Una marcha contra el cáncer de récord

Un total de 2.104 corredores participaron en la quinta Marcha contra o Cancro, una carrera solidaria y no competitiva que hasta contó con un centenar de mascotas

Más de 2.000 corredores de todas las edades participaron en la quinta edición de la carrera solidaria.

Más de 2.000 corredores de todas las edades participaron en la quinta edición de la carrera solidaria. / Gustavo Santos

Una carrera contra el cáncer de récord. Hasta 2.104 corredores marcharon ayer por las calles de Pontevedra en la quinta edición de esta cita solidaria y no competitiva que, un año más, convocó a participantes de todas las edades.

La Asociación Española contra el Cáncer, organizadora de la multitudinaria cita, había previsto admitir inscripciones durante la jornada de ayer “pero tuvimos que cerrarlas hace unos dos o tres días porque ya llegamos al tope de la marcha”, explica Pilar Canda, responsable de Comunicación de la entidad, “estamos gratamente sorprendidos”.

Un año más, la Marcha contra o Cancro quiso reivindicar la importancia de la investigación. A mayores de la carrera, incluyó otras propuestas como una autocaravana Polaroid en el que todos los participantes pudieron fotografiarse y llevarse una imagen de recuerdo.

Corrieron o marcharon participantes de todas las edades, desde mayores a bebés en sus carritos.

Corrieron o marcharon participantes de todas las edades, desde mayores a bebés en sus carritos. / Gustavo Santos

Con los pequeños (algunos de ellos bebés en sus carritos), mayores, grupos de amigos, de clubes deportivos o escolares, también tuvieron especial protagonismo las mascotas. Participaron más de un centenar en la que fue la primera edición “pet friendly”. “Viendo que la gente se animaba a venir con sus perros decidimos declararla así y tenemos regalos e incluso avituallamiento”, señala en este punto Pilar Canda.

Dos enfermas con tumores de baja supervivencia, Teresa y María del Carmen, leyeron el manifiesto.

Dos enfermas con tumores de baja supervivencia, Teresa y María del Carmen, leyeron el manifiesto. / Gustavo Santos

Los niños pudieron sumarse durante la mañana a actividades como un circuito de habilidad o un pintacaras.

Teresa, enferma de cáncer de páncreas, considerado de baja supervivencia, y María del Carmen, paciente de cáncer de mama metastásico (con una supervivencia a 5 años en torno al 25%) fueron las encargadas de leer el manifiesto, en el que recordaron que “los tumores de baja supervivencia suelen ser aquellos más silenciosos, donde en la actualidad no hay herramientas de cribado y son identificados en estadios más tardíos o no hay suficiente investigación para su tratamiento específico”.

En la primera edición declarada "pet friendly" participó un centenar de mascotas.

En la primera edición declarada "pet friendly" participó un centenar de mascotas. / Gustavo Santos

Teresa, enferma de cáncer de páncreas, considerado de baja supervivencia, y María del Carmen, paciente de cáncer de mama metastásico (con una supervivencia a 5 años en torno al 25%) fueron las encargadas de leer el manifiesto, en el que recordaron que "es vital continuar impulsando la investigación"

Hoy estamos aquí para visibilizar la necesidad de trabajar en abordar estos tipos de cánceres en todas sus etapas, haciendo hincapié en su detección temprana”, añadieron antes de recordar que no existen incentivos para hacerles frentes “si no se cuenta con la financiación y apoyos suficientes… Es vital continuar impulsando la investigación para que todos los pacientes de cáncer tengamos garantizado el acceso a los resultados de la investigación y las mismas oportunidades a la hora de afrontar la enfermedad”.

La marcha tiñó de verde una abarrotada plaza de España.

La marcha tiñó de verde una abarrotada plaza de España. / Gustavo Santos

“La investigación”, recordó María del Carmen, “es la mejor herramienta para aumentar las cifras de supervivencia y para ello es necesario que los investigadores de España tengan el mismo apoyo y oportunidades que los de países donde la investigación es una prioridad”.

