Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Parón y bocinazo del sector del mar a la Unión Europea

Una imagen de la flota amarrada en el puerto de Bueu. | // G.NÚÑEZ

Una imagen de la flota amarrada en el puerto de Bueu. | // G.NÚÑEZ

Bajo el lema “Non á modificación do regulamento de control. Somos pescadores, non delincuentes” la flota de bajura de la comarca de O Morrazo está llamada mañana a secundar un paro en la actividad pesquera y a hacer sonar sus bocinas a mediodía. El sector espera la participación de más de 350 embarcaciones de Cangas, Aldán, Moaña y Bueu en una protesta convocada por la Federación Galega de Confrarías contra el nuevo reglamento de control aprobado por la Unión Europea.

La nueva norma impone que todos los barcos de más de 4 metros de eslora deben incorporar un geolocalizador y comunicar sus capturas por vía electrónica antes incluso de llegar a puerto. Y los de más de 12 metros tendrán que incorporar obligatoriamente cámaras a bordo. “Es algo ridículo, completamente incomprensible. Estamos hablando de barcos que no están sujetos ni a TAC’s ni a cuotas”, afirma el patrón mayor de Bueu y presidente de la federación provincial de cofradías, José Manuel Rosas.

La protesta está convocada para mañana a las 12.00 horas en todos los puertos de la comunidad. En Cangas hay más de 150 embarcaciones, que está previsto que salgan de su punto de amarre y que se concentren en la lámina de agua delante de la lonja y de la dársena. En Bueu ocurrirá lo mismo y en principio se espera la participación de los más de 100 barcos que componen la flota de bajura, incluyendo los que tienen base en Beluso, para concentrarse en los alrededores de la explanada de la lonja.

Desde la cofradía de Moaña explican que representan a más de 70 barcos, que están citados para concentrarse en el entorno de la lonja de Meira. El pósito de Aldán-O Hío cuenta con un censo de unos 60 barcos, aunque muchos de ellos son bateeiros. Los que tienen una eslora de entre 4 y 12 metros, que serían los más directamente afectados, suman una veintena.

Las protestas desde el mar se complementarán con concentraciones en los muelles, en las que los marineros portarán pancartas reivindicativas y con lemas contra el nuevo reglamento de la Unión Europea. “Esto es un sin vivir, estamos cansados de estar constantemente en el punto de mira”, asegura José Manuel Rosas. Desde el sector pesquero se muestran especialmente molestos por la posición de los eurodiputados de los principales grupos políticos españoles, que votaron a favor de una norma que el sector considera inviable. “Parece que nuestros representantes están allí para fastidiarnos y no para defendernos”, critica.

El actual Reglamento de Control establece que solo los buques con una eslora a partir de diez metros están obligados a llevar un diario de pesca. Los que miden entre diez y quince metros lo llevan en papel y el resto de manera electrónica. Con el cambio normativo aprobado se obliga a que toda la flota, hasta una lancha de marisqueo, incorpore un registro digital que debe comunicarse antes de llegar a puerto. La bajura entiende que se trata de una exigencia inviable y reiterativa. “Ya estamos más que controlados: guardacostas, Policía Autonómica, Guardia Civil, Sanidade... No hay otro sector con tan controlado”, sentencia el presidente de las cofradías de Pontevedra.

Compartir el artículo

stats