Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sanidade y Concello rompen el hielo para agilizar la dotación de un centro de especialidades en Cangas

Quince representantes de la Xunta y del Concello, entre ellos el conselleiro y la alcaldesa, en la reunión de ayer en Vigo. Alba Villar

La Consellería de Sanidade y la Corporación de Cangas se sentaron ayer a la misma mesa para intentar agilizar la construcción de nuevas infraestructuras sanitarias que den respuesta a las necesidades del municipio y de la comarca do Morrazo, en el caso de un centro de especialidades cuyo modelo –llámese CIS o CAR– y ubicación –en terrenos de A Rúa, lo más probable, o el entorno del actual centro de salud– hay que concretar. Ambas partes, con el conselleiro Julio García Comesaña y la alcaldesa Victoria Portas al frente, arrancan desde posiciones divergentes, pero dispuestas a “negociar para acercar posturas”, como también coinciden los portavoces de los grupos políticos con representación municipal, aunque piden que se plasme por escrito. A corto plazo, la Xunta remitirá al Concello el plan funcional y un plan de espacios, así como un borrador de convenio, que recojan las necesidades y soluciones propuestas antes de volver a sentarse.

A la reunión de ayer en dependencias del Área Sanitaria de Vigo también asistieron su gerente, Javier Puente; la delegada territorial de la Xunta, Marta Fernández Tapias; el jefe de servicio del centro de salud de Cangas, Benigno Villoch, y diferentes cargos del Sergas. Por parte del Concello, acompañaron a la alcaldesa los ediles José Enrique Sotelo y Dolores Hermelo (PP), Mariano Abalo (ACE), Mercedes Giráldez (BNG), Eugenio González (PSOE) y Laura Verde (Avante). La Xunta les reiteró la necesidad de contar con una parcela edificable de 4.900 metros cuadrados, en base a lo establecido en el plan de necesidades para la población y de garantizar todos los servicios en tiempos menores a 10 minutos, así como la mayor confortabilidad y humanización de los espacios. El nuevo centro contaría con un PAC, (Punto de Atención Continuada) y especialidades de radiología digital, laboratorio de parámetros básicos, áreas de telemedicina e imagen médica avanzada, área integral de farmacia, de especialidades médicas, de salud mental, de formación y docencia y espacio para asociaciones de pacientes. “No se descarta un hospital de nefrología para que se pueda hacer diálisis”, añade el Sergas.

La propuesta que trabaja la Consellería de Sanidade “supondría incorporar recursos asistenciales” que no existen actualmente en el centro de salud de Cangas, entre los que cita la rehabilitación cardíaca y de suelo pélvico, la base del 061, laboratorio, áreas de alta resolución de enfermería, de técnicas especiales quirúrgicas, de ecografía o de preparación de consulta hospitalaria, entre otras. Portas informó de las gestiones del Concello para hacerse con hasta 35.000 metros en el entorno de A Rúa, en previsión de futuras ampliaciones, y de la tramitación de un plan especial con ese objetivo, que el conselleiro aplaude, según la alcaldesa. García Comesaña le ofreció la colaboración de personal técnico de los servicios de obras del Sergas para ayudar a la localización de los terrenos más adecuados, con total disposición para visitar y evaluar aquellas parcelas que los Concellos consideren y determinar si cumplen o no con las necesidades requeridas para dicha finalidad.

La portavoz del BNG, Mercedes Giráldez, celebró la masiva asistencia de representantes de la Xunta y el “talante cordial y clarificador” del conselleiro, aunque ve con recelo su determinación de “avanzar en un CIS, se le llame así o de otro modo” a “trasladar y cerrar el actual centro de salud” y a no dar respuesta inmediata al creciente déficit de profesionales. También le llamó la atención que la Consellería plantee soluciones a cinco años vista, un plazo bastante más largo del que baraja el Concello para hacerse con los terrenos de A Rúa, un año, y que el PP critica.

Julio García Comesaña, antes de reunirse con Victoria Portas en dependencias del Sergas. Alba Villar

Afán negociador

A pesar de las diferencias, los representantes públicos valoran positivamente el “ánimo de dialogar y negociar” para alcanzar acuerdos que mejoren las actuales dotaciones de Cangas y O Morrazo en su conjunto. La alcaldesa espera que los anuncios de ayer se plasmen en documentos que ella trasladará a todos los grupos políticos para “valorarlos y realizar aportaciones” con el mayor consenso posible.

“La Consellería no reabrirá ahora el consultorio de O Hío, pero no descarta construir un centro de salud en O Viso”

Victoria Portas entregó a Julio García Comesaña una copia del escrito con las demandas sanitarias de los colectivos sociales de O Hío, entre ellas la reapertura del consultorio de la parroquia, cerrado desde el inicio de la pandemia de COVID-19, la construcción de un centro de salud conjunto con Aldán en los terrenos de O Viso cedidos por el Concello a la Xunta y la puesta a disposición de un servicio de transporte hasta el consultorio de Aldán mientras estos asuntos no se resuelven. La reapertura del consultorio está descartada a corto plazo, porque la respuesta a la pandemia precisa de unos servicios que esas instalaciones no pueden dar, reiteran desde el Sergas, que no descarta con igual contundencia la construcción de un centro de salud en O Viso. Si no se ha hecho hasta ahora es por las reticencias vecinales de compartir espacio ambas parroquias, sostienen.

Sobre la petición de reforzar el servicio de transporte interparroquial para facilitar el traslado de pacientes de O Hío al consultorio de Aldán fue la delegada territorial de la Xunta, Marta Fernández Tapias, quien tomó la palabra para advertir que el transporte urbano es de competencia municipal.

Compartir el artículo

stats