Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Del “¿cuándo llega?” al “¿otra vez?”

La inoculación de la cuarta dosis de COVID junto a la vacuna antigripal arranca en Vigo por cuatro residencias | “Ya nadie nos pide foto del pinchazo”, ejemplifica una enfermera

10

La enfermera Uxía Rodríguez pone una vacuna a Mari Loli Santiago, en la residencia de Apamp. Alba Villar

En diciembre de 2020, cuando empezó la vacunación frente al COVID-19 y se veía como el inicio de la salida de la pandemia, las ansiadas dosis llegaban custodiadas por la policía, la emoción era casi palpable y los aplausos acompañaban a los primeros pinchazos. “Ahora ya nadie nos pide fotografías”, contrapone la enfermera Uxía Rodríguez, que, junto a Tania Martínez, ha estrenado este lunes la campaña de la cuarta dosis frente al SARS-CoV-2 en la residencia de la Asociación de Familias de Personas con Parálisis Cerebral (Apamp).

Los equipos de vacunación del Servicio Galego de Saúde (Sergas) han acudido a 45 residencias sociosanitarias de Galicia, donde viven unas 3.700 personas, para ofrecer este segundo refuerzo y también la vacuna antigripal. Curiosamente, también son 3.700 los usuarios de este tipo de centros registrados en el área sanitaria viguesa. Apamp, San Rafael, Ballesol y Domus Barreiro, con sus 415 residentes, fueron los elegidos para arrancar esta campaña.

El porcentaje de rechazo en este colectivo parece que será insignificante. En la residencia de mayores Ballesol, solo cuatro de sus 111 usuarias –las mujeres son más del 90%– no han recibido hoy los pinchazos. Por diferentes motivos, como que tienen que pasar tres meses desde la infección o el anterior refuerzo. En Apamp, se las han puesto 43 de 46.

Lo que habrá que ver es la respuesta de los trabajadores de estos centros, que esta vez no se inmunizaron al mismo tiempo y es probable que se les convoque en el último fin de semana de octubre. Y es que solo el 67% de la población de entre 30 y 59 años se ha puesto la tercera dosis. La que se inyectó ayer no es igual a las anteriores. Es de la farmacéutica Pfizer, pero con la incorporación de dos cepas de Omicron –BA.4 y BA.5–.

“¿Otra vez? Habrá que ponerla”. Esa es la actitud predominante entre las usuarias de Ballesol. Con cierta resignación y muy lejos del deseo del primer pinchazo, aunque también animadas por un acontecimiento que rompe la rutina del centro.

Le pasa a Rosi Iglesias. Tras consultar con su familia, este lunes se puso la vacuna frente al SARS-CoV-2 y la de la gripe. “Aparento muy sana por fuera, pero soy muy delicada por dentro”, cuenta esta mujer que ya ha pasado el COVID dos veces. “La primera, en noviembre de 2020, estuve muy malita, con oxígeno día y noche. Yo no me enteré, pero estuve a punto de ir al hospital”, explica. La segunda ya fue mucho más leve. Al preguntarle si se seguiría poniendo más refuerzos responde: “Es la cuarta, ya me parece bastante”. Pero no se niega porque “es un bicho que no erradicamos”.

Algo de frío y dolor muscular. Esas fueron las únicas reacciones que le produjeron los anteriores pinchazos. “Me da más respeto la de la gripe porque el único año que me la pinché me puse malísima”, recuerda. Aún así, la aceptó. Las noticias de una posible temporada complicada –según lo que ha sucedido en el hemisferio sur– “asustan”.

“Yo dije que quería la cuarta porque parece que estoy más protegida”, comenta a su lado Amelia Adelaida García, que pasó el COVID este año “como un catarro de nariz”. Probablemente, por la protección de las anteriores.

Marina Román, en cambio, es una de las pocas residentes de Ballesol que no se la pondrá. “Tengo una esclerosis múltiple y la segunda dosis me dio un bajón horrible en movilidad y fuerza. Lo consulté con mi médico y me dijo que no íbamos a arriesgar más”, cuenta. Ella nunca ha tenido un diagnóstico positivo de COVID.

Residencia Apamp

En Apamp le siguen teniendo respeto al COVID, pero ya no miedo. Aguantaron todo 2020 sin ningún contagio y tuvieron solo un brote importante. Fue en mayo de 2022, con 33 residentes y más de 40 trabajadores contagiados. Les preocupaba la respuesta respiratoria de algunos usuarios, ya que la parálisis afecta a algunos en este aspecto, pero todos lo superaron sin grandes problemas, salvo un ingreso más reciente. Esta experiencia les ha llevado a normalizar más la convivencia con este virus.

Mari Loli Santiago, sin perder la sonrisa ni por una fracción de segundo, fue la primera del centro en recibir un pinchazo en el brazo izquierdo y, luego, en el derecho. “Si tienen que poner más, más quiero”, comenta y explica que le da “más tranquilidad”.

Era la cuarta vez que en Apamp recibían la visita de enfermeras para inmunizarles frente al COVID, pero una profesional de Sárdoma ya se desplazaba allí todos los años para ponerles la de la gripe.

Ellos no son los primeros en recibir la cuarta dosis en el área sanitaria. Más de 2.600 pacientes de alto riesgo ya la tenían puesta a principios de mes.

Seis fallecidos en septiembre

Tras cuatro días libre de COVID, la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Álvaro Cunqueiro vuelve a tener a un paciente infectado. En el área hay 219 personas que han comunicado una infección activa al Sergas. Diecisiete menos que el día anterior. Sanidade tiene registrados 770 fallecidos con COVID en la comarca en lo que va de pandemia; seis en este mes de septiembre.

El Sergas reserva el Ifevi del 15 de octubre al 12 de noviembre

El Sergas calcula que en dos semanas habrá concluido la vacunación en los centros sociosanitarios registrados en el área sanitaria de Vigo. Pasarán luego a ofrecer esta doble vacunación a los mayores de 80 años. Más o menos el lunes 10 de octubre. Entonces, será el momento de recuperar los vacunódromos en Galicia, salvo en Vigo, donde la celebración de la feria Conxemardel 5 al 7 de octubre– obliga a aplazar esta reapertura.

La campaña de mayores de 80 no institucionalizados en el área de Vigo comenzará en el punto de vacunación del Álvaro Cunqueiro, al que se unirá luego el recinto ferial. El Sergas en Vigo ha reservado el pabellón 4 –el mismo de anteriores campañas– desde el sábado 15 de octubre y hasta el sábado 12 de noviembre. Tras los mayores de 80 y en orden descendente, se llamará a toda la población mayor de 60 años.

Compartir el artículo

stats