Un informe “a la carta” para “saltarse a la torera los informes jurídicos preceptivos”. El PP de Bueu acoge con sorpresa la decisión del gobierno local, consensuada con la mesa general de negociación, de llevar a pleno la propuesta de Relación de Postos de Traballo (RPT), que cuenta con dictámenes en contra de Secretaría e Intervención debido al aumento de la masa salarial.

Para la portavoz de los populares, Elena Estévez, esta postura pone de manifiesto “una doble vara de medir” a la hora de tener en cuenta o no los informes técnicos municipales. Argumenta que, dependiendo del asunto en cuestión, “se sigue a rajatabla y literalmente” el pronunciamiento de Secretaría e Intervención y en otras ocasiones “se obvian por completo”. Estévez apunta que la tramitación de la RPT se ajusta al último caso, en el que se contrata a empresas externas “a las que se paga para que elaboren esos informes a la carta”.

Desde el PP ponen en el otro lado de la balanza otros casos recientes, como la contratación de personal para la limpieza de la ruta de los molinos dentro del Plan Concellos o el programa “O teu primeiro emprego”, también de la Diputación, en los que desde el gobierno local se rechazaron esas contrataciones en base a los informes en contra de la Secretaría Municipal. “En esos casos no hubo interés en buscar pronunciamientos alternativos, sino que se optó por la decisión más fácil y cómoda”, reprocha Elena Estévez.

Ante esta disparidad desde el principal grupo de la oposición reclaman al ejecutivo local que aclare qué criterios emplea para hacer “caso omiso” a algunos dictámenes de los servicios técnicos municipales y recurrir a una empresa externa y cuándo “se consideran como ley” otros informes firmados por los mismos técnicos. “La situación resulta, cuanto menos, sorprendente”, sentencia Elena Estévez.