Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La falta de vivienda y la inflación disparan los precios hasta niveles de la burbuja del ladrillo

La patronal exige la bajada del IVA y advierte que las cifras seguirán en ascenso | Son más altos en el centro y el eje Alcabre-Navia

Promoción de viviendas que se están construyendo en la curva de San Gregorio. Ricardo Grobas

Si estás buscando vivienda en propiedad, te has metido en una máquina del tiempo. Y es que la escalada de precios ha sido tan pronunciada en los últimos años que la cifra media ya se es similar a la de marzo de 2013, según los datos que refleja un informe elaborado por el portal inmobiliario Idealista, época de la burbuja del ladrillo. El metro cuadrado (m2) en un piso o casa de la ciudad olívica se paga ahora a 2.025 euros –se sitúa en 2.271 euros el metro cuadrado en webs como Fotocasa–. Hace nueve ejercicios, a 2.017 euros. Es el número más alto de todo este periodo, pero no de la historia: en febrero de 2010, tocó su techo: 2.431 euros. Las razones de peso: la falta de oferta debido a la existencia de un Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM) que está desactualizado –está en vigor el de 1993 después de que la Justicia tumbase el de 2008–, la falta de mano de obra en la construcción y materiales, la subida de los salarios, y la inflación, situación que provoca que los costes de la construcción alcancen guarismos nunca vistos, con el aluminio, el acero, el vidrio, la madera, la pintura o el cemento disparados.

El precio de la vivienda no deja de subir. Es un 4% más alto que hace justo un año y un 0,7% que hace un mes. En Vigo, el metro cuadrado no baja de 1.900 euros desde noviembre de 2019, cifra que se queda lejos de los 1.699 euros de febrero de 2016, la más baja, al menos, desde abril de 2008. Para que se entienda mejor: comprar un piso de 100 metros cuadrados cuesta ahora 32.600 euros más que hace seis años y 17.200 más que hace tres. Y el panorama no parece que vaya a mejorar a corto plazo desde el punto de vista de los bolsillos de los posibles compradores, puesto que el nuevo Plan Xeral se prevé aprobar de forma definitiva durante el próximo año y el sector de la construcción no espera que los costes se abaraten en los meses que restan para finalizar el actual ejercicio.

En Galicia, la Federación Galega de Empresas Inmobiliarias (Fegein) y la Asociación de Empresas Inmobiliarias de Vigo (Asemi) advierte de un crecimiento del precio de la vivienda nueva en un 11,2% para el segundo y tercer cuatrimestre del año en la comparativa interanual. “O bajan el IVA de la vivienda y sectores anexos o la economía empresarial y familiar va a sufrir una dificultad extrema. Estas son las iniciales consecuencias de una economía real rota por una inflación descontrolada”, apunta el presidente de ambas entidades, Benito Iglesias, que expone la necesidad de un plan de choque económico que traiga bajo el brazo una “rebaja sustancial” de este impuesto “en general y en todos sus tramos”.

Por barrios, sobresale el centro de la ciudad, donde el precio medio de la vivienda está en 2.185 euros el metro cuadrado, lejos de su máximo histórico: 2.476 euros en febrero de 2010. Le siguen la zona de Alcabre-Navia, con 2.148 euros, y Coruxo-Oia-Saiáns, con 1.865 euros. Cierran la tabla Valladares-Beade, con propiedades a un precio medio de 1.154 euros, y Candeán-Cabral, con 1.383 euros. Subió la cifra con respecto a hace un año en cinco áreas de la urbe: Alcabre-Navia, Candeán-Cabral, centro, Comesaña-Matamá y Coruxo-Oia-Saiáns. Bajó en Valladares-Beade, Teis, Lavadores y Castrelos-Sárdoma.

Según los datos de este portal inmobiliario, Vigo no encabeza el precio medio de la vivienda en Galicia, sino A Coruña, con 2.166 euros el metro cuadrado, un 0,7% más que en abril de 2021. En la tercera posición, se queda Santiago de Compostela, con 1.890 euros, un 1,7% menos que hace un año. En Pontevedra ciudad, es de 1.691 euros, un 2,8% más, cantidad que se reduce a 1.443 euros el metro cuadrado en Ourense, un 0,3% menos. En Lugo, la cifra alcanza los 1.221 euros, un 2,2% menos. En el área de Vigo, destacan Nigrán, donde el precio medio aumentó un 3,4% con respecto a abril de 2021, 1.937 euros; y Baiona, con 1.980 euros –un 1,4% más–. En Redondela, el guarismo cae a 1.356 euros –un 17,7% más–; en Gondomar, a 1.179 euros –un 2,2% menos–.

El presupuesto de ejecución material (PEM), que refleja desde el inicio del proyecto todos los costes que implicará una obra –incluyendo materiales, mano de obra y medios auxiliares–, ya refleja el encarecimiento de la energía y los materiales básicos para el sector, así como la falta de mano de obra cualificada. El PEM de todos los expedientes de dirección de obras tramitados en Vigo y los municipios de su área subió un 84% en el primer trimestre de este año: la cifra pasó de 33 millones de euros de enero a marzo de 2021 –136.597 euros por cada obra– a 61 millones en los tres primeros meses de este ejercicio –218.348 euros por proyecto–.

A pesar de los contratiempos, el sector de la construcción sale adelante. La obra nueva y la rehabilitación de viviendas en Vigo y su área aumentaron un 15,70% –de 240 a 280– en el primer trimestre de 2022 con respecto al mismo periodo del año pasado pese a la falta de materiales y mano de obra, factores que dispararon los presupuestos un 84,90%, según un informe del Colegio Oficial de la Arquitectura Técnica de Pontevedra (Coatpo).

Datos de la provincia

Los datos del Ministerio recién publicados reflejan que el precio medio de la vivienda en la provincia de Pontevedra de enero a marzo fue de 1.331 euros el metro cuadrado, el más alto desde el primer trimestre de 2012, 1.361 euros, cuando retomó su descenso. En 2011, llegó a estar en 1.523 euros.

Compartir el artículo

stats