Familiares de las 21 víctimas del pesquero gallego Villa de Pitanxo, que naufragó el pasado 15 de febrero a 450 kilómetros de Terranova (Canadá), han denunciado, tras reunirse con la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, que el Gobierno "no ha madurado" aún la decisión de bajar al pecio hundido para recabar información, apremiándole a dar una respuesta esta misma semana, pues recuerdan que se aproxima el fin del verano.

Así lo ha dicho la portavoz de los familiares, María José de Pazo, en declaraciones a los medios de comunicación desde el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana tras mantener un encuentro con la ministra.

"La reunión no es lo que habíamos pensado, vamos ya camino de seis meses y pensábamos que el Gobierno debería tener madurado bajar o no al pecio. En cualquier sitio perdido de España saben que para bajar al pecio solo tenemos el verano, entonces esperábamos que estuviese madurada esa decisión y no ha sido así", ha lamentado la portavoz de las familias.

En este contexto, ha explicado que han quedado en volver a llamar a la ministra a lo largo de esta semana para ver si hay alguna novedad al respecto, pidiéndole aclarar si "existe voluntad política" para bajar al pecio y reclamando que dé una respuesta por escrito.

Reunión con Sánchez

Más allá de la cita que han tenido este martes con la ministra de Transportes, la portavoz de la familia ha precisado en declaraciones a los medios que la petición de reunión con el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, sigue vigente.

Y es que, según ha dicho, Sánchez trasladó a las familias que "haría lo posible y lo imposible" y que esperaran al verano para recabar esta información. "Estamos esperando porque él tiene que responder", ha proclamado.

Con todo, insisten en que no hay inviabilidad técnica ni económica para bajar al barco hundido y recabar la información para la investigación sobre este hundimiento.

Respuesta de la ministra

Asimismo, los familiares han desvelado que la ministra ha señalado que tenía que ser un juez el que tenía que dirimir si bajar al pecio o no, a lo que las familias le han replicado que no hay juez instructor definido y que no pueden esperar que se alargue en el tiempo hasta que haya un juez instructor, que puede ser incluso en el invierno de 2023.

Fuentes del Ministerio de Transportes trasladan a Europa Press que Raquel Sánchez ha expresado la plena disposición a colaborar en cuanto se le requiera en las investigaciones del accidente del pesquero hundido.

Respecto a la petición de bajar al pecio para tomar imágenes que permitan averiguar las causas del hundimiento, se ha explicado a los familiares que actualmente existen dos procedimientos en marcha: el judicial y el de investigación por parte de la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes Marítimos (Ciaim). Así, es en el curso de esos procedimientos, y "siempre que se solicitase por parte de las autoridades judiciales o de la propia comisión de investigación", cuando el Ministerio podría valorar la posibilidad de movilizar medios para acceder al buque. Hasta ahora, esa petición no se ha producido por parte de ninguno de estos organismos, aclaran las mismas fuentes.

Además, se ha trasladado a las familias el compromiso del Ministerio de dar traslado a la Ciaim del contenido de la reunión celebrada este martes y de la petición de los familiares de acceder a la toma de imágenes del pecio del buque.