Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El BNG defiende un IVA del 4% para los productos del mar y el sector pide “caña” ante la UE y el Estado

El diputado ayer, en el astillero de Banda do Río, junto a representantes municipales de los concellos. Gonzalo Núñez

El diputado del BNG en el Congreso de los Diputados, Néstor Rego, completó ayer un auténtico tour por la comarca de O Morrazo, un recorrido que le llevó a Moaña, Cangas y Bueu por la mañana y a Vilaboa y Marín por la tarde. La agenda tenía un marcado acento marítimo, con propuestas para el sector del mar, como un tipo súper reducido del 4% para los productos pesqueros, o escuchar las propuestas municipales para espacios como las carpinterías de ribera o la recuperación de Samertolaméu. La visita incluyó una reunión con el patrón mayor de Bueu y presidente de la Federación Provincial de Confrarías, José Manuel Rosas, que ante los conflictos abiertos con el Estado por el plan de marisqueo y con la Unión Europea (UE) por el Reglamento de Control le reclamó, directamente, “caña”. “Siempre pasa lo mismo, entre los tercos y los porfiados estamos nosotros en medio”, resumió de manera gráfica Rosas.

El recorrido del diputado comenzó a primera hora de la mañana en Moaña, donde estuvo en Samertolaméu y los astilleros de Carlagho y Casqueiro; siguió en Cangas, en las naves de Ojea y la cofradía de Aldán; y antes de la hora de la comida concluyó en Bueu, con una parada en el antiguo astillero de Banda do Río y la reunión con José Manuel Rosas. El representante del BNG se comprometió a defender estas iniciativas, que por ejemplo en el caso de Cangas, permitiría “abrir un espacio público para usos culturales y sociales, por lo que no se entiende que el gobierno central no esté en disposición de agilizar la tramitación de las naves de Ojea, que permitiría mejorar el aspecto urbano y la calidad de vida de los ciudadanos”.

Néstor Rego, a la derecha, ayer en la lonja de Bueu junto a Rosas, Xosé Leal y Félix Juncal. Gonzalo Núñez

En el apartado más directamente vinculado a la explotación de los recursos marinos  explicó a los representantes de los marineros sus propuestas para ayudar al sector. Además de apoyar sus movilizaciones contra el controvertido Reglamento de Control de la UE, avanzó una propuesta para aplicar un tipo reducido para los productos pesqueros con el objetivo de pasar del 10% al 4%. Una petición que el presidente de la cofradías de Pontevedra ve con buenos ojos. “Más aún ahora que se pretende elevar al 21% el IVA sobre el marisco. Es una contradicción porque durante el estado de alarma y el confinamiento se declaró a todos los sectores de la bajura como actividad esencial”, argumenta José Manuel Rosas. Precisamente el lunes se llevará al pleno de Bueu una moción para defender este carácter de primera necesidad.

El patrón mayor también se refirió al conflicto abierto entre la Xunta de Galicia y el Ministerio para la Transición Ecológica por el recurso presentado contra el plan de marisqueo autonómico, otro de los asuntos que Néstor Rego traía en su agenda. “Estamos hablando de 9.000 familias que dependen de este trabajo”, advirtió Rosas.

Entre los temas que abordaron también estaba la amenaza a la desaparición de la bonificación del gasóleo para la flota pesquera, la propuesta para incrementar las Reservas de Ajuste para el sector pesquero y corregir los criterios de reparto para tener en cuenta a las zonas más dependientes de la pesca o planes de soporte económico para los lugares más afectados por el acuerdo del Brexit. “No podemos seguir soportando acuerdos y normativas que procedentes de la UE, Estado y también del gobierno gallego, abocan a la desaparición de una de las principales flotas europeas”, argumentó Néstor Rego.

El recorrido del diputado nacionalista continuó por la tarde con una visita a las salinas de Ulló, en Vilaboa, y un acto público en Marín para defender la importancia de que Galicia tenga “voz propia” en el Congreso.

Compartir el artículo

stats