Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cangas aspira a adquirir 35.000 m2 en A Rúa para completar los servicios del futuro CIS

Terrenos en A Rúa en los que está interesado el Concello con fines sanitarios. | // SANTOS ÁLVAREZ

El Concello de Cangas ha ampliado hasta los 35.000 metros cuadrados la superficie que quiere adquirir en A Rúa para destinar a las futuras infraestructuras sanitarias del municipio –un centro de alta resolución (CAR) o un centro integrado de salud (CIS)– y a servicios complementarios, como un área de estacionamiento, zonas verdes o incluso algún departamento municipal. Así se hizo patente ayer en la reunión de la comisión de seguimiento en la que tomaron parte los portavoces de los grupos de la corporación y un técnico municipal, y en la que el PP no estuvo representado.

La reunión sirvió para comenzar a perfilar el área donde se ubicarían las dotaciones sanitarias, y que estaría situada en el margen derecho del vial que conecta la rotonda del Gordo y con la de A Rúa. Los terrenos situados en el margen izquierdo han quedado descartados al estar afectados por el POL (Plan de Ordenación del Litoral) debido a la proximidad con el río Saíñas. Según los apuntes de los técnicos la superficie estimada de los terrenos susceptibles de ser adquiridos por el Concello se situaría en torno a los 35.000 metros cuadrados. Aunque las necesidades iniciales para esa infraestructura sanitaria estarían entre los 10.000 y los 15.000 metros todos parecen coincidir en que lograr un área mayor sería una oportunidad irrechazable con vistas a una futura ampliación del centro sanitario, pero también para instalar otras dotaciones.

El Concello quiere contar con un área mayor para poder ubicar dotaciones municipales y un aparcamiento disuasorio

decoration

“Intentaremos hacernos con todo el espacio posible para tener espacio para equipamientos propios, y ahora serán los técnicos quienes valorarán si se puede hacer”, señala Victoria Portas. Una de las cuestiones que está encima de la mesa es la habilitación de una amplia zona de estacionamiento que dé servicio no solamente a los usuarios del centro médico sino que también sirva como aparcamiento disuasorio municipal, especialmente durante los meses de verano.

Portas aclara asimismo que la adquisición de esa amplia bolsa de terreno no implica una sobreedificación de la misma, sino garantizar su uso público y, en especial, proteger el entorno del colegio de A Rúa. La intención es que los terrenos que se pongan a disposición del Sergas sean los más próximos a la rotonda del Gordo y así evitar una afectación al centro educativo. “No queremos meter presión de vehículos a un vial como el que da acceso al colegio, donde apostamos por un camino semipeatonal”, explica la regidora canguesa. además, parte de las fincas más próximas al colegio están situadas en zona de protección especial, por lo que se destinarían a espacios verdes. “Adquirir todo el espacio nos ayudaría a reorganizar la carga de vehículos”, subraya.

La intención es alejar el tráfico que genere la zona sanitaria del colegio de A Rúa

decoration

Lo que todavía no está definido completamente es la fórmula que se utilizaría para la adquisición de los terrenos, si será vía expropiaciones o vía compra. “Se habló de ambas posibilidades y de los procedimientos, del tiempo, pero no se cerró nada”, apunta Portas, que añade que “no tengo preferencia por ningún modelo. Solo quiero que las arcas municipales no se resientan demasiado y que los propietarios vean cubiertas sus expectativas para entre todos sacar adelante este proyecto”. El Concello tiene ya una reserva de 300.000 euros en sus presupuestos para conseguir estos terrenos y Victoria Portas apunta que ese compromiso se mantendrá en ejercicios venideros si el procedimiento para lograrlos se dilata en el tiempo.

Los técnicos municipales trabajarán ahora en una propuesta más concreta con la delimitación de los terrenos y su superficie exacta para llevarla a una nueva reunión de la comisión de seguimiento.

Compartir el artículo

stats