Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Otra gresca política en Valga

Manuel Castiñeiras y José María Bello Maneiro.

Manuel Castiñeiras y José María Bello Maneiro. Iñaki Abella

En Valga ha vuelto a liarse, políticamente hablando. Y todo por una contratación de personal realizada por el Concello. El alcalde conservador José María Bello Maneiro niega trato de favor alguno en respuesta a la pregunta formulada a este respecto por Manuel Castiñeiras, el representante electo de Valga Viva.

Lo que sucede es que la contestación del regidor no ha sido del agrado del opositor, por lo que el enfrentamiento vuelve a estar servido.

Todo empezó cuando Manuel Castiñeiras presentó un escrito preguntando por los “criterios de selección que se siguieron para la contratación de la persona encargada de impartir el módulo de Igualdade” en el Obradoiro.

Y en su solicitud hizo constar que “es la hija de la concejala de Emprego e Educación”.

Por méritos, no por ser hija de nadie

Esta apreciación llevó al alcalde a responder diciendo que el Concello de Valga “no contrató a ningún ‘familiar de’; y supongo que la trabajadora a la que se refiere tampoco fue licenciada por la Universidade de Santiago por ser ‘hija de’, ni fue seleccionada por la Diputación de Pontevedra para trabajar en el Concello de Valga por ser ‘hija de’, ni cuenta con la cualificación necesaria para impartir cursos de igualdad por ser ‘hija de”.

Bello Maneiro añadió en su respuesta que “cuando una persona llega a cierta edad se le presupone un mínimo grado de madurez, seriedad y sensatez; cualidades que no se demuestran persiguiendo a una persona por ser hija o familiar de nadie”.

Tras calificar este proceder como “indigno”, el alcalde pide a Manuel Castiñeiras “que deje de desacreditar y despreciar a personas trabajadoras que se sacrificaron para lograr sus objetivos, porque no todo vale en política por un puñado de votos”.

Estas palabras son las que desagradan al opositor, pues las considera “una crítica a mis aptitudes y capacidades, con valoraciones personales impropias de una administración y una total falta de respeto”.

Cree, incluso, que “la respuesta recibida no es propia de una persona que ostenta un cargo de posición de alcalde en una institución como es el Concello”.

Compartir el artículo

stats