Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La diócesis estudia transmitir por la red misas y actos de la Semana Santa

Dos curas utilizan las nuevas tecnologías para llegar a sus feligreses

Obispado de Ourense. // Iñaki Osorio

Obispado de Ourense. // Iñaki Osorio

La diócesis de Ourense estudia la posibilidad de transmitir la celebración de alguna misa y actos de la Semana Santa por radio e internet, si se prolonga el estado de alarma por la pandemia del coronavirus. De momento, el obispo Leonardo Lemos Montanet -igual que muchos sacerdotes que se encuentran en distintas parroquias-, se limita a celebrar la eucaristía en la capilla del Obispado, seguida solamente por su madre y su padre, que tienen 90 y 91 años de edad, respectivamente. Leonardo Lemos indica que detrás de ellos contempla a "todas las personas mayores de la diócesis", con las que se siente unido, a pesar de que permanezcan confinadas en sus casas y residencias.

La diócesis de Ourense no cuenta con medios para poder transmitir la misa de los domingos por internet, como hace el titular de la diócesis de Tui-Vigo, Luis Quinteiro Fiuza, grabado por el párroco de Mondariz. Pero tampoco descarta sumarse a la iniciativa, si se prolonga la situación. De momento se encuentran a la vanguardia Carlos Prieto y el rector del santuario de los Milagros, José Manuel Villares, que retransmiten las celebraciones que realizan para sus parroquias por las redes sociales.

El Obispado de Ourense facilitó los horarios de misa que ofrecen distintos canales de televisión, por lo que el vicario de Pastoral, Francisco Pernas de Dios, consideran que "está suficientemente cubierto el servicio", aunque valoran la posibilidad de recurrir a las nuevas tecnologías, para incrementar la oferta. Pero mientras tanto, realiza un llamamiento a la responsabilidad: "Las parroquias van a tener la celebración con el sacerdote solo en la parroquia, y se invita a que los fieles se unan, desde sus casas, a esa misma hora". Y agrega: "Son medios que tenemos para alimentar nuestra fe y tratar de vivirla, respetando siempre las normas que nos dan. En eso tenemos que ser serios, pensando en nosotros y pensando en el bien común de todos".

Leonardo Lemos recuerda a "San Lázaro, San Roque y San Benito, que se hicieron populares por las intercesiones que realizaron en momentos difíciles para nuestro pueblo". Por lo que insiste en la necesidad de "ser obedientes a las consignas de nuestras autoridades, tomar las cosas con seriedad, pero sin perder la calma y mucho menos la esperanza".

Por otra parte, el obispado recuerda que la celebración en los tanatorios debe limítese estrictamente a familiares y allegados. "Cúmplanse en todo momento las indicaciones de las autoridades civiles y sanitarias. Los sacerdotes en edad avanzada o con patologías de riesgo absténgase de acudir a los tanatorios y limítense al rito de inhumación en el cementerio. En caso de imposibilidad para acudir, pónganse en contacto con el arcipreste. Conscientes de la situación, tengamos unas palabras de consuelo humano y cristiano hacia los familiares antes de comenzar el rito propio de las exequias, dado que viven este momento sin el calor de sus vecinos y amigos".

Con respecto a los estipendios, el obispo considera que "sería un signo de solidaridad y cercanía no percibir ningún estipendio" y celebrar luego un funeral comunitario.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats