16 de septiembre de 2019
16.09.2019

Un hombre mata a su exmujer, a su excuñada y a su exsuegra en Valga delante de sus dos hijos

La víctima tuvo tiempo de llamar a su madre y a su hermana al ver a su expareja - El autor del crimen se entregó esta mañana en Ames - No constan denuncias previas por violencia de género

16.09.2019 | 10:17

Un triple crimen machista conmociona a Galicia. Un hombre ha asesinado esta mañana a su exmujer, a su excuñada y a su exsuegra -Sandra, de 39 años; María Elena, de 58 años; y su hija Alba, de 27 años- en Carracido, Cordeiro, en el ayuntamiento de Valga, delante de sus dos hijos, de 4 y 7 años, los cuales salieron corriendo del lugar y se refugiaron en casa de un vecino. El autor de este triple asesinato, José Luis Abet Lafuente, de 45 años, se ha entregado esta misma mañana en Ames, donde ha confirmado su autoría ante los agentes de la Guardia Civil. No constan denuncias previas por violencia de género. La pareja estaba en trámites de separación.

El agresor disparó contra su exmujer, que fue sorprendida en el momento en el que esta se disponía a salir de su casa para llevar a sus hijos al colegio, sobre las 8.20 horas de este lunes. Según el delegado del Gobierno, Javier Losada, en declaraciones a la Ser, la víctima tuvo tiempo de llamar a su madre y a su hermana al ver a su expareja. Cuando estas bajaron, también fueron tiroteadas. El hombre se dio a la fuga tras perpetrar el triple crimen. Se dirigió a casa de sus padres, en Ames, donde residía. Allí, se entregó a la Guardia Civil. El delegado del Gobierno confirmó que no hay constancia de que hubiera ninguna denuncia previa por violencia de género y corroboró que la pareja estaba en fase de separación.

Por su parte, la subdelegada del Gobierno en Pontevedra, Maica Larriba, confirmó que no había denuncias previas hacia el presunto asesino de tres mujeres, su expareja, su exsuegra y su excuñada, en Cordeiro, Valga, esta mañana.

Maica Larriba avanzó que el triple crimen se produjo sobre las 8 de la mañana de hoy en el domicilio en el que residían las tres mujeres y los dos hijos en común de una de las víctimas y su presunto asesino. La subdelegada del Gobierno, que insistió en que estos son los datos que puede aportar en estos momentos al encontrarse el caso todavía bajo investigación, explicó que José Luis Abet habría abordado a su expareja cuando esta se encontraba en el coche para llevar a sus dos hijos de 4 y 7 años a colegio.

Con los dos menores dentro del coche, le disparó con un arma corta. Luego, disparó también contra su exsuegra y su excuñada en la finca de la vivienda. La subdelegada señaló que, posteriormente, "se dio a la fuga", siendo localizado y detenido por agentes de la Guardia Civil en las inmediaciones del domicilio de la madre del presunto asesino en el Concello de Ames.

Al parecer fue una llamada telefónica, no se precisó quién la efectuó, la que alertó a las autoridades del paradero del sospechoso. Larriba reconoce que hubo momentos de "mucha cautela", dado que el presunto autor del homicidio no había sido detenido y portaba un arma.

La subdelegada del Gobierno explicó que se trata de un suceso "terrible" de los "que te parten el alma por dentro" y recordó que, además, el Concello de Valga ya sufrió un crimen machista este mismo año, el pasado mes de marzo con el asesinato de María José Guimarey.

En la actualidad, en el sistema VIOGEN en este concello estaban activos dos casos, uno de riesgo medio y otro de riesgo no apreciado, pero en el caso del detenido por el triple crimen de esta mañana no había ningún tipo de aviso ni antecedente. Desde que se tienen registros VIOGEN, en 2003, en la provincia de Pontevedra han sido asesinadas 25 mujeres víctimas de la violencia machista.

La subdelegada se disponía a trasladarse este mismo mediodía a Valga, en donde el coronel de la Guardia Civil de la Comandancia de Pontevedra, Simón Venzal, coordina el dispositivo de investigación bajo la tutela de la magistrada del juzgado de instrucción número 2 de Caldas de Reis, especializado, además, en violencia sobre la mujer.

Larriba dijo que "no quería entrar hoy en debates" a la hora de valorar este suceso, pero sí señaló que le parece "difícil aceptar que haya quien niegue la violencia machista".

Reacción de la Xunta 

Como recoge Europa Press, la Xunta de Galicia ha expresado por medio de un comunicado su "más enérgica condena" a este triple asesinato y manifiesta su "consternación". A la espera de que la investigación confirme si es un caso de violencia de género, hace un llamamiento a toda la sociedad para que se rebele contra esta "repudiable lacra".

A su vez, la Xunta anima a las personas que estén siendo víctimas de malos tratos a denunciar, "para que así se les puedan prestar las ayudas necesarias para acabar con la situación de violencia en la que están inmersas".

"Tienen a su disposición un amplio abanico de medidas: protección policial, ayudas económicas, asesoramiento e información, apoyo psicológico o la red de casas de acogida", recoge el Gobierno gallego en el comunicado.

En este sentido, la Xunta recuerda el número de "teléfono de la mujer" 900 40 02 73 o el 016, "un servicio gratuito que garantiza la confidencialidad, ya que no queda huella en la factura telefónica", aunque sí aparece en el registro de llamadas del terminal.



Cámaras de seguridad

Según declaraciones de allegados y compañeros de trabajo de la exmujer del asesino, esta había instalado cámaras en casa porque se sentía amenazada. Estas mismas fuentes aseguran que el autor del triple crimen se había persondo en alguna ocasión en el lugar de trabajo de su expareja para amenazarla.

Unos 40 efectivos policiales y judiciales han llegado al lugar de los hechos a lo largo de esta mañana. En estos momentos,  se busca el arma con la que se realizó el crimen en los alrededores de la zona, sobre todo, en las fincas anexas y bajo las viñas.

Tercer crimen de violencia de género en Galicia

Se trata del tercer caso de crimen de violencia machista en Galicia y el  segundo registrado en el ayuntamiento de Valga en lo que va de año. Precisamente, en este mismo lugar, se registró el pasado mes de marzo la primera víctima del año en Galicia: un hombre de 46 años, Javier Bello, natural de Carracedo, mató con una escopeta de caza a su mujer, María José Aboy Guimarey, en el municipio pontevedrés y posteriormente se suicidó.El matrimonio tenía dos hijos, ambos mayores de edad. En este caso, tampoco había antecedentes por violencia de género ni denuncias previas.

El segundo caso tuvo lugar en Vilalba el pasado 21 de julio: un hombre sobre el que pesaba una orden de alejamiento asesinó a cuchilladas a su expareja en el domicilio de esta en la localidad y posteriormente se suicidó.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca