Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El nuevo protocolo para la hostelería permitirá usar las barras “con condiciones”

Sergas y sector prevén cerrar la negociación la próxima semana | Sanidade citará por SMS a los que ya pasaron el COVID e insta a no vacunados a pedir autocita para mañana

Barra de una cafetería. CARLOS PARDELLAS

Tras un año y medio de pandemia inutilizadas, las barras de los locales de hostelería pronto volverán a acoger clientes. Sergas y sector tenían previsto hacer público esta semana el nuevo protocolo de aforos y medidas para los establecimientos, pero atrasan el cierre de la negociación hasta la próxima semana. El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, adelantó ayer en rueda de prensa –tras celebrarse la tercera reunión con el sector– que el nuevo protocolo de medidas preventivas ante el COVID-19 incluye la apertura de las barras (una de las peticiones del propio sector) aunque “con condiciones”, que prevén concretar en los próximos días. También avanzó Comesaña que se descarta la petición del certificado COVID, pendientes,no obstante, de que el Supremo se pronuncie sobre el recurso interpuesto por la Xunta tras el auto del TSXG que invalidó la medida en vigor desde finales de julio.

La distancia de los clientes con respecto a los camareros que trabajan dentro de barra, así como la distancia entre comensales o el modelo de ventilación, son requisitos que deben consensuar Xunta y sector. La reunión de ayer, según García Comesaña, ha sido “muy fructífera” y hay que seguir avanzando “con prudencia” en el protocolo que permitirá que el aforo de los locales no dependa de la situación epidemiológica de los municipios. Habrá un nuevo encuentro mañana.

En cuanto al certificado COVID, el conselleiro defendió que solicitarlo “tiene más ventajas que inconvenientes” y destacó que la solicitud en hostelería fue “consensuada con el sector” en su día. Explicó García Comesaña que en hostelería, a diferencia de eventos culturales o actos religiosos, la mascarilla se retira para consumir. Y puso como ejemplo Portugal en la petición de este certificado. En todo caso, si el Supremo admite su utilización, se incorporaría “como requisito para entrar” en los locales.

Con respecto al ocio nocturno, Comesaña apuntó que son “ámbitos diferentes” y que habrá reunión con el sector la próxima semana.

En cuanto a la evolución de la pandemia, “sigue en curva descendente”. Baja más rápido que las anteriores semanas, según la directora xeral de Saúde Pública, Carmen Durán (a un ritmo del 3,7% diario). Durán constató que la situación evoluciona “favorablemente” para salir de la quinta ola. En el tramo entre 12 y 19 años el descenso es menor que en el resto de grupos de edad. Los casos activos en Galica a día de ayer eran 7.812 (por debajo ya de 8.000; hace un mes eran más del doble). Siguen preocupando los 52 pacientes en UCI (hace un mes eran 43). El Sergas notificó ayer cuatro muertes más (son 2.574 fallecidos desde el inicio de la pandemia).

El conselleiro apuntó que queda un 8% de la población sin vacunar (200.000 personas aproximadamente). Animó a los mayores de 20 años a solicitar autocita para mañana: hay 30.000 huevos para vacunación y hasta el día de ayer se habían solicitado la mitad. García Comesaña apuntó que Sanidade empezará a llamar a las personas que han pasado ya el COVID. Serán citadas vía SMS “reduciendo así el periodo de seis meses que debían esperar para recibir la vacuna”. También se está vacunando a colectivos especiales, como las personas sin hogar; ya se ha vacunado a 200. El Sergas hace un llamamiento a embarazadas para que acudan a vacunarse. El nuevo mapa de restricciones, que entrará en vigor a las 00.00 horas del sábado, sitúa en nivel máximo a tres municipios (Melide, que se une a Ordes y Monforte); suponen el 1,42% de la población. En alto serán 21, el 4,17%, y en medio 41 concellos, entre ellos Ourense, Lugo, Ferrol y A Coruña. Descienden a medio-bajo las ciudades de Vigo, Pontevedra y Santiago. En este nivel, el de menores restricciones, estarán el fin de semana 248 municipios gallegos, el 61% de la población.

Escasa probablidad de una sexta ola en escolares

En cuanto a la vuelta al cole, el conselleiro de Sanidade consideró que “todo parece indicar” que no habrá una sexta ola que afecte a la población menor de 12 años, que se encuentra todavía sin vacunar. Sin embargo, expresó que tampoco puede descartarse, por lo que se mantendrá la vigilancia. En todo caso, destacó que para el inicio del curso escolar se mantendrán “todas las medidas” que se pusieron en marcha para el anterior y que la situación es mejor que el año pasado porque los profesores y familiares del alumnado ya están vacunados. En cuanto a la revisión de aforos en los eventos deportivos (ayer se acordó pasar del 40% al 60% en espacios abiertos), el conselleiro de Sanidade advirtió del grado de incumplimiento que hubo hasta en partidos de liga por el “poco uso de la mascarilla en las gradas”.

Compartir el artículo

stats