Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Vigo Vertical “sube” a las parroquias: tres rampas unirán Ramón Nieto y el ambulatorio

El Concello aprueba un proyecto de más de 1,8 millones para salvar una pendiente del 9% hasta el centro de salud y el CEIP Fonte Escura

Centro de salud de Lavadores, que quedará conectado mediante las escaleras mecánicas J. Lores

El Concello continúa aumentando la huella del Vigo Vertical, que, por primera vez, sale del casco urbano para conquistar las parroquias con el objetivo de aplanar las cuestas más allá del centro y los barrios. La Junta de Gobierno aprobó el proyecto de instalación de tres rampas mecánicas para conectar Ramón Nieto con en el entorno del centro de salud de Lavadores y el CEIP Fonte Escura. “Es una zona con una enorme pendiente”, justificó el alcalde, Abel Caballero. Se trata de una obra “de gran envergadura” a la que se le dedicarán más de 1,8 millones y que facilitará el día a día de los vecinos y las comunidades sanitaria y escolar.

Caballero concretó que el plazo de ejecución es de 10 meses, por lo que, en base al cronograma facilitado por el alcalde, las rampas podrían estar finalizadas a principios del año 2024. “Hay que hacer la licitación, la contratación… la obra arrancará por el mes de marzo”, señaló antes de indicar que la actuación contempla, además, la humanización de todo el entorno del centro de salud y el colegio para convertirlo en un espacio más moderno, amable y accesible para los ciudadanos.

Se instalarán tres rampas que sumarán 123 metros de longitud. “Salvarán un desnivel de 11 metros. Es una cuesta con una pendiente del 9% y tramos del 12%”, apostilló. La reforma del entorno incluye nuevas canalizaciones, renovación de saneamiento y de red de pluviales y fecales, el enterramiento del cableado, instalación de alumbrado LED, nuevo mobiliario, espacios verdes y “una importante plantación de arbolado” con las correspondientes redes de riego.

Este proyecto se suma a una lista de intervenciones en marcha en el marco del Vigo Vertical que detalló el alcalde: el segundo tramo de las rampas de Gran Vía, el Halo, el ascensor de la Praza da Estación, la rampa de acceso al centro de salud de Teis, las rampas en Escultor Gregorio Fernández, el ascensor y la rampa entre la Travesía de Vigo y Aragón, las escaleras mecánicas en la calle Talude, la rampa en el Paseo de Granada, la rampa en Serafín Avendaño para conectar con el Halo, el acceso mecánico en Carral hasta la ya peatonalizada Porta do Sol, la conexión de Romil con Hispanidad, la conexión del CPR Plurilingüe Losada con Ramón Nieto o el corredor mecánico de Juan Ramón Jiménez con la actuación entre Camelias e Hispanidad y Marqués de Valterra con Torrecedeira.

“Somos la ciudad que tiene más proyectos de rampas, escaleras mecánicas y ascensores del mundo. Estamos en una nueva dimensión de la ciudad. Una parte importante se paga con fondos europeos; otra parte importante, con fondos de la Diputación; y otra, con fondos del Concello. El acopio de recursos da lugar a este desarrollo de obra absolutamente inigualable en ninguna ciudad del mundo”, finalizó Caballero.

Los inicios del Vigo Vertical

La experiencia del Vigo Vertical empezó hace casi siete años: en otoño de 2015. La primera pieza de este puzle fue el ascensor que enlaza Pi i Margall con Camelias. Desde ese momento, su protagonismo no ha parado de crecer: Porta do Sol, el parque Camilo José Cela, Marqués de Valterra, Praza de Portugal, San Salvador, Pizarro o Gran Vía, donde el primer tramo de rampas, que se estrenó a finales de 2020, ha logrado revolucionar el uso del bulevar, convertido en un paseo con vegetación, bancos y mesas, y hasta una pantalla LED.

De los proyectos que estarán próximamente, destaca el Halo. Su primera piedra se colocó a principios del pasado mes de agosto con la intención de que esté en marcha en 2023: el plazo de ejecución de las obras es de más de un año. Vigo ganará una estructura gigante, de 90 metros de diámetro y 45 de altura, con dos ascensores para enlazar en menos de 30 segundos el entorno de García Barbón con Vialia.

Su capacidad –4.000 personas por hora– y presupuesto –más de 12,5 millones de euros; casi la mitad proceden de fondos europeos– resumen la magnitud que cobrará este símbolo de la modernidad en la urbe. Para completar la mejora de la accesibilidad en la zona, el Concello convertirá en una pasarela mecánica el paso superior de la AP-9 ubicado en Canadelo Baixo, cuyo entorno humanizará.

Más proyectos a la espera de materializarse: el Concello tiene la intención de conectar la Ciudad de la Justicia con Gran Vía a través de rampas mecánicas con el propósito de generar un corredor de peatones para acceder a los servicios judiciales que alberga el antiguo Xeral, zona en la que se prevé un aumento considerable de tránsito de ciudadanos. También se instalará un ascensor para comunicar O Berbés con el futuro Barrio do Cura y otro para enlazar el Parque Matías con la Travesía de Vigo.

Compartir el artículo

stats