José Vilar, uno de los participantes, coincide con las autoras del manifiesto en reivindicar la importancia de apoyar estas acciones. “Es una actividad que me encanta, me gusta mucho cooperar contra el cáncer con la Asociación Contra el Cáncer, señala antes de bromear con que “no voy a correr, soy muy mayor para arriesgar la vida, así que voy andando. Nos lo han pedido y vamos a abrir la carrera unos cuantos amigos que también ayudamos a la asociación”.

José Vilar, uno de los colaboradores de la AECC que participó en la marcha.

José Vilar, uno de los colaboradores de la AECC que participó en la marcha. / Gustavo Santos

José Vilar, uno de los participantes, coincide con las autoras del manifiesto en reivindicar la importancia de apoyar estas acciones. “Es una actividad que me encanta, me gusta mucho cooperar contra el cáncer con la Asociación Contra el Cáncer”

Con sus mascotas acudieron Guadalupe Bouzas y Geni Ambroa, esta última superviviente de cáncer.

Con sus mascotas acudieron Guadalupe Bouzas y Geni Ambroa, esta última superviviente de cáncer. / Gustavo Santos

Con sus mascotas acudieron Guadalupe Bouzas y Geni Ambroa, esta última superviviente de cáncer. “Estoy con las revisiones y luchando aún, llevo dos años. He tenido psicólogo y pilates gracias a la Asociación contra el Cáncer, que desarrolla una gran labor”.

Con sus mascotas acudieron Guadalupe Bouzas y Geni Ambroa, esta última superviviente de cáncer. “Estoy con las revisiones y luchando aún, llevo dos años. He tenido psicólogo y pilates gracias a la Asociación contra el Cáncer, que desarrolla una gran labor”

Rocío Torres, una de las participantes que incide en la gran labor social de la AECC.

Rocío Torres, una de las participantes que incide en la gran labor social de la AECC. / Gustavo Santos

Rocío Torres también lució la camiseta verde para participar en la marcha y hace hincapié en que “es clave apoyar la investigación contra el cáncer y la labor de la AECC, porque la labor hace esta asociación es la más importante en nuestra zona. Siempre hace muchas actividades y procuramos participar para apoyar a la AECC y darle visibilidad”.

Rocío Torres también lució la camiseta verde para participar en la marcha y hace hincapié en que “es clave apoyar la investigación contra el cáncer y la labor de la AECC, porque la labor hace esta asociación es la más importante en nuestra zona"

Bajo el lema “Pontevedra en marcha contra o cancro”, la marcha buscaba sumar fuerzas para conseguir el reto de la AECC: alcanzar un 70% de supervivencia de estos pacientes en el año 2030.

La Escuela Naval contó con una nutrida representación y uno de sus alumnos fue el primero en cruzar la meta.

La Escuela Naval contó con una nutrida representación y uno de sus alumnos fue el primero en cruzar la meta. / Gustavo Santos

La Escuela Naval de Marín fue uno de los centros que contó con una nutrida representación y finalmente fue uno de sus alumnos, Ignacio, de 20 años y que participaba por primera vez, el primero en cruzar la línea de meta. Tardó solo 18 minutos en recorrer los 6,75 metros del itinerario.

El alcalde, Miguel Fernández Lores, y el presidente de la Diputación, Luis López, fueron algunas de las caras conocidas de la política que apoyaron la marcha, a la que también se sumaron ediles como Anabel Gulías, Rafa Domínguez, Iván Puentes o Paloma Castro, y la diputada Marica Adrio.

Una clase de zumba despidió la jornada solidaria.

Una clase de zumba despidió la jornada solidaria. / Gustavo Santos

Tras caminar o correr, los asistentes pudieron recuperar fuerzas con un avituallamiento saludable o despedir una jornada de solidaridad y deporte con una divertida clase de zumba.