El etiquetado del pescado 'plant-based' confunde a la mitad de los consumidores, según un estudio

Un informa revela los problemas para diferenciar productos

Conxemar defiende hoy en el Parlamento Europeo que la información dada al comprador “debe ser clara y veraz”

Impresión de un producto "plant-based" que imita a un filete de salmón

Impresión de un producto "plant-based" que imita a un filete de salmón / Revo

Adrián Amoedo

Adrián Amoedo

Los productos procesados de origen vegetal que imitan a proteínas animales han ido aumentando “de forma exponencial” en los lineales a nivel europeo. Entre ellos hay muchos que imitan a especies de pescado y marisco, con referencias confusas a nivel de marketing y con un etiquetado que, como mínimo, es engañoso. Así lo denunció la asociación Conxemar en una investigación realizada a petición del Consejo Consultivo de Mercados (MAC), como publicó este medio el pasado abril, y así lo defenderán hoy en una audiencia pública sobre el tema en el Comité de Pesca del Parlamento Europeo. Allí, la presidenta del MAC y directora general de la asociación viguesa, Yobana Bermúdez, presentará las conclusiones de un estudio realizado por la consulta NielsenIQ en el que a través de una serie de encuestas reveló que más de la mitad de los consumidores (el 54%) reconocen que tienen dificultades para diferenciar los productos procesados plant-based en los supermercados.

A partir de las 14.30, un total de cinco ponentes analizarán la necesidad de “mejorar la legislación sobre el etiquetado de imitaciones vegetarianas y veganas de productos pesqueros”. Bermúdez participará junto al secretario general de la patronal conservera Anfaco, Roberto Alonso; el presidente de las cofradías españolas (la FNCP), Basilio Otero; además de una bióloga marina de la asociación italiana Coldiretti y el responsable de la European Vegetarian Union.

Ante la preocupación que genera entre pescadores e industria transformadora, Bermúdez presentará los resultados del estudio en EE UU realizado por Nielsen IQ y titulado El poder de los alimentos y bebidas alternativos de origen vegetal 2023, ya que no existen en el ámbito de la UE estudios independientes que analicen el mercado de consumo de productos plant-based.

Falsos calamares

Falsos calamares / FdV

Resultados

Según el estudio, el 54% de los consumidores encuestados reconocieron que tienen dificultades para diferenciar estos productos y el 58% reconocieron que invierten algo o mucho tiempo en analizar el envase. En las encuestas también se preguntó por qué decidían comprar productos procesados plant-based que imitan al pescado y las dos más repetidas fueron el sabor (40%) y la salud (31%), además de la curiosidad (29%).

Según explican desde Conxemar, “los consumidores deberían ser avisados si deciden reemplazar la proteína animal por este tipo de productos, ya que algunas imitaciones pueden tener un contenido alto en sodio, grasas o azúcar; y en ocasiones ser inferiores en beneficios nutricionales que se encuentran de forma natural en los productos de origen animal, como proteínas, vitaminas o ácidos grasos omega 3”.

La industria entiende que la información dada al comprador “debe ser clara y veraz” y que existe un “vacío legal”, ya que incluso el término plant-based no está claramente definido ni legislado. De hecho, la propia Comisión Europea lo incorpora en su estrategia Farm 2 Fork, que implica comer más vegetales, pero no necesariamente eliminar proteínas animales de la dieta.

Peticiones

Ante esta situación, el MAC pide a la UE que encargue un estudio de mercado independiente sobre el desarrollo de estos productos, tanto a nivel de mercado y potencial de crecimiento como su creación y los principales ingredientes utilizados. De igual forma, reclama investigar las prácticas de etiquetado, especialmente las que pueden llevar a engaño, y las consecuencias del remplazo de productos de la pesca y acuicultura por estas imitaciones.