Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Agencia Europea de Pesca invierte 90 millones para tres patrulleras

El “Lundy Sentinel”, durante
uno de sus despliegues. | // EFCA

El “Lundy Sentinel”, durante uno de sus despliegues. | // EFCA

La Agencia Europea de Control de la Pesca (EFCA, por sus siglas en inglés) potenciará sus labores en alta mar a partir del próximo año. Coincidiendo con la finalización del contrato de alquiler de la patrullera Lundy Sentinel, el organismo comunitario situado en Vigo se lanza a la búsqueda de tres embarcaciones de inspección y vigilancia pesquera. Para ello, invertirá un total de 90 millones de euros para fletar los buques. En este caso, la duración del contrato está previsto para un total de seis años (dos más que en el anterior) y los barcos se dividirán entre dos unidades para todo el Atlántico y otra para aguas del Mar Mediterráneo.

La agencia trabaja en el cuerpo de Guardacostas europeo creado en cooperación con la Agencia Europea de Seguridad Marítima (EMSA) y la Agencia Europea de Control de las Fronteras Exteriores (Frontex), por lo que busca buques polivalentes, capaces de llevar a cabo operaciones de vigilancia, así como rescate y respuesta ante posibles vertidos o emergencias en el mar.

La licitación publicada hace una semana por la EFCA es similar a la que dio como resultado la contratación de la patrullera Lundy Sentinel, apostando por la fórmula del alquiler. En aquella ocasión se especificó que la duración del acuerdo sería de cuatro años como máximo y la cuantía destinada fueron 20 millones de euros. La firma británica Sentinel Marine Ltd. se hizo con el contrato con su buque de 61 metros de eslora, que tiene su base en Vigo.

Tal y como publicó FARO a principios de mes, la EFCA preparaba una nueva licitación para continuar con el chartering de buques tras la buena experiencia con el Lundy Sentinel, cuyo contrato vence el próximo año.

El concurso lanzado está dividido en dos lotes. El primero es el que incluye las dos “patrulleras de pesca offshore”, que serán desplegadas en aguas de la UE, así como en las zonas cubiertas por las organizaciones regionales de pesca en el atlántico norte, con NAFO al oeste y la Neafc al este, dónde faenan buques de pabellón comunitario. De igual forma estos barcos se emplearán para actuar en países terceros si los planes de despliegue desarrollados cada curso así lo precisan (y si esos países lo permiten). Para este apartado se reservan 60 millones de euros.

La licitación

Tres barcos para dos grandes áreas

La Agencia Europea de Control de la Pesca busca fletar tres barcos: dos para aguas del Atlántico norte (y países terceros) y otro para el Mediterráneo.

Seis años y 90 millones de euros

La licitación, dividida en dos lotes (una por área), tiene una cuantía de 90 millones de euros. El contrato se fija con una duración de seis años

Un mínimo de 1.000 GT

Los barcos, que deberán ser polivalentes, tendrán que tener un mínimo de 1.000 toneladas de registro bruto (GT).

En el lote dos es dónde se encuentra el barco para “que se desplegará principalmente en el Mar Mediterráneo, el Mar Negro y el Océano Atlántico Oriental”. Para este cometido se destinan los 30 millones de euros restantes.

La fecha límite para que las empresas presenten sus ofertas es el próximo 15 de septiembre. Entre los requerimientos técnicos figura que los barcos deben tener un tonelaje bruto (GT) mínimo de 1.000 toneladas, un calado de no más de 6 metros o una capacidad para operar durante 21 días a velocidad estable (9 nudos). Por otro lado, deberán tener una cubierta despejada de un mínimo de 150 metros cuadrados, con área para operar drones o helicópteros, y espacio para acomodar a seis miembros del personal de la EFCA (junto a los miembros de la tripulación que opera el barco).

Uno de los despliegues de la patrullera "Lundy Sentinel". EFCA

Compartir el artículo

stats