Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Otros cuatro acusados por la droga del “New Polar” niegan su relación con el narcotráfico

Uno de los acusados por el alijo del “New Polar” declara ayer en la Audiencia de Pontevedra. | // G.SANTOS

Segunda jornada del juicio por el alijo de de 30 kilos de cocaína hallados a bordo del pesquero de altura “New Polar” en la que declararon otros cuatro acusados por estos hechos. Lo hicieron después de que ayer también concluyese el interrogatorio al cocinero acusado de traer la droga a bordo del barco, Manuel M.C., tras el intenso interrogatorio al que fue sometido por el fiscal el pasado lunes.

Ayer, las declaraciones de estos otros cuatro acusados discurrieron con mayor celeridad, entre otras cuestiones por que la mayoría de ellos se negaron a responder a cualquier otra pregunta que no fuera la de sus respectivos abogados.

El primero en ser interrogado fue el ayudante de cocina de Manuel M. C., Luis P. S., quien dijo desconocer que su jefe trajese ningún alijo de cocaína a bordo del barco. “Yo no tenía ni idea de esto”, afirmó. El acusado, quien ya está jubilado y para quien esta travesía era la última embarcado antes de retirarse, tuvo que explicar las conversaciones que mantuvo con Manuel M. C. tras la llegada a tierra del barco y en la que el cocinero le pedía insistentemente a su ayudante que retirase las bolsas que había dejado en el interior del buque.

Luis P.S. asegura que pensó que se trataba de comida u otros productos perecederos que Manuel se llevaba a veces del barco, pero que le dijo que no quería sacarlos por si los armadores se enteraban y les parecía mal. Afirma que nunca pensó que Manuel pudiera estar metido en algo ilícito y tampoco en abrir las bolsas a ver que contenían.

El tercer acusado que compareció ante el tribunal fue Luis Carlos P. quien respondió solo a su abogado. Negó tener relación alguna con este alijo y aseguró que las anotaciones encontradas en el registro de la casa de su madre donde vivía “con mucha más gente” no eran suyas. Reconoció mantener contactos con otros de los acusados. Concretamente con Adolfo, Rodolfo y con el cocinero del “New Polar”, Manuel. Pero negó que fuese por cuestiones relacionadas con el narcotráfico. Asegura que era el cocinero quien la llamaba a él “para decirme que me iba a conseguir trabajo en su barco” pero que “era mentira, nunca había nada”. También dijo apenas tener dinero para pagar la pensión que le debe pasar a su exmujer, por lo que mucho menos para organizar transportes de cocaína en contenedores o comprar teléfonos satelitales, como indicó Manuel M. C. en su declaración del lunes.

También se intentó interrogar al uruguayo Rodolfo Ramón A.C., pero este solo quiso declarar a preguntas de su abogado y este no formuló ninguna. Por último, declaró Alfonso S.G., compatriota de este último y que regentaba una pizzería en Vilagarcía. Negó que sus contactos con Rodolfo, a quien conocía de la adolescencia, fueran por asuntos relacionados con el narcotráfico. Reconoce que lo llevaba a reuniones “en las que yo no participaba”. Insiste en que solo era un amigo al que veía “para estar juntos y hablar de los viejos tiempos”.

Último acusado

El juicio se retomará hoy con la declaración del sexto y último de los acusados, Adrián B.M. Cabe recordar que la Fiscalía solicita penas de 11 años de prisión para cada uno de los imputados en la causa.

La operación a bordo del barco “New Polar” tuvo lugar en el año 2019 y sirvió para incautarse de 30 kilos de cocaína. La operación tenía como fin desmantelar una red de narcotráfico que introducía droga desde Montevideo a España a través de barcos pesqueros como el propio “New Polar”.

Compartir el artículo

stats