Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Seis barcos para conquistar el Ulla

Tres de los drakkar participantes en el desembarco de 2019 .

Tres de los drakkar participantes en el desembarco de 2019 . Iñaki Abella

La ruta por la que los vikingos navegan cada primer domingo de agosto para tomar la fortaleza de las Torres de Oeste está configurada desde hace más de sesenta años. Pero esta vez no se producirá el tradicional desembarco desde los drakkar, debido a la pandemia por COVID.

Pero la expedición se pondrá en marcha de todos modos para llegar a la isla de Castrivello antes de que la flotilla de la vuelta para acabar su ruta, de nuevo en la desembocadura del Ulla.

Serán seis los barcos que realicen estas maniobras, encabezados por el “Torres de Oeste”, el “Frederikssund” y el “Ardglass-Catoira”, pertenecientes al Concello.

El primero de ellos posee ya una larga historia. Fue construido en 1993 por un módulo de carpintería de la Escuela Taller Catoira y vivió ya algunas reparaciones, pues casi tres décadas navegando pasan factura. Sus acompañantes también tienen historias detrás. El “Frederikssund” es la adaptación de un barco vikingo real encontrado en Noruega.

Por último se encuentra el drakkar “Ardglass-Catoira”, que participará en los actos de la Romería Vikinga por primera vez. El molde utilizado para construirlo fue a su vez empleado para fabricar los barcos de la serie de televisión “Vikings”.

Todavía hundido sigue el barco de la asociación Ateneo Vikingo. Todo apunta a que verá pasar a sus compañeros desde el fondo del Ulla.

El arenero reconvertido en barco de guerra estaba ya muy deteriorado y ahora lleva meses semisumergido.

Compartir el artículo

stats