Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gran Vigo

Vecinos de Teis consiguen 1.200 firmas contra el cierre de San Francisco Javier

Se reúnen con Caballero para mostrarle el impacto social de la clausura de la iglesia | El regidor local hablará con el obispo “para ver se é posible reconducir esta cuestión”

Mara (i) y Lucía (d) ayer en la iglesia de los Jesuitas con las 1.200 firmas recogidas. RICARDO GROBAS

Un mes después de las primeras informaciones publicadas por FARO en relación al cierre de la parroquia de San Francisco Javier, previsto al término de junio de 2023, Mara Nogueira y Lucía Martínez –organizadoras de la recogida de firmas que busca impedir que esta iglesia acabe clausurándose al público– fueron recibidas en el Concello por el alcalde de Vigo, Abel Caballero. En un encuentro que tuvo como objetivo trasladar al regidor la preocupación vecinal con la que convive Teis tras el peor anuncio que podía haber recibido dicho templo, las impulsoras de esta iniciativa llevaron más de 1.200 signaturas como muestra del gran rechazo que existe a que los Jesuitas les arrebaten a medio plazo su espacio de culto.

Fue el pasado 24 de agosto cuando este periódico daba cuenta del anuncio, que en un primer momento desvelaba el cura de la iglesia, Fernando López Combarros, al remitir un comunicado a sus fieles en el que daba cuenta del futuro incierto que se vislumbra de cara a los próximos meses. “Por decisión del Provincial de los Jesuitas en España, esta comunidad de Vigo, de nueve jesuitas el pasado curso 2021-2022, queda reducida a cinco. El próximo curso 2022-2023, a final de junio desapareceremos los jesuitas de Vigo; la iglesia quedará para uso exclusivo del colegio”, manifestaba entonces en el mencionado escrito.

La futura clausura, que según fuentes del ámbito religioso mete en un aprieto a la Diócesis de Tui-Vigo, pues deberá ser quien decida de qué manera repartir a los feligreses que se quedan sin parroquia, no pasó desapercibida por los vecinos de Teis, que rápidamente y en masa se movilizaron, iniciando una campaña de firmas que buscaba recaudar mil firmas en un mes para enviarlas a la sede de la Compañía de Jesús en Madrid. Dicho y hecho: ayer se las presentaron a Caballero, quien no dudó en atender a Mara y Lucía. Tras el término de la reunión hizo hincapié en que “non sería malo que se reconsiderara a decisión”.

El alcalde Abel Caballero, ayer con Lucía (i) y Mara (d) en el Concello de Vigo.

“Non valoro a dimensión relixiosa pero si a social. E o que propoñen teñen a miña simpatía e así llo fixen saber. Na parte social, contarán coa axuda que poidamos prestar desde o Concello. Ademais, falarei co bispo, a quen me une unha gran amizade, para ver se é posible reconducir esta cuestión”, manifestó el alcalde en declaraciones a FARO.

En concreto, las impulsoras de la campaña contra el cierre de San Francisco Javier le transmitieron al primer edil que la polémica decisión tiene consecuencias sociales porque la parroquia contribuye a vertebrar el barrio y funciona como lugar de encuentro con un gran volumen de actividad social. Como ejemplo, tras abogar por su continuidad, explicaron que las dos corales de Teis perderían su lugar de ensayo, que hasta ahora era el templo, si se consolidase dicha clausura.

Según lo avanzado por los Jesuitas, en un comunicado oficial hecho efectivo después de que FARO avanzase el cierre, esta parroquia, una de las más emblemáticas de Vigo, cerrará sus puertas, tras más de medio siglo de actividad, por un “proceso de reestructuración de presencias”, y el colegio será atendido pastoralmente desde Santiago de Compostela.

Al respecto, fuentes del ámbito religioso señalan que está pendiente una reunión entre las altas esferas de la Compañía de Jesús y la Diócesis de Tui-Vigo, con el objetivo de buscar una solución que beneficie a todas las partes. En el marco de este encuentro, cabría la posibilidad de que los primeros cediesen las instalaciones a los segundos para que el lugar pudiese seguir siendo utilizado. Pero no todo son rosas, pues el Obispado tendría que poner un nuevo párroco para reemplazar a Fernando López Combarros, algo de por sí complicado si se tiene en cuenta que actualmente ya son muchos los curas que compaginan diferentes cargos ante la falta de relevo generacional: en concreto son siete los párrocos que llevan las riendas de dos o más parroquias en estos momentos.

Precisamente esa ausencia de juventud, esa falta de vocaciones, es lo que ha propiciado que el Provincial haya tenido que “reorganizar” sus efectivos disponibles. Ahora mismo solo son seis los jesuitas que están viviendo en Vigo, todos ellos en el edificio colindante al colegio, que el próximo mes de octubre cumplirá nada menos que 150 años.

En este sentido, la urbe olívica es la ciudad gallega donde más han descendido los jesuitas en los últimos 20 años. Han pasado de 21 a los seis que son hoy en día (15 menos). A ella le sigue Santiago, donde ahora son tres (nueve menos) y A Coruña, que ha bajado a 12 (cinco menos). En su conjunto, a septiembre de 2022, existen 21 jesuitas en Galicia; menos de la mitad si se compara con los 50 que había en 2002.

Su marcha de Vigo, según pudo saber FARO, también afectará a la Iglesia de Los Apóstoles, situada en el cruce de la calle Velázquez Moreno, en pleno centro de la localidad. Abierta al culto al final de la década de los años 60 del pasado siglo XX, destaca por ser uno de los pocos espacios que ofrece misas de tarde-noche (a las 20.00 horas los sábados y a las 21.00 horas los domingos).

Compartir el artículo

stats