La Ley de Garantía de la Libertad Sexual, que entró en vigor el 7 de octubre, ha dado lugar a la revisión de varias sentencias para aplicar penas más favorables a delincuentes sexuales, también en Ourense. La próxima semana, la Audiencia Provincial celebrará un juicio por unos hechos que fueron calificados en junio de este año todavía como un abuso sexual con acceso carnal, pero la tipificación del abuso sexual ha desaparecido con la nueva ley, que cataloga como agresión toda violencia contra la libertad sexual. En la calificación de los hechos presentada antes de la nueva ley, la Fiscalía de Ourense solicitaba 6 años de prisión.

“Paralizada por el miedo”

El encausado y la víctima, que eran amigos, quedaron en el domicilio del varón en O Carballiño el 1 de febrero de 2020. Presuntamente, empezó a tocarla y a decirle que le gustaba, mientras la mujer le pedía que parase, llorando.

La llevó al dormitorio y, según la Fiscalía, la agredió sexualmente, con penetración, pese a que la víctima, “que se encontraba paralizada por el miedo, seguía insistiendo en que cejase en su actitud”.

El ministerio público solicita en su escrito provisional un total de 15 años de alejamiento, a una distancia mínima de 300 metros de la víctima, así como una indemnización de 6.000 euros por los daños morales.