17 de septiembre de 2019
17.09.2019

Prisión provisional sin fianza para el autor de la barbarie machista de Valga

José Luis Abet llegó fuertemente escoltado a los juzgados de Caldas de Reis, en donde fue recibido con gritos de "asesino" y "desgraciado"

17.09.2019 | 11:03
Así llegó a los juzgados el autor confeso del triple crimen de Valga. // N.P. / M.M. / Atlas

Prisión provisional sin fianza por la comisión de tres presuntos delitos de asesinato, lo que podría dar lugar a una pena de prisión permanente revisable. Es lo que ha determinado el juzgado especializado en Violencia sobre la Mujer de Caldas de Reis para el autor confeso del triple asesinato machista de Valga, donde ha declarado esta mañana. El agresor pasó la noche en los calabozos de la Guardia Civil de Pontevedra tras confesar que mató a tiros a su exmujer, a su exsuegra y a su excuñada.

Un centenar de personas le esperaron esta mañana a las puertas de la sede judicial de Caldas de Reis y lo recibieron a gritos de "asesino" y "desgraciado".

Por el juzgado, especializado en Violencia sobre la Mujer, han pasado ya desde primeras horas testigos del atroz crimen, que han declarado ante la jueza.

Los hechos

Un divorcio de mutuo acuerdo en enero de 2018 acabó ayer en tragedia con un triple asesinato machista en la localidad pontevedresa de Valga. José Luis Abet Lafuente, de 45 años, acabó a tiros con la vida de su exmujer, Sandra Boquete Jamardo, de 39, en presencia de los dos hijos menores de ambos. El asesino confeso aprovechó que su exmujer abría el portalón para salir con el coche, ya que los menores se iban al colegio, y se introdujo en la finca. Allí la mató, al igual que hizo con su excuñada Alba Boquete, de 27, que llegó a la finca entonces y María Elena Jamardo Figueroa, de 58 años y madre de ambas.

El hombre realizó varios disparos con un revólver contra cada una de las víctimas y será la autopsia la que concrete cuántos, si bien algunos vecinos afirman que escucharon "varias ráfagas".

El autor de la barbarie de Valga, a prisión. // U. Foces

Tras asesinar a las tres mujeres, abandonó el lugar y se desplazó a Bertamiráns, en el Concello de Ames -cerca de Santiago-, donde residía con sus padres tras el divorcio. Fue allí donde este hombre, padre de otro hijo -fruto de una relación anterior-, contactó con la Guardia Civil para confesar el triple crimen, aunque posteriormente se habría acogido a su derecho a no declarar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca