Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gran Vigo

Portugal invertirá 500 millones para llevar el AVE Lisboa-Vigo por Sá Carneiro

El aeropuerto será la estación principal en la llegada de la Alta Velocidad a Oporto | Construirá un nuevo puente sobre el Duero y aprovecharán la línea hacia Leixões

Vista de los puentes de São João y María Pía, cruzando el río Duero en Oporto y Gaia Víctor P. Currás

La apuesta de Portugal en materia de infraestructuras prepara su siguiente impulso en uno de sus proyectos clave. La línea de Alta Velocidad que conectará el Eje Atlántico desde Lisboa a Vigo vislumbra su integración en el área metropolitana de Oporto con una gran novedad: el encaje de su aeropuerto.

Infraestructuras de Portugal invertirá unos 500 millones de euros para que los trenes rápidos procedentes de Lisboa entren en la ciudad, en una propuesta que combina nuevas actuaciones, aprovechamiento y mejora de las actuales y optimización del trazado.

Pese a que se trata del tramo final de la primera línea de este tipo entre las dos mayores ciudades del país vecino, sirve también para intuir la salida norte hacia Braga.

Simón Espinosa

Y es que el Francisco Sá Carneiro funcionará como la gran terminal de Alta Velocidad de la región, siendo la primera parada para los viajeros gallegos y final de trayecto –con talleres y rotaciones de material– para los procedentes del sur.

Se trata del primer movimiento después de que hace trece meses y dentro de su Plan Nacional de Investimentos 2030, el gobierno luso cifrara en unos 900 millones de euros la inversión necesaria para la primera frase de la línea entre Valença y Braga. Esta nueva vía doble de ancho internacional es el pilar clave para la ruta transfronteriza que la Unión Europea catalogó como prioritaria antes de 2040.

Impacto en Peinador

La parada en Sá Carneiro podría suponer un duro golpe a los tres aeropuertos gallegos, aunque especialmente al de Peinador. La conexión en 50 minutos con la estación intermodal de Urzáiz podría desviar aún más pasajeros por la terminal lusa. En diciembre, la Xunta la incluía por primera vez en los pliegos para radiografiar y definir su política turística.

La conexión de alta velocidad entre tren y avión no es una idea nueva en el Eje Atlántico, ya que Santiago solicitó la construcción de un by-pass hacia Lavacolla sin éxito en la década pasada.

Nuevo puente sobre el Duero

Según el informe técnico elaborado durante el mes de diciembre sería necesaria la construcción de un nuevo puente sobre el río Duero que acompañaría a los emblemáticos Luis I, Arrábida o São João.

Este último, que soporta el tráfico ferroviario entre ambas riberas desde 1991, no contaría con las condiciones adecuadas para incorporar una vía en ancho internacional necesaria para este tipo de líneas.

De esta forma, sería necesaria la construcción de un nuevo puente a una cota inferior desde Gaia que permitiera la entrada en la estación de Campanha a nivel subterráneo, convirtiendo a la terminal que acoge al Tren Celta en un apeadero pasante y centralizando los talleres y operaciones propias de final de línea junto al aeropuerto.

Para llegar a él se baraja la construcción de un túnel que atraviese la ciudad. Sin embargo, su elevado coste aplaza esta operación a la finalización completa de la línea. Mientras tanto, los Alfa Pendular lusos aprovecharán el ramal del puerto de Leixões.

Esta vía duplicará su capacidad actual y enlazará desde la freguesía de Guifões hacia el aeródromo en un trayecto inferior a los dos kilómetros.

El trayecto a Braga, una incógnita

Éste es el primer documento técnico que avanza en los planes de conexión entre Vigo y Oporto en menos de una hora. Sin embargo, antes deberá perfilarse el recorrido entre el aeropuerto y Braga, para el cual aún no existe ningún estudio.

Desde esta ciudad hasta la frontera ya hay un trabajo previo con las declaraciones de impacto medioambiental caducadas de 2009, así como varias mejoras en marcha.

Al norte del Miño los trámites parecen más sencillos para lograr el horizonte del 2040. En octubre se conocerán los resultados del Estudio Informativo para la Salida Sur de Vigo que permitirá convertir Urzáiz en una estación pasante.

Tras ese túnel entre Vigo y Porriño solamente quedaría la construcción de 8 kilómetros hasta Guillarei y elaborar, en colaboración con el gobierno luso, el nuevo puente internacional entre Tui y Valença que medirá 4,5 kilómetros.

Compartir el artículo

stats