo que hacer frente esta obra, por lo que se hizo necesario modificar varias veces los plazos de ejecución que se iban programando sobre la marcha.

La fachada del edificio, ayer. M. MÉNDEZ

El último posible, conforme marca la ley, es el que se alcanza hoy, aclarándose en su momento que, de no recepcionarse la obra por el Concello dentro de ese plazo, la Administración local podría verse obligada a devolver 2 millones de euros que le había concedido la Diputación de Pontevedra en concepto de subvención.

No parece que este vaya a ser el caso, pues aunque los trabajos deban continuar en los próximos días y semanas, para abordar los últimos flecos pendientes, puede considerarse que el grueso de la obra sí estaría en condiciones de ser recepcionada por el Concello.

El ascensor exterior del Auditorio, ayer. M. MÉNDEZ

Eso sí, viéndolo desde el exterior, tampoco parece probable que el Auditorio pueda usarse desde mañana mismo, tal y como había previsto el alcalde, José Cacabelos, cuando hace ocho semanas anunció la cuenta atrás definitiva para esta obra.

Sea como fuere, no cabe duda de que el ritmo de trabajo ha sido frenético en los dos últimos meses, sobre todo para tratar de terminar a tiempo el ascensor exterior, y eso que la obra también se vio afectada por la huelga del transporte.

La cubierta-mirador del Auditorio Municipal Escuela de Música de O Grove. M. MÉNDEZ

Prueba de esa intensidad es que, para apurar al máximo los tiempos, los operarios se emplearon a fondo ayer, a pesar de ser domingo, tratando de despejar todo lo posible los exteriores y adecentar el entorno de este polémico pero, a la vez, ansiado edificio.

Compartir el artículo

stats