Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pesca encarga a Marine Instruments la vigilancia pesquera con drones

El dron aéreo desarrollado por Marine Instruments, el “M5D-Airfox”, en unas pruebas. | MARINE INSTRUMENTS

La Comisión Europea envió una carta a España y Francia advirtiendo de la detección de fallos en sus protocolos de vigilancia a la hora de controlar que se cumple con la normativa que obliga a la flota a traer todas las capturas a puerto, es decir, la prohibición de los descartes pesqueros. La comunicación, resultado de una auditoría, incluía el aviso de posibles sanciones a ambos países si estos mecanismos no se mejoraban. Desde la Secretaría General de Pesca, que cree que el aviso llegará también al resto de estados miembro, se pusieron manos a la obra para intentar apaciguar a Bruselas a través de, entre otras medidas, la mejora de sus sistemas de inspección. El primero, y probablemente el más importante, se acaba de concretar: la firma de la comarca viguesa Marine Instruments se ha adjudicado un pedido de 1,2 millones de euros para desplegar un servicio de “reconocimiento y vigilancia pesquera” a través de su dron M5D-Airfox, desarrollado especialmente para este tipo de cometidos.

El contrato, el primero que consigue la firma en el sector de los drones aéreos (continúa con el desarrollo del Tunadrone, pensado para la detección de bancos de atunes), fue formalizado la semana pasada. Tiene una duración de 24 meses e incluye tanto el suministro de la aeronave no tripulada (RPA) como su operativa. De hecho, el objetivo de Pesca es que Marine Instruments desarrolle el servicio completo, “incluyendo toda la operativa de vuelo”, “el envío de imágenes” o “la elaboración de informes del resultado de las misiones”.

El ámbito en el que actuarán los drones será el de las aguas territoriales españolas, exceptuando las que rodean a Canarias. Para ello, el M5D-Airfox desplegará sus 10 horas de autonomía, un alcance de 18 millas náuticas, 30 nudos de velocidad y una huella de carbono nula. Según el pliego, el dron actuará en las Misiones de Reconocimiento y Vigilancia Pesquera (MRVP), que serán de hasta un máximo de 8 horas y que se podrán desarrollar desde tierra o desde las patrulleras de la Secretaría General de Pesca.

El dron de la empresa ubicada en Porto do Molle lleva ya unos meses participando en pruebas ante distintos organismos para demostrar sus cualidades. El último fue en Portugal, durante unas pruebas de la OTAN el pasado mes.

Nuevas embarcaciones

La mejora de los medios de vigilancia por parte de Pesca incluye otras medidas, como por ejemplo la app para que la bajura comunique capturas y descartes (valorada en 1,1 millones y por la que también puja Marine Instruments). Sin embargo, la joya de la corona son cuatro nuevas patrulleras de entre 32 y 35 metros de eslora por 21,5 millones de euros. El grupo asturiano Armón, que cuenta con astillero en Vigo, se acaba de adjudicar el pedido, que desarrollará su filial Auxiliar Naval del Principado, en la localidad de Puerto de Vega.

Salvamento encarga otras dos patrulleras por 4,6 millones

El Gobierno de España lleva varios meses renovando su flota con nuevas unidades para la Guardia Civil, el Instituto Español de Oceanografía (IEO) o Salvamento Marítimo. Este último es precisamente el que más licitaciones está lanzando, siendo la de mayor cuantía un remolcador de altura de 53 millones que se adjudicó Zamakona Shipyard (imponiéndose a tres astilleros de Vigo). Sin embargo, esta ola de nuevas construcciones de Sasemar se centra principalmente en las embarcaciones de respuesta rápida de mediano y gran porte y tras encargar a Auxiliar Naval del Principado una patrullera oceánica por 6,75 millones, el organismo acaba de licitar otras dos embarcaciones por 4,6 millones. Los barcos son de tipo Salvamar y, al igual que todas las anteriores, todo apunta a que el astillero del grupo asturiano Armón será el que se lleve el contrato. Se trata de patrulleras de entre 20 y 22 metros de eslora, con entre 5 y 6 metros de manga y una autonomía a 28 nudos durante al menos 400 millas náuticas. La última licitación de este tipo, lanzada a finales del año pasado, se adjudicó el pasado enero a Auxiliar Naval del Principado por casi 4,5 millones de euros. El astillero del grupo en la ciudad, Armón Vigo, puja en estos momentos junto a otras dos empresas (Sistem y Ayesa) por el proyecto iSar, un encargo de 19 millones con el que Salvamento revolucionar tecnológicamente sus sistemas de localización y rescate.

Compartir el artículo

stats