El arte gallego retorna fuerte a ARCO

Creadores galaicos como Leiro, Menchu Lamas, Julia Huete, Rubén Santiago y Rosendo Cid mostrarán su obra a partir de mañana en la feria española de referencia

Pintura de Menchu Lamas (fragmento).

Pintura de Menchu Lamas (fragmento). / GALERÍA MIGUEL MARCOS

Mar Mato

Mar Mato

La feria internacional de arte contemporáneo ARCO cumple 40 años y en este especial aniversario el arte gallego estará muy presente. Aunque no es el momento dorado de la historia con mayor representación de galerías –solo ha sido seleccionada una, la compostelana Nordés– sí habrá una nutrida participación de artistas de Galicia, tanto con la entidad santiaguesa como con otras foráneas.

PIeza de Rosendo Cid. |   // NORDÉS

PIeza de Rosendo Cid. / NORDÉS

Artistas como Leiro, Menchu Lamas, Julia Huete, Rosendo Cid y Rubén Santiago, entre otros, mostrarán su obra en la feria de las ferias del arte en España, que abrirá sus puertas hasta el domingo.

Esculturas de Rubén Santiago. |   // NORDÉS

Esculturas de Rubén Santiago. / NORDÉS

En el caso del cambadés Francisco Leiro –del que se conoció días atrás que será nuevo académico de Bellas Artes de San Fernando–, presentará obra con la galería Marlborough y Moisés Pérez de Albéniz, ambas de Madrid. “Son obras de momentos distintos, no es un trabajo pensado para ARCO”, aclaró el artista a FARO en una conversación reciente.

Cuadro-escultura de Julia Huete. |   // NORDÉS

Cuadro-escultura de Julia Huete. / NORDÉS

Por su parte, la viguesa Menchu Lamas acudirá con la barcelonesa Miguel Marcos. Desde esta, apuntan que “el stand de nuestra galería estará dedicado en gran parte a la artista Menchu Lamas con varias obras de los años 80”. Entre estos cuadros se encuentran “Lúa e serpe” de 1982; así como “Meniño da chave”, de 1984; y “Home e árbore”, del mismo año.

Ya de tierras gallegas, viajará como representante a ARCO la galería compostelana Nordés, que mostrará el trabajo de cinco artistas: los gallegos Julia Huete, Rubén Santiago y Rosendo Cid, así como de Miguel Marina y Luisa Pastor.

El gallego de Sarria (Lugo) Rubén Santiago está asentado en Oporto desde hace unos años. En su obra analiza la manera en la que las redes de poder articulan las sociedades contemporáneas. En su obra en ARCO “Not what is cracked up to be” muestra 60 nueces boab (del árbol baobab) talladas sobre peana de vidrio templado, con las que busca reflexionar sobre el racismo estructural.

El proyecto se desarrolló en Derby, un pueblo de la costa norte de Australia, con una extensa población aborigen.

Pintura de Menchu Lamas. |   // GALERÍA MIGUEL MARCOS

Pintura de Menchu Lamas. / GALERÍA MIGUEL MARCOS

Con esta obra, nos muestra la dificultad que tienen las familias locales de aborígenes y de bajos ingresos en Australia para sobrevivir tallando manualmente estas semillas decorativas.

Hoy en día, el tallado de estas semillas se destina principalmente al consumo turístico, vaciadas de significado. En lugar de elementos figurativos, Rubén Santiago talló frases sugeridas por los locales que hacen referencia a episodios traumáticos de la comunidad local.

En cuanto a la propuesta de Rosendo Cid, la apuesta es total por la abstracción. Destaca el dosier de la galería capitaneada por Chus Villar que “la abstracción es una idea que no deja de alimentarse de sí misma, a la vez que se combina con nuestras miradas particulares”, de ahí que su asimilación esté relacionada con significaciones “poéticas, siempre cambiantes y dinámicas”.

La galerista destaca que la obra presentada por Cid para esta 40 edición de ARCO son piezas “nuevas producidas para la feria” en la que ensambla pintura y escultura.

En estos cuadros Rosendo Cid sigue con su idea de que cualquier objeto o imagen “es susceptible de transformarse en otra realidad”.

Se puede apreciar en la serie que presenta “Fragmentos de una obra inacabada”, elaborada a partir de material reciclado y pintura. En esta página, por ejemplo, vemos una de las obras de dicha serie formada por un díptico sobre el que ha pintado dos rectángulos unidos de amarillo.

En otra serie, prosigue entregando al espectador a la abstracción: “La ingenua necesidad de entender la abstracción”.

La abstracción también es una propuesta a la que se circunscribe Julia Huete, quien el pasado año cosechó éxito en ARCO al ganar el Premio Cervezas Alhambra de Arte Emergente, en su quinta edición por su obra “De dos cuerpos vengo”.

En esta edición, la ourensana Huete “sigue la misma línea que en la obra presentada el año pasado a ARCO –detalla la galerista–, con grandes lienzos bordados dentro de la serie “Composiciones monocromas”. Se trata, especifica, de “un trabajo abstracto pictórico” en el que se expresa a través de textiles y bordados.

De esta manera, en la feria madrileña se podrán ver grandes tapices bordados en punto de cruz y colocados en un bastidor como es el caso de la obra “Verdeoliva desbordado”.

Nuevamente, la sencillez manda, con una línea continua que muestra la “voluntad” de la artista, apunta la galería, “de explorar el volumen”.

De Julia Huete se podrá ver también una escultura tallada en madera de abeto donde prosigue con las líneas orgánicas de sus cuadros y que se presenta con un título sugerente: “Self portrait as an egg”, es decir, autorretrato a modo de huevo.

Suscríbete para seguir leyendo