Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Vigo Vertical que viene: el programa se refuerza con una docena de obras y una inversión millonaria

El Vigo Vertical que viene: el programa se refuerza con una docena de obras y una inversión millonaria

Si San Francisco, en California, ha conseguido hacer de sus empinadas calles uno de los platós de rodaje más populares de Hollywood, Vigo apuesta por convertir las suyas –aunque no llega al extremo de Lombard Street, las cuestas de Gran Vía tampoco son aptas para todas las pantorrillas– en un ejemplo de innovación y sostenibilidad. Desde hace años el Concello se dedica a suturar las pendientes del municipio con elevadores, escaleras y cintas mecánicas, un despliegue de ingeniería enmarcado en el programa Vigo Vertical e impulsado con fondos europeos.

La experiencia arrancó en otoño de 2015 con el ascensor que enlaza Pi y Margall con Camelias y no ha parado de crecer desde entonces: Porta do Sol, el parque Camilo José Cela, Marqués de Valterra, Plaza de Portugal, San Salvador, Pizarro o Gran Vía, donde el primer tramo de rampas que se estrenó a finales de 2020 ha revolucionado el uso del bulevar. Con cerca de una decena de mecanismos ya operativos, el Concello no pisa el freno. Sobre la mesa tiene otra docena de proyectos con una filosofía similar y un calendario esbozado para lo que resta de 2021 y 2022.

Enlazar Hispanidad y la calle Romil

Entre los proyectos previstos por el Concello se incluye un nuevo ascensor entre Hispanidad y Romil. Su presupuesto es de 1,3 millones y el proyecto se aprobará en el primer trimestre de 2022.

Comparten objetivo -hacer más asequible la complicada orografía de Vigo-, pero no nivel de “cocción”: el ascensor de Vialia que enlazará la plaza de la estación y Urzáiz estará listo, según el calendario que maneja el Ayuntamiento, a principios de 2022. Otros, como el ambicioso Halo, que hilará García Barbón y Vía Norte, aún están pendientes de la aprobación del proyecto, trámite que en su caso llegará probablemente a lo largo del último trimestre de 2021.

“El Vigo Vertical se reforzará con más de 12 nuevos proyectos”, explica el alcalde, Abel Caballero. El Concello no cierra la puerta a ampliar el mapa del programa. De hecho, desde Praza do Rei avanzan que hay “en marcha” tres estudios: uno sobre la accesibilidad peatonal entre Travesía y Aragón y otros dos directores dedicados al centro de urbano y las parroquias del rural.

Reforzar el trabajo que ya se estrenó

El nuevo elevador completará los que ya se han estrenado entre Camelias y Menéndez Pelayo y Pi y Margall y Torrecedeira.

En marcha el Consistorio tiene ya varios proyectos. Destaca, por su ubicación y contexto, el futuro ascensor de Vialia en Urzáiz, que se ejecuta con un presupuesto de 425.000 euros y que estará listo en febrero de 2022. Los operarios municipales  trabajan también en Porta do Sol. Parte del desnivel de la plaza, el que la separa de Pracer, se salvó hace años con los dos tramos de escaleras que suben hacia el Concello. Ahora proyecta una rampa nueva hacia la parte baja, Carral. El conjunto de la reordenación de Porta do Sol ronda los 17 millones. No muy lejos de allí se plantea otro ascensor que uniría el Barrio do Cura y O Berbés.

Otros dos proyectos con los engranajes administrativos en marcha son los de las escaleras mecánica de la calle Talude, presupuestadas en unos 750.000 euros; y el segundo tramo del bulevar de Gran Vía, entre las confluencias con Venezuela y Nicaragua. Su coste ronda los 4,2 millones. En el primer caso el Concello espera que las obras arranquen ya en octubre; en el segundo lo harán poco después, en noviembre.

Extender el servicio hasta J. R. Jiménez

Los técnicos municipales plantean también una mejora entre Torrecedeira yMarqués de Valterra, lo que reforzaríala conexión global entre Hispanidad y JuanR. Jiménez.

