Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Mancomunidade retira 509 toneladas de voluminosos, un 17,5 por ciento más que en 2021

Félix Juncal alerta de la elevada cifra de estos “impropios”y anuncia medidas de control y sanción | Urbaser ha recogido 18.804 toneladas de residuos desde enero a agosto

Voluminosos depositados ayer junto a contenedores en la parroquia de Beluso. | // SANTOS ÁLVAREZ

El adecuado depósito y gestión de voluminosos continúa siendo uno de los caballos de batalla de la Mancomunidade do Morrazo. El organismo supramunicipal ha retirado en lo que va de año un total de 509 toneladas de este tipo de residuos, una cifra que supone un 17,5 por ciento más de lo recogido en 2021. El notable incremento es calificado por el presidente de la Mancomunidade, Félix Juncal, como “preocupante” y advierte de que de cara al futuro será uno de los focos de atención, anunciando la puesta en marcha de medidas de vigilancia y control y, “si procede, de sanción”.

“Este es un indicador de lo que venimos comprobando principalmente en primavera y verano, con voluminosos depositados junto a los contenedores, en un uso incorrecto del servicio”, asegura Juncal, que añade que la empresa responsable del servicio de recogida y tratamiento de residuos, Urbaser, también ha detectado la presencia de residuos industriales (principalmente restos de obra) en el interior o junto a los contenedores. “Hemos de denunciar públicamente estos comportamientos, porque el servicio de recogida de residuos sólidos urbanos no está diseñado para elementos industriales, ni tampoco es lo que prevé la legislación”, señala, antes de añadir que “estos impropios suponen una dificultad añadida al trabajo a lo largo del verano, donde hay un aumento en los residuos y los medios continúan siendo los mismos”.

El presidente de la Mancomunidade recuerda que el organismo se adhirió el pasado mes de julio al plan de vigilancia e inspección de los residuos auspiciado desde la Diputación de Pontevedra pero también insiste en que “esto es responsabilidad de todos”. Y anuncia que una de las ayudas que se ha solicitado de cara a este y el próximo año es la que permitiría la instalación de seis puntos limpios móviles para la recogida de residuos en proximidad. Por el momento está pendiente de resolución.

El estudio para la posible recuperación del servicio se entregará este mes

decoration

En total, la recogida de residuos en los ocho primeros meses de 2022 alcanzó las 18.804 toneladas, una cifra ligeramente inferior, en un 1,59 por ciento, a las 19.107 toneladas retiradas en el mismo periodo del año anterior. El grueso del material recogido corresponde a los residuos sólidos urbanos (el contenedor verde), con 15.949 toneladas (por las 16.181 de enero a agosto de 2021). La otra fracción en orden de importancia fue la del vidrio, con 702 toneladas, mientras que la del papel y cartón supuso 660 toneladas. Aquí hubo un descenso de un 12,59 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior. También se redujo el volumen recogido en restos vegetales, de las 558 toneladas del pasado año a las 502 del actual, con una caída de un 10 por ciento. En cuanto a los envases la cifra subió ligeramente, un 1,65 por ciento, para pasar de las 473 toneladas a las 481.

En cuanto al volumen retirado en el pasado mes de agosto éste ascendió a casi 2.853 toneladas, de las cuales 2.395 correspondieron al contenedor verde, 149 a vidrio, 102 a papel y cartón, 90 a restos vegetales y casi 87 a envases. Curiosamente los voluminosos fueron solo 28 toneladas, con una reducción de más de un 66 por ciento con respecto a agosto de 2021. Con todo, Juncal asegura que el dato no es valorable ya que se producen oscilaciones en función de su la recogida se hace en un mes o en el siguiente.

Por otra parte, la Mancomunidade espera recibir este mismo mes el estudio que encargó para conocer la viabilidad de la recuperación del servicio de recogida de residuos. El informe fue adjudicado a finales de abril a Novotec Consultores por un importe de 17.182 euros y el documento será clave para que los concellos decidan el futuro del modelo de gestión del servicio.

Preparación de compost con los residuos de la campaña puerta a puerta en la hostelería. Santos Álvarez

La hostelería suma ya 24 locales en el puerta a puerta

La campaña de recogida puerta a puerta de los residuos orgánicos en los establecimientos de hostelería de Cangas, Moaña y Bueu continúa sumando adeptos poco más de mes y medio después de su puesta en marcha. La iniciativa cuenta ya con 24 locales adheridos después de que en las últimas semanas se hayan incorporado seis a los 18 que arrancaron esta experiencia. En cifras globales de recogida, desde la Mancomunidade se apunta que la implantación de este nuevo servicio ha sido todo un éxito, con un volumen de recogido de 18,84 toneladas en el primer mes de actividad. Esta cifra, unida a las tres toneladas de estructurante utilizado en el proceso de compostaje eleva la gestión de fracción orgánica a las 21,84 toneladas.

Eso sí, las elevadas cantidades obedecen en buena medida al hecho de que la campaña se inició en el mes de agosto, en plena temporada alta turística en O Morrazo. Así, en el organismo supramunicipal tienen claro que el volumen generado por cada local se reducirá en los próximos meses, pero también mostraban hace apenas un par de semanas su plena confianza en ir consiguiendo más participantes en este programa, algo que ahora se ha confirmado con la llegada de seis nuevos establecimientos hosteleros. Desde la Mancomunidade se subraya la importancia de seguir apostando por el contenedor marrón, no solo porque lo marque la ley, sino por razones ecológicos, por la reducción de material en los contenedores verdes, por eliminación de olores y lixiviados y también por economía, al enviarse menos residuos a Sogama.

Inversión de 700.000 euros en estos meses

Félix Juncal defendió la gestión de la Mancomunidade en los últimos tiempos, y especialmente en una etapa más reciente en la que, según sus cálculos, se han realizado –o están comprometidas– inversiones por valor de 700.000 euros. Dentro de las mismas se incluyen actuaciones como el montaje del equipo de compactación (con un coste de más de 241.000 euros), el asfaltado del complejo o la reparación del parking, pendiente de la autorización de la Axencia Galega de Infraestructuras. A todo ello une asimismo “el esfuerzo en la renovación de la flota de contenedores”, con un lote de 380 (130 de carga lateral y 250 de carga trasera) colocados en abril y otros tantos que serán suministrados a finales de octubre. Además, se han reparado 105 contenedores y está prevista una tarea similar con 108 más.

Para el regidor buenense y actual presidente de la Mancomunidade este gasto demuestra el “buen estado de salud económica” del organismo, que recientemente aprobó sus presupuestos “sin haber recibido una sola alegación”. Juncal destaca el haber solventado antes del verano el plan de pagos con Sogama y el nuevo convenio, “que supone un ahorro de 4,75 euros por tonelada al año”, lo que con las cifras de estos ocho primeros meses supone un total de 12.513 euros si se incluye el IVA. “Estamos en un año de transición, de preparación para el futuro”, señala, pero también, apunta, “de normalización”. Y en eso incluye el que “casi después de 30 años volvemos a ese proyecto pionero en su momento de una plata de compostaje, al que lapidaron durante años”.

Compartir el artículo

stats