Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La vivienda nueva alcanza el mayor coste de la década: roza los 1.900 euros por metro

La vivienda, disparada en Vigo

La vivienda, disparada en Vigo

El coste de la vivienda nueva va camino de los 1.900 euros por metro cuadrado (m2) en Vigo, una marca con la que no tonteaba desde 2014, antes de que el Tribunal Supremo tumbase el anterior PXOM y dejase noqueado un urbanismo que, por entonces, empezaba a recuperarse de los efectos de la anterior crisis economía.

El precio de las propiedades con menos de cinco años repuntó más de un 20% en los últimos cuatro años | La vivienda usada, en 1.500 euros/m2, su marca más elevada desde 2012

Las últimas estadísticas oficiales del Gobierno –elaboradas con datos del Colegio de Registradores de la Propiedad– muestran que, durante el primer trimestre, del año se pedían en Vigo 1.879,8 euros por cada m2 residencial con menos de cinco años. Aunque sigue por debajo de los 2.200 que se demandan en A Coruña, el valor marca un alza sensible, tanto si se compara con el del trimestre anterior como con el anotado un año antes. Quien quería comprarse una vivienda nueva en los primeros meses de 2020 debía abonar 1.720 euros por cada metro.

  • El ránking de precios de la vivienda en zonas costeras en Galicia

“El stock de vivienda nueva en Galicia está en mínimos. Lleva drenándose cinco años y se registra demanda sobre todo en dos áreas, la de Vigo y la de A Coruña”, explica Benito Iglesias, presidente de la Federación Galega de Empresas Inmobiliarias (Fegein). Habla como representante del sector y desde su propia experiencia como gestor de un proyecto cooperativo para construir 165 chalés de protección oficial en la ampliación del PAU de Navia. En cuestión de 48 horas, desde que anunció la iniciativa, más de doscientas interesados se inscribieron en la lista de la cooperativa.

“Quien quiere comprar prefiere vivienda nueva”, explica Iglesias, convencido de que la inyección de 1.600 viviendas previstas en la ampliación del PAU actuará como “plan de choque” para la parca oferta residencial de Vigo. La otra clave para cambiar el escenario –señala– es la aprobación definitiva del PXOM, lo que permitirá cubrir un vacío urbanístico que ya se palió en gran medida en 2019, aunque de forma transitoria, con la Ordenación Provisional.

  • Las dos caras de la vivienda en Vigo: hasta 380.000 euros de diferencia según el barrio

    Plaza de Compostela, Montero Ríos, Marqués de Valladares y Colón se afianzan como las zonas más caras

El peculiar escenario inmobiliario de Vigo, donde la salida de la crisis del ladrillo se empalmó con la caída del PXOM de 2008, afecta también a la vivienda usada, de mayor antigüedad. Aunque mucho más barata, sus precios registran también –según los datos del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana– una tendencia al alza. Si a finales de 2020 se pedía en el mercado local 1.501 euros por cada metro cuadrado de vivienda con más de un lustro, durante el primer trimestre de 2021 el indicador se había elevado ya hasta rozar los 1.554.

Al igual que ha ocurrido con el escuálido mercado local de vivienda nueva –o quizás como consecuencia de esa misma escasez–, a lo largo de los últimos años se ha “drenado” la bolsa de las construcciones usadas en venta, en especial desde mediados de 2014. Parte de las que quedan son, de hecho, aquellas opciones que por precio, ubicación o estado de conservación no han encontrado comprador. Consecuencia del aumento del precio de la vivienda de segunda mano –también en sus mayores niveles en años–, el precio medio del m2 en Vigo se sitúa en 1.557 euros, por encima de otras ciudades similares en población, como Gijón, Valladolid o Córdoba.

Las estadísticas oficiales reflejan en cualquier caso que en el total de operaciones de compraventa, las protagonizadas por viviendas nuevas se llevan una porción muy pequeña del pastel inmobiliario. De las 605 registradas a lo largo del primer trimestre de 2021, casi el 93%, 561, implicaron viviendas ya usadas. Solo 44 fueron obras nueva.

Cordelerías, el entorno de Vialia y Barrio do Cura, la gran inyección de apartamentos

Durante los buenos tiempos del ladrillo, cuando se construía con ritmo y el skyline de Vigo amanecía erizado de grúas, el stock de vivienda nueva engordó en la provincia hasta superar con holgura las 10.000 viviendas. Según los datos oficiales del Gobierno, al cierre de 2011 el stock provincial sumaba 12.387, un valor que fue aligerándose a lo largo de los años siguientes hasta quedar reducido en 2019 a menos de 7.300.

  • Vialia triunfa en el mercado inmobiliario: decenas de pisos usan su proximidad como gancho comercial

    El sector percibe un alza de interés en la zona por el centro y Ciudad de la Justicia | “Se nota en los precios y en la demanda”, anota

En 2020 el dato repuntó ligeramente a 7.453, pero los precios y el propio sector señalan que la bolsa de apartamentos y chalés a estrenar en Vigo sigue siendo parca. Su escasez se verá en parte compensada a lo largo de los próximos años con promociones inmobiliarias de calado.

La principal, la ampliación del PAU de Navia, que sumará 1.600 viviendas. También notable es la inyección residencial de Barrio do Cura (400), Cordelerías Mar (155) o las promociones repartidas en el entorno de Vialia y Rosalía.

Compartir el artículo

stats