Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La delincuencia se dispara un 40% en Vigo por las ciberestafas, las peleas y los robos

La ciudad registra sus cifras más altas de criminalidad en años, con un incremento que supera la media gallega y nacional | Las agresiones baten récords: hay tres cada semana

Dos agentes de la Guardia Civil. Europa Press

Vigo bate récords en materia de criminalidad. La delincuencia se desplomó en 2020 y continuó en cifras bajas en 2021 a consecuencia de la pandemia del coronavirus y, más concretamente, por las restricciones de movilidad y la sucesión de controles policiales en las calles que dificultaron sobremanera los planes ilícitos de ladrones y otros delincuentes. Pero la vuelta a la normalidad ha disparado las infracciones penales a los niveles más altos que se recuerdan en la ciudad en años. El incremento fue de un 40%, lo que supera la media gallega –que se situó en casi un 28%– y la nacional –que fue de un 25%–. Son varias las circunstancias que confluyen para dar lugar a este escenario. La principal es el alza de las ciberestafas, pero hay más, ya que, salvo alguna contada excepción, también aumentaron el resto de grupos delictivos. Las agresiones, sobre todo las que se producen en las zonas de ocio durante las madrugadas de los fines de semana, no cesan y prueba de ello es que se registran una media de tres cada semana. Y los robos, sean del tipo que sean, también siguen creciendo, incluidos los asaltos a domicilios.

El Ministerio del Interior acaba de hacer público su último balance de criminalidad y, en el caso de Vigo, arroja que entre enero y junio hubo 6.575 infracciones penales. Es la cifra más alta de los últimos años, que deja una media de 36 delitos diarios. En 2021, un año todavía condicionado por la pandemia, la cifra en ese mismo período fue de 4.696 infracciones, un 40% menos. Y si nos remontamos a 2019, cuando aún no había irrumpido el COVID, la suma fue de 5.118, también notablemente inferior a la que se ha registrado durante este ejercicio. “Está claro que la delincuencia ha crecido, lo vemos las semanas de guardia, con un número muy destacado de detenidos diarios”, cuentan en un juzgado de Instrucción, precisamente los que tienen la función, una vez los casos llegan a esta vía, de investigar los delitos e impulsarlos de cara a juicio.

Tipología de infracciones

¿Qué tipo de infracciones penales aumentan? Pues prácticamente todas. La estadística de Interior no concreta numéricamente el que ahora es sin duda el delito estrella, los fraudes a través de internet, pero en el informe que acompañan a este balance hacen una mención a este fenómeno. “Entre los diferentes tipos penales se produce un importante aumento en las estafas informáticas, un incremento sostenido a lo largo de los últimos años”, se indica. En la comisaría de la Policía Nacional de Vigo las denuncias de afectados por cargos indebidos en sus tarjetas de crédito o por otro tipo de timos que adelgazan también a sus cuentas bancarias forman parte del día a día del trabajo.

Pero la criminalidad no solo campa a sus anchas por internet. Los delitos clásicos, los de toda la vida, también aumentan. Los graves y los más livianos. Como ejemplo de los primeros está el hecho de que en lo que va de 2022 ya hubo dos homicidios, ambos ocurridos en el arranque del año: el del crimen del profesor de Areal a manos de un joven que permanece en prisión provisional y el de la calle Álvaro Cunqueiro, en el que una sexagenaria se suicidó tras matar a su marido.

Uno de los delitos que más aumentan, la friolera de un 172%, son las agresiones. Hubo 87 casos, todo un récord, en el primer semestre de este 2022. Las peleas en zonas de marcha se suceden todos los fines de semana. Sin ir más lejos, en este último período festivo un joven denunció una paliza grupal cuando iba a coger un taxi, otro resultó herido en una agresión en la Farola de Urzáiz y varias patrullas tuvieron que intervenir en una pelea multitudinaria en la praza da Estrela, uno de los lugares donde los chavales se juntan para hacer botellón.

El incremento de los robos es también muy notorio. Los asaltos a domicilios, establecimientos comerciales o cafeterías aumentaron un 30%, al registrarse 238 casos durante estos primeros seis meses de 2022. También crecieron, un 52% hasta situarse en 91 delitos, los robos violentos. Y se disparan casi un 70% –hubo 1.545 casos– los hurtos, de los que son víctimas sobre todo los comercios. Las sustracciones de vehículos también están al alza.

Lo que descendió en el semestre fueron los delitos sexuales, con 51 denuncias frente a las 60 del anterior ejercicio. Y los de tráfico de drogas se mantienen, con 30 casos detectados en esta primera etapa del año. Dado el aumento de criminalidad, que ya se constató en la anterior estadística del ministerio, la relativa al primer trimestre de 2022, los sindicatos policiales ya expusieron la necesidad de ampliar la plantilla de agentes en la comisaría de Vigo así como de crear más grupos de investigación.

Tres arrestos en una semana por quebrantar el alejamiento con respecto a su madre

Una, dos y hasta tres detenciones ha encadenado un vecino de Vigo en una sola semana por quebrantar la orden de protección que le impedía aproximarse a su madre. Y en todas las ocasiones pasó a disposición del juzgado de guardia. Ayer, a media mañana y a raíz de su último arresto, estaba previsto que fuese puesto de nuevo ante la jueza, tras lo cual la magistrada debería decidir sobre su situación procesal teniendo en cuenta la reiteración delictiva de los últimos días.

Y en la noche de este pasado jueves la Policía Local de Vigo detuvo a un joven porriñés de 24 años por tratar de entrar a la vivienda de su expareja, que está embarazada de él. Lo hizo golpeando la puerta y exigiendo a la víctima que lo dejase acceder. El varón fue localizado por los agentes en el edificio y detenido como presunto autor de un delito de violencia de género. 

Compartir el artículo

stats