Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Agencia Europea de Pesca del futuro: más barcos y un centenar de trabajadores

Las actuales patrulleras de la EFCA con un pesquero en medio. EFCA

La Agencia Europea de Control de la Pesca (EFCA, por sus siglas en inglés) está “atravesando cambios” importantes, que se traducen tanto en un incremento del presupuesto como en la ampliación de la flota patrullera y el personal. La nueva realidad pesquera tras el Brexit o las nuevas reglamentaciones en camino hacen necesario que el organismo situado en Vigo gane capacidades. Así lo explicó su nueva directora, Susan Steele, que tras más de un mes y medio en el cargo se presentó de forma oficial ante de los medios en Vigo. La irlandesa, que reemplaza en el puesto al francés Pascal Savouret, aspira a “mantener firme el rumbo del barco” en un momento en que la agencia “está creciendo”: la plantilla llegará hasta las 100 personas (desde las 73 que en la actualidad trabajan en la sede del Edificio Odriozola) y la flota de patrulleras charteadas aumentará hasta las tres embarcaciones una vez se concluya el proceso de licitación abierto el pasado julio. De hecho, Steele avanzó que la EFCA ya cerró el plazo para la recepción de ofertas y espera poder anunciar a las empresas adjudicadas antes de final de año.

La nueva directora ejecutiva tomó posesión del puesto el pasado 1 de septiembre, convirtiéndose en la tercera persona que ejerce este cargo y, en concreto, en la primera mujer que lo ocupa. “Estoy muy orgullosa de estar en Vigo. La agencia está creciendo y también el número de solicitudes para venir a trabajar aquí”, reveló.

Steele llega en un momento de expansión del organismo comunitario. Ya a mediados de mes su consejo de administración adoptó ayer su programa de trabajo para 2022 y confirmó el alza en el presupuesto, que pasó de 21 a 35,6 millones de euros. Con ello la EFCA ampliará y mejorará sus labores de inspección y, sobre todo, podrá abordar los nuevos retos, principalmente la vigilancia sobre el cumplimiento de la parte pesquera del acuerdo del Brexit o la normativa que prohíbe los descartes pesqueros.

Por otra parte, la nueva directora también hizo alusión a la licitación publicada en exclusiva por FARO para ampliar la flota de inspección a través del arrendamiento de buques. Tras la contratación de los servicios del Lundy Sentinel en diciembre de 2017 y la incorporación, en los últimos meses, del Aegis 1, la EFCA invertirá 90 millones de euros en tener un total de tres patrulleras durante los próximos seis años.

Steele apela a “luchar de forma más estricta contra la pesca ilegal”

decoration

Con ello, la agencia podrá hacer frente a las nuevas encomiendas de vigilancia tras la salida de Reino Unido del bloque comunitario, por las aguas compartidas llenas de pesqueros, como Gran Sol. “Incrementar los barcos nos permitirá centrarnos en esta área”, comenta Steele, que recuerda que “también han aumentado las solicitudes de control para otras zonas”. El contrato se divide en dos lotes, siendo dos unidades para cubrir todo el Atlántico y otra para aguas del Mar Mediterráneo.

En cuanto al incremento de plantilla, la agencia sumará 16 personas y otras 12 vinculadas directamente a nuevos proyectos. El organismo profundizará en el tratamiento de datos, las tecnologías TIC, inteligencia artificial open source y la interconectividad y coordinación del nuevo servicio de guardacostas, junto a la EMSA (Agencia Europea de Seguridad Marítima, con sede en Lisboa) y el Frontex (la Agencia Europea de la Guardia de Frontera y Costas).

Cumplimiento

A preguntas de los medios, la irlandesa apostó por “luchar de forma más estricta contra la pesca ilegal” y valoró tanto la tramitación del nuevo reglamento de control comunitario como los medios tecnológicos para controlar la prohibición de descartes. En el primer caso, comentó que “el rol de la Agencia va a ser muy importante” en la coordinación con los Estados miembros, en formar a inspectores y en armonizar la normativa, aunque todavía hay que esperar por la aprobación definitiva. En el segundo, la directora apuesta –como su predecesor– por el uso de la monitorización electrónica a bordo (cámaras), sin hacer alusión a utilizar drones (como sí hará España).

Susan Steele, ayer en la sede de la EFCA en Vigo. Alba Villar

La sonrisa de la pesca

El mar no le es ajeno, porque lo lleva en la sangre: en él nada todas las semanas y de él lleva viviendo “toda” su vida. Susan Steele ha cambiado su Irlanda natal por Vigo para ponerse al frente de la Agencia Europea de Control de la Pesca (EFCA). Lo hace con una sonrisa permanente como carta de presentación y, para aquellos que tienen la oportunidad de conocerla, también con una gran calidez humana. Acompañada de toda su familia (su marido, piloto, y sus siete hijos), la mujer de 47 años oriunda del puerto pesquero de Castletownbere llega tras ocho años y medio al frente de la autoridad de Protección de la Pesca de su país. “Desde los tres años quería ser bióloga marina”, explica. En ello se licenció, aunque antes conoció de cerca la pesca trabajando directamente en el sector y en la industria transformadora que hoy observa cuando sale a correr (su otra pasión deportiva) por la ciudad olívica. Dice que aprende español poco a poco ("leo el FARO DE VIGO", dijo) y que postularse para el cargo “fue un proceso complicado” y que “ha tenido mucha suerte”, así como que su predecesor, Pascal Savouret, la ayudó mucho para tener todo listo de cara al pasado 1 de septiembre, cuando empezó a ejercer. Por delante tiene grandes retos, más aún tras el Brexit, pero los afrontará con la experiencia atesorada y esa sonrisa permanente.

Compartir el artículo

stats