Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Marine Instruments gana un contrato para monitorear 20 buques en el Golfo de Vizcaya

Una de las cámaras de Marine Instruments en un barco de pesca.

Marine Instruments acaba de ganar un contrato para monitorear 20 barcos de pesca que faenan en el Golfo de Vizcaya con redes de enmalle durante 16 meses. La firma situada en Porto do Molle (Nigrán) instalará los sistemas y cámaras en los buques con el objetivo de documentar las capturas accidentales de mamíferos marinos, uno de los deberes que la Comisión Europea puso a los gobiernos de España y Francia tras abrir sendos expedientes tras la denuncia de una veintena de organizaciones ecologistas.

La firma especializada en tecnología aplicada al sector pesquero explica que el encargo es posible gracias al trabajo conjunto con la canadiense Archipelago, la firma con la que la empresa nigranense se alió en 2017. Además, en este proyecto incluye un consorcio con dos compañías centradas en aportar soluciones tecnológicas al sector y radicadas en Francia: Sinay, una empresa emergente de Caen, e Isifish, firma de electrónica marina de gran prestigio de Concarneau.

“Permitirá a los pescadores y a los gestores de la pesca trabajar mejor juntos para gestionar las capturas accidentales en esta importante pesquería costera”, comentan desde Marine Instruments sobre el proyecto adjudicado.

El sistema que implementará será el MarineObserve, basado en las recomendaciones de la Agencia Europea de Control de la Pesca (EFCA, en inglés) y desarrollado conjuntamente con Archipelago.

Esta no es la primera vez que Marine Instruments participa en un proyecto similar. La Organización de Productores de Pesca de Marín, Opromar, también se propuso comprobar la interacción de la flota de arrastre de litoral con los cetáceos. Con el objetivo de demostrar la baja interacción, la asociación decidió instalar el sistema de monitoreo remoto (REM, por las siglas en inglés) a bordo de uno de los buques asociados. La tecnología elegida fue la de la empresa de Porto do Molle.

Un plan nacional para reducir la pesca accidental

El consejo de ministros aprobó ayer el plan nacional para la reducción de las capturas accidentales de especies como los delfines o tortugas marinas en la actividad pesquera. El texto, presentado por del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, marca las directrices para identificar los impactos de la pesca en las especies protegidas, así como las flotas y artes de riesgo para cada demarcación marina.

El plan se estructura como una guía para evaluar y hacer un seguimiento de este problema en los pesqueros españoles y proponer soluciones técnicas que permitan reducir o eliminar, cuando sea posible, las capturas de especies sensibles incluidas en la normativa nacional y de la Unión Europea.

Por otro lado, las acciones deberán desarrollarse durante la próxima década, de modo que en 2030 se alcance un nivel de impacto de la actividad pesquera en la fauna sensible que no ponga en peligro a las poblaciones afectadas.

Uno de los objetivos principales del plan es realizar una campaña de evaluación con un protocolo acordado que haga una estimación concreta del número de ejemplares capturados por parte de la flota.

Compartir el artículo

stats