A la lista se suman siete actuaciones pendientes de la aprobación del proyecto constructivo. La más simbólica –y que exigirá un desembolso mayor, también– es el elevador “Halo” que salvará la brecha que ahora separa García Barbón y Vía Norte. Su coste, 7,2 millones; el plazo previsto para el visto bueno: el último trimestre de 2021. El mismo calendario se maneja para las dos actuaciones –ascensor y corredor mecánico– previstos entre Travesía y Aragón. En el ámbito el Concello ha anunciado ya su intención de incorporar un ascensor en el parque de Finca Matías. Lo que resta de 2021 es igualmente el margen que maneja el Consistorio para validar el proyecto de mejora de la accesibilidad entre Romil, frente a Feliciano Rolán, e Hispanidad, frente a Amor Ruibal. Su presupuesto: 1,4 millones.

El Concello trazará un ascensor urbano entre Romil e Hispanidad, a la altura de la clínica Pintado, con un presupuesto de 1,3 millones. Una vez rematada –la aprobación del proyecto se espera para el primer trimestre de 2022– la infraestructura completará las ya operativas entre Camelias y Menéndez Pelayo y Pi y Margall y Torrecedeira. El entramado se reforzará aún con otro mecanismo hasta Marqués de Valterra, lo que “cosería” el desnivel Hispanidad-Juan R. Jiménez. Los planos de la última pieza, de 1,2 millones, se validarían en 2022.

En pleno centro el Concello plantea una mejora de calle Bolivia, entre Gran Vía y la Ciudad de la Justicia, con dos millones; y otra actuación en el centro de salud de Teis de unos 1,3 millones. Su proyecto está redactado, pero debe recibir todavía el visto bueno de Patrimonio, Augas y AXI.

Entre los proyectos previstos por el Concello se incluye un nuevo ascensor entre Hispanidad y Romil. Su presupuesto es de 1,3 millones y el proyecto se aprobará en el primer trimestre de 2022.

Segundo tramo de Gran Vía

El programa contempla instalar una escalera mecánica en la calle Talude, al lado del Colegio Mariano. Su presupuesto ronda los 750.000 euros.

Segundo tramo de Gran Vía

Escalera de la calle Talude

Una de las actuaciones más ambiciosas, el elevador “Halo”, con un presupuesto de 7,2 millones, mejorará la accesibilidad entre García Barbón y Vía Norte.

Escalera de la calleTalude

El elevador “Halo”

Otra de las dotaciones que mejorará la accesibilidad en el entorno de Vialia. El programa suma un ascensor que enlazará la plaza de la estación con Urzáiz.

El elevador “Halo”

Ascensor panorámico de Vialia

Vigo Vertical contempla la mejora de la accesibilidad entre Travesía de Vigo y Aragón, viales paralelos que transcurren separadas ahora por un fuerte desnivel.

Ascensor panorámico de Vialia

Travesía de Vigo-Aragón

El proyecto “Halo”, nominado al prestigioso LOOP Design Awards

Travesía de Vigo-Aragón

Humanización de calle Bolivia

El Concello quiere humanizar la calle Bolivia y mejorar la conexión Gran Vía-Ciudad de la Justicia extendiendo la filosofía que ya aplica en Gran Vía.

Humanización de calle Bolivia

El proyecto “Halo”, nominado al prestigioso LOOP Design Awards

Aunque aún no ha salido del papel, el proyecto “Halo”, el gran elevador que enlazará el entorno de García Barbón con Vía Norte, salvando así una de las mayores brechas del entramado urbano de Vigo, acapara ya la atención. Lo hizo en su presentación, a principios de año, y lo sigue haciendo ahora –con el engranaje administrativo ya en marcha– entre los expertos en el mundo de las infraestructuras y el diseño. Su apuesta funcional y estética le ha valido estar nominado al prestigioso premio LOOP Design Awards 2021 en la categoría “Architecture | Concept & Unbuilt”. La votación online se mantendrá abierta hasta el 15 de septiembre. Con un presupuesto de 7,2 millones, el proyecto está pendiente ahora de aprobación. El cronograma que maneja el Concello contempla su visto bueno el último trimestre de 2021.


Compartir el artículo

stats