Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La comarca llega con 622 positivos al fin de los aislamientos para contagiados sin síntomas

Vecinos de Moaña concentrados ayer, por 16º domingo consecutivo, ante la Casa do Mar. | G. NÚÑEZ

España entra hoy en una nueva fase de la pandemia, profundizando en la estrategia del Gobierno central de “gripalizar” el COVID-19. Desde hoy los contagiados de coronavirus que carezcan de síntomas o estos sean leves no tendrán que estar sometidos a aislamiento, ni tampoco recibirán una baja laboral, por lo que deberán acudir a sus puestos de trabajo con carácter general. Desde la Xunta de Galicia ya mostraron sus reticencias con estas medidas, al considerar que el paso se dio “demasiado pronto”. Hay que recordar que desde la semana pasada Galicia es la única comunidad autónoma que todavía mantiene restricciones a la población y a la hostelería entre sus medidas contra el coronavirus.

La comarca finalizó la semana con 622 contagios y desde el 9 de marzo el número de positivos no para de subir, por lo que el panorama no es el más optimista para el final de los aislamientos, a juicio de muchos expertos. Tras haber sufrido una sexta ola muy dura O Morrazo, al igual que el resto de Galicia, se recuperó rápidamente pero desde hace casi tres semanas los casos repuntaron de nuevo, probablemente debido al paso de fechas con muchas reuniones sociales como las celebraciones del Carnaval.

En total son 18 los días de subida de los contagios que registra O Morrazo. Entonces la situación sanitaria se encontraba en su mejor momento desde la Navidad, con 471 positivos totales y solo 259 contagios registrados en la semana anterior. Desde entonces la subida fue paulatina pero sin detenerse y a este lunes se llega con 147 contagiados más que entonces y una tendencia al alza.

Desde hace dos semanas el Sergas no informa de los datos diarios los domingos y festivos, pero entre el viernes y el sábado el número total de contagios creció en cuatro personas. De los 622 positivos, hasta 342 contrajeron el virus a lo largo de la última semana.

Por concellos, Cangas mantiene el número total más alto con 298 contagiados y hasta 185 positivos diagnosticados en los últimos siete días. Eso sí, tras una subida fuerte en los días anteriores, el fin de semana Cangas logró bajar en dos los casos totales.

En Moaña se mantienen los 251 contagiados que ya se registraban el viernes y la parte positiva está en la bajada de los casos detectados a siete días, que ahora se quedaron en 117.

Bueu está en mejor situación sanitaria que sus vecinos con solo 73 positivos. Sin embargo, son seis más en el último día, registrando el mayor incremento de la comarca. Fueron 40 los bueueses que se han contagiado de coronavirus a lo largo de la última semana.

Hay que recordar que las medidas contra la pandemia mantienen una alteración en servicios esenciales en O Morrazo como la atención primaria, con servicios como las urgencias centralizados en el Punto de Atención Continuada (PAC) de Cangas para garantizar circuitos diferenciados entre pacientes con síntomas de COVID-19 y aquellos que muestran otras patologías.

En cuanto a la vacunación, las cifras llevan semanas estables. Bueu lidera con el 94,37% de su población diana con la pauta completa. En Cangas han recibido todas las dosis el 91,75% de todos los llamados a vacunarse y en Moaña hicieron lo propio el 92,22% de los vecinos. Eso sí, más de 93 de cada 100 cangueses y moañeses tienen al menos una dosis inoculada, mientras que los bueueses en esta situación superan el 95%.

Santos: “Cuando se levanten las restricciones no habrá excusas para mantener a Moaña sin servicio de urgencias”

Hasta 16 semanas completó ayer Moaña con concentraciones cada domingo delante de la Casa do Mar, convocadas por la Mesa da Sanidade en la que están presentes tanto asociaciones de pacientes como los grupos políticos que integran el gobierno bipartito local (BNG-PSOE). Ayer decenas de personas volvieron a darse cita para exigir que se cubran las dos plazas de médicos de cabecera en horario de tarde que están vacantes desde noviembre, además de reclamar el regreso del servicio de urgencias, centralizado en Cangas desde abril de 2020. La alcaldesa, Leticia Santos, hizo hincapié en que Galicia es la única comunidad autónoma que mantiene restricciones contra la pandemia y exigió que el Sergas devuelva el PAC a Moaña “en cuanto se levanten las últimas restricciones. Para entonces ya no servirá la excusa de la pandemia para mantenernos sin urgencias”. La regidora llamó a participar en la manifestación que recorrerá las calles del centro, con estas demandas, el próximo 24 de abril y que será la tercera marcha por la atención primaria que se convoca en la villa desde el pasado mes de diciembre. “No vamos a renunciar a nuestro derecho a una sanidad pública de calidad”, concluyó para mantener el pulso con la Consellería de Sanidade.

Compartir el artículo

stats