El Club do Mar Bueu estudia movilizarse para reclamar la rampa de Pescadoira

La entidad asegura encontrarse “desamparada” ante la inacción de las administraciones | Sigue pendiente de que Costas y Portos de Galicia confirmen una reunión a tres bandas

Imagen de la rampa actual con la nave náutica del Club do Mar Bueu al fondo |   // SANTOS ÁLVAREZ

Imagen de la rampa actual con la nave náutica del Club do Mar Bueu al fondo | // SANTOS ÁLVAREZ / César Collarte

El Club do Mar Bueu estudia realizar movilizaciones para reclamar la construcción de una rampa de acceso al mar en Pescadoira ante la “situación de desamparo” en la que asegura encontrarse por la inacción de las administraciones implicadas, que continúan sin ofrecer una solución. La entidad que preside Manuel Juncal competirá esta temporada en la Liga Eusko Label de Traineras tras su brillante ascenso desde la Liga Gallega, pero las condiciones en las que debe desarrollar su actividad deportiva siguen dejando mucho que desear por la falta de un lugar en condiciones y seguro por el que bajar y subir sus embarcaciones, tanto traineras, trainerillas y bateles como las zódiacs.

“Estamos perdidos en la burocracia”, afirma el presidente del club, que recuerda que en agosto se solicitó una reunión a tres con Portos de Galicia y Costas del Estado –además de con el Concello de Bueu– para encontrar un camino que desbloquee la situación actual. Sin embargo, hasta la fecha no hay noticias positivas al respecto. Portos comunicó que está pendiente de agendar esa cita, mientras que Costas ha mostrado su voluntad de hacerlo, pero comunica que previamente debe mantener contactos con Portos. “Pedimos esa reunión porque creemos que es una cuestión de voluntad, pero esas son las últimas noticias que tenemos, hace ya un mes”, relata Manuel Juncal.

El dirigente apunta que “desde el concello hay voluntad y este año parece que Costas ha empezado a estudiar la situación del club”. También el pasado mes de abril Portos manifestó su disposición a asumir la prolongación de la rampa actual, después de que el club remitiese sendas solicitudes tanto a Costas como a Portos a fin de agilizar el proceso resolverlo de una forma satisfactoria. “Pero no hemos vuelto a tener más noticias al respecto”, explica el presidente del Club do Mar Bueu, que admite que la situación supone, para los responsables de la entidad deportiva, “un tremendo desgaste”.

Estado actual de la rampa junto a la nave de deportes náuticos de Pescadoira.

Estado actual de la rampa junto a la nave de deportes náuticos de Pescadoira. / Santos Álvarez

Desde el Club do Mar Bueu se manifiesta, asimismo, que sus quejas afectan no solamente a la ausencia de un acceso al mar en condiciones, sino que tienen un telón de fondo añadido. “El fondo de la cuestión es que hay una acumulación desproporcionada de arena junto a la lonja, una arena que se va desde la zona delante del club, convirtiéndola en un lugar cada vez más agreste”, afirma. La aparición de piedras en el lugar es muy evidente, dificultando aún más las maniobras de los remeros para embarcar o desembarcar. También es visible el desgaste que están sufriendo las bases del muro. La situación, señala el club, “es consecuencia, como está demostrado, de la prolongación del espigón”, una actuación acometida en su momento por Portos de Galicia.

Acceso seguro al mar

“Estamos consiguiendo los objetivos deportivos, pero carecemos de algo tan básico como es un acceso seguro al mar”, reflexiona Manuel Juncal. “Somos uno de los dos clubes gallegos en la Liga ACT y estamos desamparados”, añade. No solo afecta a la élite, sino a las categorías inferiores del club, con un notable número de niños y jóvenes iniciándose en el remo.

El mensaje que lanza el presidente del club buenense es simple. “Tenemos un problema de acceso al mar. Hay diferentes administraciones implicadas, de diferentes colores, y no se está actuando como se debía hacer. Esto es lo que sentimos”, afirma, antes de sentenciar que “apelamos a la voluntad de todos, que en este proceso está siendo, digamos, bastante irregular”.