El Chuvi diseñará un plan específico para recuperar toda la actividad suspendida tras la huelga médica

La Gerencia evaluará el impacto y se reunirá con todos los servicios para consensuar los criterios de priorización

Concentración de facultativos a las puertas del Cunqueiro cuando dio comienzo el paro.  // Alba Villar

Concentración de facultativos a las puertas del Cunqueiro cuando dio comienzo el paro. // Alba Villar / Carolina Sertal

Carolina Sertal

Carolina Sertal

Tras acercar posturas con el sindicato CESM y lograr diversos acuerdos de mejora que posibilitaron desconvocar la huelga de facultativos a última hora del pasado miércoles, el Servizo Galego de Saúde (Sergas) deberá afrontar ahora la recuperación de todo el volumen de actividad asistencial suspendido a raíz del paro médico y que en el área sanitaria ha llegado a afectar a casi 9.000 pacientes. En este contexto, la Gerencia de Vigo, área sanitaria que ha liderado la movilización a nivel autonómico al ser la que mayor seguimiento ha logrado durante los ocho días que se ha prolongado el conflicto, ya se ha puesto en marcha para evaluar el impacto real de la huelga médica y se ha fijado la meta de elaborar un plan específico que le permita recuperar la actividad asistencial aplazada de forma integral y con “la mayor brevedad posible”.

Así lo confirmaron en la jornada de ayer fuentes de la dirección asistencial del Complexo Hospitalario Universitario de Vigo (Chuvi), horas después de que se anunciara la vuelta a la normalidad en los quirófanos y en las consultas externas, así como en la realización de pruebas diagnósticas. Desde la Gerencia del área sanitaria viguesa se anunció que tras analizar el alcance del paro de los profesionales facultativos se procederá a mantener ahora una reunión con todos los servicios de los centros. El objetivo de este encuentro será “consensuar los criterios de priorización asistencial para poner el plan en marcha lo más rápido posible y, si es necesario, para recuperar toda la actividad que ha tenido que ser aplazada, poner en marcha programas especiales extraordinarios”, afirmaron fuentes de la Gerencia.

Teniendo en cuenta los últimos datos remitidos por el Sergas respecto a las cirugías y consultas externas suspendidas, correspondientes a la tarde del pasado miércoles, la huelga médica ha dejado en el área sanitaria de Vigo un balance de 346 intervenciones quirúrgicas canceladas y 624 pruebas diagnósticas sin efectuar. La mayor incidencia del paro médico se ha producido en las consultas externas, en donde deberán ser reprogramadas un total de 7.909 visitas a los especialistas de los hospitales vigueses. En total, son 8.879 los pacientes que tendrán que volver a ser citados por el Sergas en el área tras las reprogramaciones de las agendas médicas.

Por otra parte, en la jornada de ayer, la Gerencia ha mantenido una reunión con los jefes de servicio de Atención Primaria del área sanitaria en la que, además de proceder a realizar un seguimiento de la actividad actual en los centros de salud y abordar diferentes cuestiones de coordinación, se ha procedido a presentar de manera oficial al nuevo mando de este nivel asistencial, el doctor Roberto Devesa, tras su nombramiento a finales del pasado mes de marzo, así como a su segundo de a bordo, el doctor Víctor Quesada, quien asumirá la subdirección de Atención Primaria en calidad de subdirector médico de Atención á Cronicidade.