Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Xunta reitera que Adro Vello será BIC pero ve inviable ampliar las excavaciones

La visita cursada por el conselleiro a Adro Vello, hace un año.

Hace un año, el conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, visitó el yacimiento arqueológico de Adro Vello para anunciar que sería incorporado al catálogo de los Bienes de Interés Cultural (BIC) de Galicia.

Ayer, coincidiendo con el arranque del Xacobeo, insistió en ello, dando mayor trascendencia si cabe a este enclave de San Vicente de O Grove en el que fue encontrada la moneda del Año Santo, ya que es la primera de curso legal en la que se reproduce la traslación de los restos del Apóstol Santiago.

La mala noticia es que, tras recordar que “el yacimiento se extiende por debajo de la carretera”, la Xunta asume que “no está previsto continuar las excavaciones en el momento actual, sino continuar con las labores de conservación y puesta en valor”.

“No está previsto continuar las excavaciones en el momento actual, sino continuar con las labores de conservación y puesta en valor”

Consellería de Cultura

decoration

Esto se debe, en gran medida, a la falta de sintonía política entre Administraciones, ya que esa carretera que hay que anular para seguir excavando y cuyo trazado habría que desviar es competencia de la Diputación de Pontevedra.

Una de las tumbas de la necrópolis de Adro Vello. FdV

Lo que hace la Xunta, manteniendo su promesa de convertir Adro Vello en BIC, es alimentar ese sueño que se repite cada año desde que en los ochenta se realizaron las excavaciones de este lugar.

"Un punto estratégico de la tradición Xacobea”

Las mismas que dejaron al descubierto “un punto estratégico de la tradición Xacobea”, en palabras de la propia Xunta.

Restos óseos en Adro Vello. FdV

No hay que olvidar que, fruto de aquel trabajo, se constató una ocupación de Adro Vello desde la época romana hasta el siglo XVIII, localizándose restos de una factoría de salazón de los siglos I-III y la villa romana (III e IV d.C.) que hace popular este enclave.

Sin olvidar una necrópolis usada desde la época tardorromana hasta la Edad Moderna, una iglesia del siglo VII –a la que sustituyó el actual templo parroquial de San Vicente– y una torre defensiva medieval.

La zona que ocupa Adro Vello, entre el mar y la vivienda que se aprecia al fondo. Iñaki Abella

Salvar todo esto, valorizarlo, convertirlo en un museo e incluso dar continuidad a las excavaciones –ya que se cree que lo más importante sigue aún enterrado– puede ser posible si consigue un respaldo tan importante como el calificativo BIC.

De ahí la importancia del anuncio realizado ayer por Cultura, recordando que su titular prometió hace un año “el inicio de los trabajos previos necesarios” para proceder a esa declaración.

Investigación arqueológica en el yacimiento. FdV

Y ahora se sabe que los técnicos de la dirección xeral de Patrimonio Cultural “están ya finalizando el informe que se remitirá a los órganos asesores con el fin de que evalúen la consideración de este yacimiento como bien singular para el patrimonio cultural de Galicia y, por lo tanto, la pertinencia de su declaración como Bien de Interés Cultural”.

Pendientes del Diario Oficial de Galicia

Dicho de otro modo, que “si los órganos asesores así lo dictaminan, se procederá a tramitar la publicación en el Diario Oficial de Galicia de la resolución de incoación del procedimiento para declarar BIC a Adro Vello, lo que supondrá su protección inmediata hasta su declaración definitiva”.

Este pronunciamiento de Cultura es un capítulo más de la historia política que rodea al yacimiento. Como lo fue la visita cursada al lugar hace una semana por representantes del Concello y la Diputación; también para insistir en la necesidad de salvar Adro Vello.

Compartir el artículo

stats