Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un joven denuncia una agresión grupal en una zona de copas de Vigo tras una disputa por un taxi

Un individuo que quería adelantarse para entrar en el vehículo le agarró del cuello y le mordió, tras lo cual "unas seis personas" le dieron patadas y puñetazos | Fue atendido de sus lesiones en el hospital Álvaro Cunqueiro

Las heridas que sufrió el joven agredido por los mordiscos en su rostro.

Un joven de 20 años, vecino de Vigo, tuvo que ser atendido de urgencia el pasado fin de semana, tras recibir una paliza por parte de un grupo de personas en la zona de marcha de la ciudad conocida como 'El Arenal'. La víctima de este altercado interpuso una denuncia en la Comisaría de la Policía Nacional de López Mora al día siguiente del incidente, en la que relata unos hechos que, al parecer, se producirían por una discusión a la hora de tomar un taxi.

Según declaró en dependencias policiales, el joven se encontraba a esa hora con una amiga en la parada de taxis situada en la intersección de la calle Pontevedra con Inés Pérez de Zeta, después de haber salido de marcha, la noche del sábado al domingo. "Cuando se disponía a coger un taxi, en el momento en el que le tocaba, un chico se le adelantó, tratando de coger él el taxi", así que el joven le indicó que "ellos estaban antes y que ese taxi le tocaba a él", reza la denuncia.

El individuo interpelado le respondió de forma "algo agresiva", y el otro joven reaccionó ofreciéndole compartir la carrera en el vehículo de transporte público. Pero lejos de llegar a un acuerdo, "ese chico le agarró por el cuello, tratando de asfixiarle", y en un primer momento consiguió zafarse de él. Aunque la agresión continuó, y de nuevo "le volvió a coger del cuello y empezaron a forcejear". El enfrentamiento terminó con ambos en el suelo, momento que aprovechó el presunto agresor para "morderle en la mejilla izquierda, al tiempo que lo agarraba mientras el denunciante intentaba zafarse".

Patadas y puñetazos de "unas seis personas"

El agredido señala que una vez en el suelo "empezó a recibir patadas y puñetazos en el rostro y en el cuerpo por parte de varias personas", que según inidicó podrían ser "unas seis", a las que se uniría una chica, que le habría empujado y escupido, tras lo cual volvería a recibir una agresión grupal.

El joven recuerda haberse mareado, despertarse unos minutos después para pedir ayuda, y volver a quedarse inconsciente hasta que se despertó una segunda vez, ya en una ambulancia, que le trasladaría al hospital Álvaro Cunqueiro para ser atendido de sus lesiones.

Dos visitas a urgencias

Además de los mordiscos en el rostro, y según relató su padre a FARO, la víctima presentaba "golpes en la espalda, en la cabeza, en las costillas y en los riñones", órgano que le provocó vómitos, una vez fue dado de alta, y por los que tuvo que regresar al hospital horas después de ser atendido en primera instancia.

"Le rompieron la boca, la camiseta, le arrastraron por la calle y ahora tiene un riñón tocado y un poco inflamada su cabeza", se lamenta su padre. Además de los golpes y las magulladuras, el parte médico señala que sufre "una cefalea y una insuficiencia renal en probable relación con los vómitos", para los que le pautaron medicación y observación domiciliaria. El agredido se recupera en su casa de las lesiones sufridas, pero tendrá que volver al hospital en dos semanas para una consulta de control, y para someterse a nuevas pruebas de seguimiento de su función renal.

"Le rompieron la boca, la camiseta, le arrastraron por la calle y ahora tiene un riñón tocado y un poco inflamada su cabeza"

Padre del joven agredido

decoration

Según pudo saber este periódico, a raíz de la denuncia que presentó el joven, la Policía Nacional ha abierto una investigación para tratar de aclarar los hechos.

“Hay que actuar de forma tajante contra estas agresiones”

El padre del joven herido, que como su hijo prefiere guardar su identidad en el anonimato, mostró su indignación por la agresión sufrida por el chico. “Ojalá localicen a los autores, pero es también importante que la Policía actúe de forma contundente para que este tipo de sucesos no vuelvan a ocurrir; Vigo es una ciudad estupenda para vivir, pero en los últimos tiempos se están produciendo muchas peleas, hay grupos de jóvenes que se envalentonan y buscan trifulca y lo que más quiere un padre para sus hijos es que no sean víctimas de estas agresiones, que estén seguros en la calle”, afirma este hombre, que relata que su hijo está ahora recuperándose en casa de las lesiones sufridas este pasado fin de semana, a consecuencia de las cuales tuvo que acudir en dos ocasiones al Hospital Álvaro Cunqueiro.

Precisamente, las peleas nocturnas en fin de semana se han disparado en este 2022. Según la última estadística de criminalidad publicada por el Ministerio del Interior, la relativa al primer trimestre del año, durante ese período en Vigo se registraron casi medio centenar de delitos graves de lesiones y riñas tumultuarias. Uno de los casos más graves fue la paliza de Hernán Cortés que dejó a dos jóvenes heridos en enero.

Compartir el artículo

stats