Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Galicia vacunará en los centros de salud para animar a los 200.000 rezagados

Vacunación en el IFEVI Marta G. Brea

El Sergas ofrecerá vacunarse en los centros de salud a los gallegos rezagados que aún no se han puesto ni la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus. Cuando este mes termine el proceso de vacunación masiva con más de cuatro millones de dosis inyectadas en la comunidad desde finales de diciembre del año pasado, a los 200.000 gallegos pendientes de la primera inyección se les propondrá vacunarse en su ambulatorio.

La Xunta prevé presentar mañana el nuevo protocolo de hostelería

El Sergas ofrecerá vacunarse en los centros de salud a los gallegos rezagados que aún no se han puesto ni la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus. Cuando este mes termine el proceso de vacunación masiva con más de cuatro millones de dosis inyectadas en la comunidad desde finales de diciembre del año pasado, a los 200.000 gallegos pendientes de la primera inyección se les propondrá vacunarse en su ambulatorio. Hasta ahora el Sergas había rechazado esta propuesta, pese a que había ciudadanos que se quejaban por tener que trasladarse a otras localidades para protegerse contra el COVID-19. Sanidade apostó hasta ahora por centralizar la vacunación en espacios grandes como el Ifevi, por ejemplo en Vigo.

Ahora para animar a los que dudan de vacunarse se pondrán en contacto con ellos de “forma expresa e individual” y se les ofrecerá recibir el pinchazo en su centro de salud. Así lo adelantó ayer el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. El cien por cien de los mayores de 70 años tienen la pauta completa en Galicia, pero a partir de ahí no todos han acudido a la llamada del Sergas para vacunarse, y eso que en algunas ocasiones se les ha llamado hasta cinco veces. “No nos ha importado ser pesados”, han reconocido desde Sanidade, en su empeño de vacunar a cuantos más, mejor. El 1,2% de los gallegos entre 60 y 69 años no se ha vacunado, igual que el 4,5% de los de 50 años, el 9,3% de los cuarenta, el 21% de los treinta y el 21% de los veinte. ¿Por qué? El Sergas apunta diversas razones: negacionistas, personas que dudan de la eficacia de las inyecciones o tienen miedo, personas que por tener otras dolencias han tenido que demorar la vacunación, o personas que han tenido problemas para su localización, ...

El Sergas ha mudado su estrategia y se ha abierto a vacunar en los centros de salud (una opción que aceptó solo en algunas ocasiones para enfermos dependientes) porque quiere convertir a Galicia este mes en “una de las regiones de Europa, junto a Asturias, con mayor porcentaje de vacunados”, apuntó ayer Feijóo.

“Nos gustaría llegar al 98 o 99% de vacunación”, remarcó el titular del Ejecutivo autonómico. De ahí también que este mes también abriera la autocita una facilidad más para alentar a la vacunación.

Sanidade ahora centra sus esfuerzos en la vacunación de los escolares. Quiere que antes del 20 de septiembre tengan pauta completa “todos los chavales de doce años hacia delante” y así empezar el curso académico con más tranquilidad. Este jueves arrancan las clases en Primaria, pero la inyección contra el coronavirus no está autorizada para niños tan pequeños. Las clases de Secundaria, Bachillerato y FP empiezan el día 19 y por ello el presidente de la Xunta rogó ayer a las familias que “acudan a las distintas convocatorias, que ya están señaladas, para que puedan empezar el curso todos con una dosis y el 98% con doble dosis”.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en un aula con motivo de la inauguración del nuevo año académico FdV

“Esperemos que sea el último curso de la pandemia”. En la víspera de la apertura del curso escolar para los niños de Infantil y Primaria el jueves, el presidente de la Xunta visitó un colegio en Lugo y manifestó su deseo de que éste sea el último curso marcado por el COVID-19. También apuntó su esperanza de “finalizarlo próximo a la normalidad”. En todo caso, explicó que la vacunación de los mayores de 10 años permite “gestionar con la mayor seguridad la mayor pandemia en las aulas”. “No vamos a improvisar nada, el protocolo está aprobado desde junio”, insistió.

La vuelta a las barras: una pareja de convivientes y a 1,5 metros de otros clientes

La Xunta confía en cerrar con los representantes de la hostelería el nuevo protocolo que regirá a partir de ahora en restaurantes, cafeterías y bares, una vez que la mayoría de los gallegos están vacunados. Su intención es que hoy le dé el visto bueno el Comité Clínico, integrado por expertos sanitarios, y que el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, lo presente en rueda de prensa mañana.

Una de las novedades ya avanzadas es la vuelta a la barra del bar, pero con limitaciones. Tiene que haber una distancia de metro y medio y podrán tomar algo “una pareja de convivientes”, pero no grupos amplios, adelantaban ayer fuentes de la negociación.

“Estamos hilvanando ese protocolo”, apuntó ayer el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, quien explicó que el objetivo es que el nuevo modelo tenga “cierto carácter de estabilidad” y así el setor se olvide de tener que consultar semana a semana el DOG (Diario Oficial de Galicia) para conocer las nuevas limitaciones ante el cambio de situación epidemiológica del concello donde tienen su negocio.

Con el nuevo protocolo, habrá un “nivel basal en cuanto al aforo de los locales para que puedan mantener su actividad, tanto en el interior como en el exterior de los establecimientos, ocurra lo que ocurra, salvo circunstancias excepcionales”. Y dos niveles más de aforos en función de la mejor situación epidemiológica de los municipios. A mayores, los locales podrán elevar esos porcentajes de público si cumplen medidas de seguridad extra (por ejemplo elevar la distancia de seguridad entre mesas, colocar geles hidroalcohólicos en todas las mesas, incrementar la limpieza de los aseos, ...). 

 

Compartir el artículo

stats