Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Unesco reconoce el valor educativo del proyecto galaico-luso de Ponte nas ondas!

La iniciativa escolar cosecha el éxito en Rabat tras 27 años de trabajo desde las aulas gallegas y portuguesas | Es la primera vez que Galicia recibe este reconocimiento

Delegación galaico-lusa con el conselleiro Román Rodríguez (3º izq.) y Santi Veloso (3º d.), ayer, en Rabat.

Veintisiete años ha necesitado el proyecto galaico-portugués de Ponte... nas ondas! para lograr el reconocimiento de la Unesco. Han sido casi tres décadas en las que el alumnado y profesorado de la raia ha trabajado en la radio internacional y la iniciativa de valoración del patrimonio inmaterial. Ayer, el organismo internacional, en una reunión en Rabat, Marruecos, acordaba al fin inscribirlo en el registro de buenas prácticas del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco.

Por teléfono, el profesor Santi Veloso –presidente de la Asociación Ponte... nas ondas!– aseguraba sentirse “feliz” por el logro. No es para menos, él ha sido el alma pater de una propuesta que ha logrado unir a centros educativos de toda Galicia, especialmente del sur, con sus homólogos del norte portugués para salvaguardar el patrimonio inmaterial.

Ayer mismo, en Rabat, Veloso señalaba en su intervención ante el Comité Intergubernamental de la Unesco: “Con nuestras actividades le dimos voz a la juventud de todos los niveles educativos, desde educación infantil hasta la universidad, utilizando el Patrimonio Cultural Inmaterial como una herramienta de educación patrimonial, de entendimiento y diálogo cultural”.

Como respuesta los expertos de la Unesco destacaron la metodología participativa de loa iniciativa. En concreto, según informaba ayer PNO en una nota destacaron “la experiencia transfronteriza” de un modelo “que se puede reproducir para reforzar el diálogo entre generaciones y la transmisión del patrimonio cultural inmaterial a través de las fronteras”.

Precisamente, el reconocimiento de ayer valora el trabajo de Ponte nas ondas y lo pone como ejemplo a seguir a otras comunidades de otros estados que se encuentren en una frontera y quieran estrechar lazos para no perder la cultura en común que poseen.

Además de Veloso, en Rabat también se pudo ir a la profesora Esmeralda Carvalho. Esta es representante de PNO! en Portugal y subrayó que el puente sobre las ondas radiofónicas y del río Miño ganaba “una nueva dimensión” gracias “al esfuerzo generoso de todas las comunidades educativas que decidieron preservar y transmitir este patrimonio común y transmitirlo a las nuevas generaciones” herederas de un legado que siglos atrás los trovadores gallego-portugueses comenzaron a forjar con sus cantigas al tiempo que se iban conformando las expresiones y manifestaciones comunes de ambos lados de la lusofonía.

Pero no olvidemos que toda la labor colectiva quedaría coja sin el apoyo institucional. Para revalorizarla, en la delegación gallega que viajó a la ciudad marroquí se encontraba el conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, acompañado por la directora xeral de Patrimonio Cultural, maría del Carmen Martínez.

Alumnos en una actividad de Ponte nas ondas. Os estudantes de‘Ponte... nas ondas!’mostran a futurosdocentes o seu xeitode facer radio comoposible ferramentadidáctica. // FdV

Para el titular de Cultura, según indicó la Xunta en un comunicado de prensa, la decisión de ayer de la Unesco supone “un gran triunfo para todos los gallegos y para nuestro sistema educativo” ya que una iniciativa nacida en las aulas gallegas servirá de “ejemplo para todo el mundo”.

Román aprovechó para felicitar a los impulsores. “Sin duda es un éxito suyo y un reconocimiento al trabajo realizado por todos los profesores y alumnos que a lo largo de 27 años participaron en esta iniciativa”.

Se trata de la primera vez que Galicia logra esta distinción en el registro de buenas prácticas del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco. Solo cuatro iniciativas de todo el mundo la lograron ayer en Marruecos.

Veloso y el conselleiro de Cultura, estos días en Rabat. Xunta

Román Rodríguez añadió que “como gallegos debemos estar orgullosos porque un programa de nuestros centros educativos vaya a servir de inspiración para concienciar a la juventud sobre la importancia de cuidar nuestro patrimonio y gracias a esta iniciativa nuevas generaciones de todo el mundo aprenderán desde la infancia la importancia y el valor del legado cultural y etnográfico”.

En la delegación gallega también participaron ayer la profesora Chus Álvarez; la portadora Dolores Gómez; el profesor y antropólogo Xerardo Pereiro, a los que se sumaron otras personas del bando portugués.

Una historia con penas y alegrías de casi treinta años de camino

La iniciativa de Ponte... nas ondas! (PNO) lleva casi 30 años luchando por hermanar a los escolares de ambos lados de la raia. El paso decisivo se dio cuando aspiraba a inscribir la tradición oral gallego-portuguesa como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. En el año 2005, en París, recibieron el no de la Unesco. Santi Veloso, presidente de la asociación PNO no se amilanó y siguió intentándolo siempre con el apoyo del Parlamento gallego, la Xunta y el Gobierno estatal. En esos años, saltó la candidatura del flamenco, incluso de la dieta mediterránea.

Mientras, la tradición oral galaico-lusa cosechaba apoyos, incluso la Unesco emitió informe favorable. No obstante, este organismo internacional reconocía la dificultad de proteger en toda su amplitud y diversidad la manifestación de la tradición oral. Años después, se optó por un cambio de giro, conseguir que el propio proyecto de Ponte... nas ondas” tuviese el reconocimiento de la Unesco y sirviese de modelo en el resto del mundo.

Ese último paso llegó ayer cuando por fin cosechó el éxito. No obstante, Galicia puede presumir de haber logrado diferentes reconocimientos de la Unesco. Es el caso del casco histórico y la Catedral de Santiago de Compostela; el Camino Francés, la Muralla de Lugo, la Torre de Hércules de A Coruña y los Caminos del Norte. A finales de 2018, el organismo reconoció como Patrimonio Cultural Inmaterial la piedra en seco como técnica de construcción tradicional. En estos momentos, la Xunta y otras administracionesw trabajan para que también sean reconocidos por la Unesco la Ribeira Sacra, las Islas Cíes y el Parque de Islas Atlánticas y Ferrol, como puerto de la Ilustración.

Compartir el artículo

stats